Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

la empresa de la vall d'uixó, de capital francés, pasa a manos de la firma norteamericana

El fondo Cranemere compra Acquabella y pasa a ser líder mundial en fabricación de platos de ducha

3/02/2020 - 

CASTELLÓ. La industria cerámica y baño castellonense asiste a su enésimo movimiento societario al conocerse la compra por parte del fondo norteamericano Cranemere de la empresa Acquabella, firma radicada en la Vall d'Uixó, de capital francés y que actualmente se encuentra en una etapa de expansión. Este proceso de crecimiento de la compañía valdeuxense le había llevado a duplicar su plantilla en los tres últimos años y, en apenas 24 meses, afrontará una ampliación de sus instalaciones que supondrá duplicar su producción actual.

Con esta operación, Cranemere, que dispone de otra planta dedicada a la fabricación de baños en la ciudad polaca de Poznam, logra posicionarse ya como el mayor fabricante mundial de platos de ducha, además de apostar fuertemente por el mercado norteamericano, donde prevé desarrollar un ambicioso plan de expansión en la comercialización de estos productos relacionados con el hogar, según apuntan fuentes de la empresa.

El acuerdo de compra-venta, firmado este pasado jueves en Madrid, culmina tras unas conversaciones que se iniciaron hace unos cinco meses, cuando el norteamericano Cranemere se interesó por la compañía castellonense, en manos de un fondo galo y que tenía en el país vecino el principal destino de su producción. Así, Francia acaparaba el 80% de las ventas totales de la planta situada en la Vall d'Uixó. El resto de clientes se repartían entre Reino Unido, España o Italia. Como resultado de la operación cerrada esta semana, Cranemere pretende apostar por este sector al otro lado del Atlántico.

Cranemere es el actual propietario de Marmite, una planta situada en Poznam y que está dedicada a la fabricación de bañeras (foto). Al contrario de lo que sucede con la castellonense Acquabella, que tiene marca propia, la firma polaca distribuye sus productos bajo el sello de marca blanca con destino a grandes distribuidores europeos como es el caso de Leroy Merlin o Ikea, según detallan las mismas fuentes. El objetivo de la nueva propiedad es que ambas plantas europeas, que no comparten clientes, se complementen en este nuevo escenario que hará que el fondo norteamericano actualice sus sedes en Europa y las concentre en Londres, Poznam y la Vall d'Uixó.

La operación no interferirá en los actuales consejos de administración ni en las actuales estructuras internas de las diferentes compañías. Así, Acquabella seguirá con unos planes de expansión que le llevarán a duplicar, en apenas dos años, su actual planta y que le permitirá desarrollar una fabricación totalmente automatizada. Por otro lado, el fondo norteamericano mantendrá a todos los actuales gestores de Acquabella, con Juan José Benavent (foto) al frente como presidente de Construplas, marca ligada a la compañía.

Con una plantilla de 216 empleados, Acquabella vuelve, en cierta manera y de la mano de Marmite, a unos orígenes que le relacionaban con la fabricación de bañeras, un sector que abandonó con el estallido de la pasada crisis y que provocó un cambio de estrategia que venía aparejado volcar su capacidad productiva hacia los platos de ducha. Este salto fue clave para la expansión y el fortalecimiento de la marca castellonense.

Cranemere Group Limited es una firma estadounidense de capital privado en el sector del corporate finance (finanzas corporativas), que está centrada en las compras del middle market (mercado medio) sobre todo de Estados Unidos y de Europa Occidental. Su vocación es la de dar valor a largo plazo a la compañía donde entra.

Fundada en 2012, presidida por Vincent Mai y dirigida por Jeffrey Zients, cuenta con un equipo con una experiencia conjunta de más de 100 años en el sector corporativo. Cranemere tiene oficinas en Londres –la central-, Nueva York, Washington y Fráncfort; mientras que su accionariado está compuesto por familias e instituciones americanas, europeas, latinoamericanas y del medio oriente.

En mayo de 2016, Cranemere se hizo con la polaca Marmite, fabricante de lavabos, platos de duchas y bañeras de mármol, que pertenecía a Innova Capital. Y dos años más tarde firmaba un acuerdo para adquirir una participación mayoritaria de NorthStar Anesthesia, uno de los principales proveedores de anestesia de Estados Unidos, que estaba en
manos de TPG Growth.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email