X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

nueva oficina sobre digitalización

El Colegio de Arquitectos de Castellón "retará" a Alexa y Google Home 

30/01/2019 - 

VALÈNCIA. "Nuestros clientes ya no quieren ver un plano, sino una imagen o un vídeo en 3D. Pero, es que en poco tiempo, les ofreceremos unas gafas de realidad virtual para que vean cómo será el edificio que les estamos diseñando y puedan moverse por dentro", señala el presidente del Colegio Territorial de Arquitectos de Castellón (CTAC), Ángel Pitarch. Cuesta desprenderse de un lápiz, y más si eres arquitecto. El vínculo de unión entre estos y un plano es casi tan estrecho como el de un maestro con la arcilla que utilizan para escribir en las pizarras. Sin embargo, del mismo modo que los profesores ya han empezado a utilizar herramientas interactivas y proyectores en sus aulas, también los arquitectos anhelan pasar a una era plenamente digital. En esa línea, el Colegio de Arquitectos de Castellón instalará en su sede una nueva oficina sobre digitalización para difundir y dar promoción al conocimiento arquitectónico mediante la última tecnología. 

El diseño del nuevo espacio interactivo, todavía en desarrollo, será posible gracias a una ayuda que el Colegio de Castellón recibió el año pasado a través de la convocatoria Oficinas de Transformación Digital que el Ministerio de Industria lanzó a nivel estatal, dentro de una iniciativa dotada con cinco millones de euros vía FEDER y con la que seleccionó otras 26 oficinas. Así mismo, para su puesta en marcha en Castellón, ha dotado de 100.000 euros al Colegio de Arquitectos, quienes dispondrán de un año- desde abril del 2019 hasta abril del 2020- para llevarlo a cabo. "Queremos demostrar que los usuarios tiene muchas posibilidades dentro de sus hogares, más allá de Alexia o Google Home. La capacidad de estos dispositivos se puede trasladar a todo un edificio", manifiesta Pitarch. 

Foto: ANTONIO PRADAS

En este sentido, los colegiados son conscientes de que la digitalización es todavía uno de los "principales retos" que le acontece a la arquitectura, tanto en su forma de pensar y procesar, como en su manera de relacionase con la gente. "Las herramientas digitales nos ofrecen muchas posibilidades y vamos lanzados sin freno, porque si frenas te quedas atrás y no eres competente", afirma Pitarch, quien añade que el cambio -además de aplicarse a los propios trabajadores- necesita trasladarse a unos edificios cada vez más modernos. "La tecnología te permite muchas comodidades que todavía no estamos empelando; por ejemplo, se puede automatizar un edificio para que él solo abra y cierre ventanas y sube o baje persianas en función de si entra el sol y le sobra luz, o no. De alguna manera, esto permitiría mejorar la eficiencia energética, pero también se puede aumentar la calidad de vida de las personas. Hace mucho tiempo que se lanzaron unos proyectos que permiten sensorizar las residencias de ancianos para ver si estos se han levantado de la cama o si se han caído. Con ello podemos ver que la digitalización aplicada a los edificios brinda mil posibilidades", destaca el presidente del CTAC. 

No obstante, los arquitectos insisten en que no todos los edificios deben pasar obligatoriamente por este cambio. "Debemos pasar a una era plenamente digital pero sin perder la analogía que llevamos dentro. Es decir, no todas las viviendas necesitan el mismo nivel de digitalización. Será el propio usuario el que determine hasta que niveles podemos llegar", indica la secretaria Susana Babiloni. La realidad es que, además, el elevado coste que supone transformar todos los edificios, impide que este proceso llegue de forma súbita a todos los hogares. "La tecnología más novedosa es carísima, de hecho, estar a la última siempre tiene un coste muy elevado. Pero, estar a la no última, sino un poco desfasado, tiene un coste asumible, tanto para la transformación de los despachos de arquitectos como en los edificios, y los resultados son igualmente buenos", opina Pitarch, quien alude a que "simplemente hace falta combatir un problema cultural y animarse a no querer una casa tradicional, sino una que tenga instalaciones y una domótica que permita hacer más cosas". 

Así pues, este y otros cambios son los que el Colegio de Arquitectos de Castellón tratará en su oficina sobre digitalización, la cual contará con exhibiciones sobre digitalización, así como con actividades didácticas para todo el público. El programa, que todavía está en estudio, se conocerá en unos meses. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email