GRUPO PLAZA

Facsa suma 15 millones a su facturación y supera los 103 gracias a su expansión por España

8/09/2020 - 

CASTELLÓ. La compañía castellonense Facsa, dedicada principalmente a la gestión y depuración de aguas, dio en 2019 un salto relevante en su actividad, al sumar prácticamente 15 millones de euros a su facturación y superar los 103. La firma, que centra gran parte de su actividad en la provincia de Castellón y en la Comunitat Valenciana, basó su crecimiento en "la búsqueda de nuevas líneas de negocio dentro del ciclo integral del agua" y "la consolidación geográfica a otras comunidades autónomas, como Castilla-La Mancha, Aragón, Navarra, Murcia, Asturias, Andalucía, Castilla y León y Baleares", según recoge el informe de gestión que acompaña a sus cuentas. 

No en vano, el año pasado la firma hídrica del Grupo Gimeno continuó sumando concesiones en lugares como Baleares y Andalucía, que se incorporaron a las que ya iba captando en ejercicios anteriores, lo que le ha permitido elevar su cifra de negocio. 

Asimismo, las cuentas individuales de esta firma nacida en Castelló en 1888 también recogen que el beneficio neto del año pasado alcanzó los 10,6 millones de euros, ligeramente superiores a los del ejercicio anterior. De este montante, la compañía destinó 2,7 millones a dividendos, mientras el resto lo aplicó a reservas.

Prevé crecer pese al coronavirus

En cuanto a la incertidumbre que rodea la actividad económica mundial, los directivos de Sociedad de Fomento Agrícola Castellonense SA piden en el informe de gestión que acompaña a las cuentas recientemente depositadas "una reacción enérgica y coordinada de las políticas económicas para amortiguar los efectos negativos sobre hogares y empresas y devolver a la economía cuanto antes a una senda de crecimiento sostenido y de creación de empleo". 

Y ello a pesar de que los administradores de la firma destacan que, debido al carácter de las actividades a las que se dedica principalmente (el agua potable y el saneamiento) "serán de las menos afectadas en la hipótesis de un parón de la actividad económica nacional". Y es que son actividades "irrenunciables por parte del consumidor final" y su precio ya está "tasado de forma oficial". Gracias a ello en la empresa prevén cerrar 2020 con "un crecimiento del negocio".


Los estados financieros adjuntos muestran un patrimonio neto sólido que supera siete veces y media el capital suscrito por los socios. Nuestro objetivo para el siguiente ejercicio la apertura a nuevos mercados y nuevas actividades dentro del Ciclo Integral del Agua.


La sociedad viene observando desde 2015 una notable mejoría en la predisposición por parte de las entidades financieras en el acceso a las diferentes líneas de acceso al crédito lo que unido a la evolución de la sociedad supondrá una palanca de lanzamiento con unas inmejorables expectativas futuras. FACSA se ha posicionado pues, en una situación privilegiada respecto a posibles riesgos de crédito y liquidez, dado que la mayor parte de sus actividades principales se encuentran vinculadas con contratos de concesión administrativa a largo plazo de tracto sucesivo, y con una duración media de los mismos entre 25 y 50 años.


El personal técnico de FACSA, compuesto por más de 150 titulados medios y superiores,componen un equipo multidisciplinar altamente cualificado, verdadero motor de la innovación en la empresa.

contando, al cierre del ejercicio 2019, con 856 empleados en nómina, 61 más que en el ejercicio anterior. 

La dirección de la FACSA ha decidido no repartir dividendos por los beneficios obtenidos en el 2019, por lo que se sigue con la estrategia diseñada en ejercicios anteriores -tras el comienzo de la crisis económica- de aportar la mayor autofinanciación posible para el desempeño de nuestras actividades, sin incrementar nuestro endeudamiento en valores absolutos de forma significativa por prudencia ante la recuperación de los mercados. Ha destinado 2,7 millones a divididendos 

Desde el punto de vista del capital humano y procesos, para el año 2020, nuestra principal línea de acción consiste en obtener una mejora de procesos y una reducción de costes estructurales a nivel de sociedad que permitan adaptarnos aún mejor al escenario actual y obtener mayores rentabilidades en la gestión económica.


En el presente ejercicio FACSA vende a IPROMA sus participaciones en la misma, y a cambio,recibe 30 participaciones de Gimeno Servicios compartidos, S.L. y 240.000 participaciones deCastellonense de reparaciones, S.L.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email