GRUPO PLAZA

el ritmo de ventas se ha mantenido pese a no reflejarse en la estadística

El mercado inmobiliario oculto: casas vendidas hace un año a extranjeros que no pueden venir

14/04/2021 - 

ALICANTE. Las restricciones por la crisis sanitaria del coronavirus redujeron en 2020 el número de operaciones y la facturación del sector inmobiliario un 18%, según la estadística oficial del Ministerio de Agenda Urbana (anteriormente Fomento). Sin embargo, los datos de ventas de los propios promotores evidencian un volumen de negocio similar al del ejercicio prepandemia, y las sensaciones del sector son positivas. ¿Cómo se conjugan estas dos realidades? Muy sencillo: la restricción a la movilidad impide (o dificulta, según el momento del año) escriturar la vivienda en una notaría, pero no que entre el promotor y el cliente se firme un contrato privado de compraventa.

Así lo explicó este martes el promotor alicantino Antonio Fernández, vicepresidente del Instituto de Estudios Económicos de Alicante (Ineca) y que hasta hace pocos meses era el presidente de la asociación alicantina de promotores inmobiliarios, Provia. A preguntas de este diario sobre el impacto de la crisis en la caída de ventas de vivienda a extranjeros (en los últimos años, casi la mitad de los compradores de la provincia), Fernández defendió que el ritmo de ventas se ha mantenido pese a la pandemia (con el lógico parón fruto de la incertidumbre de las primeras semanas del estado de alarma), y que "las sensaciones del sector son positivas".

"El sentimiento del mercado es positivo, porque tenemos casas vendidas hace un año, y lo que sucede es que no podemos ir a notaría, porque el cliente alemán y holandés que la ha adquirido no puede llegar a España", explicó Fernández. "Luego están las estadísticas, que lógicamente se han visto muy mermadas porque ni pueden escriturar los clientes extranjeros, ni en muchos casos tampoco los nacionales de otras comunidades, pero la venta se ha hecho". En este sentido, cabe recordar que la estadística del Ministerio toma sus datos de los Registros de la Propiedad, lo que explica esa disonancia entre las ventas reales y las que se han elevado a documento público.

Así, el promotor considera que las restricciones a la movilidad están actuando como una suerte de tapón que mantiene a la espera de oficializar las compraventas cerradas en documentos privados, y que en cuanto desaparezcan se producirá una avalancha de formalización de operaciones. "En verano, cuando se relajaron bastante las restricciones, ya pasó algo similar: de repente alcanzábamos picos de compraventas similares a los de los años del boom. ¿Era porque estábamos vendiendo tanto como entonces? No, lo que sucedió fue que de golpe se firmaron las ventas cerradas durante los cuatro meses anteriores". Es decir, "habrá que ver qué sucede con la estadística cuando la movilidad vuelva a ser normal, porque las ventas están hechas".

En lo que se refiere a los datos oficiales, que son los que emanan de las notarías y registros y que recoge el Ministerio, el informe de Ineca relativo al cuarto trimestre de 2020 confirma la situación avanzada por Alicante Plaza el pasado mes de marzo: el ejercicio finalizó con 32.826 operaciones, 9.592 menos que en el 2019, un recorte del 22,6%. En cuanto a las ventas a extranjeros, sumaron 9.864 operaciones en 2020, casi 5.000 menos (un retroceso del 33%), pese a lo cual la Costa Blanca se mantiene como líder indiscutible en este apartado, con una de cada tres viviendas transmitidas a foráneos en España muy por encima de Málaga, que ocupa la segunda posición.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email