GRUPO PLAZA

El PSOE deja en el limbo la gratuidad de la AP-7 a partir del 2020

31/10/2018 - 

CASTELLÓN. Las reiteradas declaraciones del ministro de Fomento, José Luis Ábalos, de que no se va a prorrogar la concesión de la Autopista del Mediterráneo a Abertis, que acaba el 31 de diciembre del próximo año, no acaban de concretarse en que la carretera será gratuita a partir de ese momento. A su indefinición sobre si habrá algún tipo de peaje en la sombra en el 2020, algo que tampoco quiso desvelar nunca su predecesor, Íñigo de la Serna, se suma ahora la abstención que el grupo socialista ha protagonizado en el Congreso de los Diputados en la votación de la moción de Compromís que pide que circular por la autopista sea gratuito cuando finalice la concesión.

A pesar de que el pleno del Congreso aprobó a última hora de este martes instar al Gobierno a que la AP-7 pase “a ser una carretera de gestión puramente pública y con cargo a la Administración del Estado" el 1 de enero del 2020, dado que es, a priori, el Partido Socialista el que en ese momento ha de tomar la decisión y ayer no dejó clara su postura, no queda claro si finalmente no se aplicará “ningún tipo de canon, euro-viñeta, peaje blando, peaje en la sombra o compensación económica a las personas usuarias de la AP-7”, como la moción de Compromís pide que no se implante.

De hecho, algo sí dejó claro el PSOE en el Congreso. El diputado valenciano Herick Campos afirmó que su partido defiende la creación de “una subcomisión” que debata sobre el modelo de autopistas que debe existir en el futuro en todo el territorio estatal. Unas palabras que no están en sintonía con la consellera de Obras Públicas, María José Salvador, quien ha afirmado que su "única hoja de ruta es que la AP-7 sea gratuita".

Antes de hablar en la Cámara Baja, el PSOE había tratado de incluir una enmienda que Compromís rechazó para modificar la moción. También lo había hecho Podemos, enfrascado en sus negociaciones con el PSOE por los Presupuestos Generales del Estado, pero su grupo en la Comunitat provocó la retirada de la iniciativa. La valenciana Rosana Pastor defendió como Campos la creación de una subcomisión para debatir una “solución a medio plazo que equilibre la red de vías del Estado”, gratuita en buena parte del mismo y de pago en el resto. Eso sí, señaló que, en pro de la “sostenibilidad”, el mantenimiento de las carreteras “requiere de grandes debates de consenso”. Finalmente el grupo votó si a la liberalización.

Apoyo del ala conservadora

Ciudadanos y el PP también votaron a favor. Por los populares tomó la palabra el diputado castellonense Miguel Barrachina, quien señaló que, aunque su partido “no es partidario del gratis total” sí cree que debe serlo la Autopista del Mediterráneo porque está “amortizada” y los vecinos de su recorrido “han tenido que pechar con su peaje durante cuatro décadas”. Aunque Barrachina dijo que el PP "dice exactamente lo mismo hoy en la oposición, que ayer, en el Gobierno", lo cierto es que la palabra liberalización no se escuchó nunca en las conversaciones con De la Serna. 

Todos respondieron a la también castellonense Marta Sorlí. La diputada de Compromís reiteró en varias ocasiones la solicitud del grupo de una AP-7 “gratuita, pública y útil para los pueblos por los que pasa”. Y para ello los nacionalistas solicitan nuevas conexiones que la unan a las localidades cercanas y que reduzcan la circulación en las carreteras ordinarias, como la N-340, “donde nos jugamos la vida cada día por ir a casa”, dijo.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme