X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

entrevista al consultor y especialista en economía digital

Fernando Ballestero: "Una buena evaluación del gasto público ayudaría a asignar mejor los recursos en Ciencia e Innovación"

23/11/2019 - 

ALICANTE. Fernando Ballestero Díaz lo ha sido todo en el sector público y privado. Ha sido director general en los gobiernos de Felipe González, asesor del ministro Pedro Solbes, y ha formado parte del consejo de administración de Orange. En la actualidad es consultor y miembro de la Junta directiva de la World Compliance Association, pero durante tres años ocupó diversos cargos en el CERN (Organización Europea para la Investigación Nuclear) y fue miembro de su Consejo y Miembro del Comité de Auditoría. Este viernes ha recalado en Alicante, en el coworking de Torre Juana, donde ha impartido una conferencia sobre El CERN y otras experiencias como economista: lecciones aprendidas. Durante su exposición, ha puesto en valor el papel que desempeñan instituciones como el CERN y su laboratorio de física de partículas más grande del mundo. Y la importancia que tiene éste, así como otros organismos en los que se realiza investigación y las consecuencias que tienen los avances tecnológicos, bien sea a través de software o de nuevas máquinas. A partir de ahí, Ballestero extrae unas conclusiones, como que la administración pública suele ser un lastre para el desarrollo y que hay que evaluar los impactos de las gestión, especialmente en España, donde no se practica esa evaluación de las políticas públicas. "Cuando la realidad es importante, lo peor es no querer verlo con detalle", defiende. En su opinión, hace falta más cultura de la eficiencia. Tras su charla, ha atendido a Plaza.

-¿Por qué no hay consenso en las políticas de Ciencia?

-De España, lamentablemente, falta consenso en grandes temas de Estado, y Ciencia es uno de ellos. No sé porque no hay consenso. Sería muy sencillo ponerse de acuerdo con unos objetivos claros, y ponerse a trabajar sobre ello. Y probablemente, uno de esos objetivos podría ser asumir y llevar a cabo la necesidad de una evaluación de cómo se destina el dinero de Ciencia y los resultados que da, sabiendo que la ciencia no da resultados inmediatos. Es un disparate recortar una subvención porque no da resultados inmediatos. Pero bueno, sería muy importante para la sociedad y para las generaciones jóvenes establecer unos criterios y objetivos en Ciencia.

-¿Debería haber un porcentaje mínimo de inversión como lo hay para ONG que trabajan para a la Ayuda al Desarrollo del Tercer Mundo?

-Podría haber un porcentaje... es difícil porque el presupuesto siempre hay ajustes. No obstante, habría que hacer una evaluación de gasto y recortar de allí donde no hay eficiencia. 

-¿Por qué en la épocas de vacas flacas, la ciencia y la innovación son las más perjudicadas?

-Porqué quizás no sea difícil recortar ahí. Contribuir en un centro de investigación siempre se puede aplazar. Pero insisto en la evaluación: si se hace una buena evaluación de la eficacia y la efectividad del gasto, ayudaría a poder asignar mejor los recursos. 

-¿Ha aprovechado España la crisis para cambiar o corregir su modelo productivo?

-La sociedad tiene su propio dinamismo; las empresas tienen su propio dinamismo, y la realidad es la que es. Estamos viviendo un proceso de digitalización en España, como en el resto de los países de nuestros entorno y toda la sociedad se ha ido adaptando, sin duda. Así como hay ámbitos en los que sí hay definida una política, como en el ámbito del avance digital, en la ciencia, o de la industria de la ciencia, hay menos porque las competencias administrativas dependen de distintos departamentos. Es decir, no hay una visión única.

-Pero si es verdad que hay regiones de España que sí tienen más sensibilidad por el tema de la ciencia...

-Porque se han aplicado modelos mucho más centrados, bien pensados y han desarrollado políticas de Ciencia con más sentido. Eso es un hecho.

-¿Cómo ve a España en los avances de digitalización? ¿tenemos una posición puntera o vamos en un vagón de la cola?

-España tiene una situación muy buena, y un potencial tremendo. En muchos ámbitos, hay empresas españolas que tienen una tecnología que no tiene nada que envidiar al resto. Y hay instituciones españolas que tienen una tecnología puntera, como el sistema informático de la Agencia Tributaria, que ha sido modelo de referencia en la UE durante muchos años. Muchas veces hay unidades dentro de la propia administración tiran para adelante y son punteras en ellos... pasa con los trasplantes. Insisto, hay ámbitos en los que en España se hacen muy bien las cosas, y nos miran con cierto respeto, pero hay otros en los que nos quedamos atrás.

-¿Conoce el proyecto de Alicante Distrito Digital? ¿Qué opinión le merece?

-Desde Alicante se está dando un impulso importante a la digitalización, al avance digital, a la innovación. Es un ejemplo que se sigue desde otros sitios también: cuando una persona funciona bien, desde otros lados lo miran e intentan replicarle. Y eso es bueno.

-¿Qué fortalezas o debilidades le ves a Alicante como destino tecnológico?

-Cada modelo tiene sus fortalezas y debilidades. Las debilidades son más derivadas del entorno general del país porque el mercado, al fin y al cabo, es global y todas las empresas se mueven por todo el mundo. Las fortalezas vienen de los equipos que impulsan, de la cohesión, de actitud proactiva de las administraciones autonómicas y locales... El modelo de Alicante me parece muy positivo, como igual me lo parece lo que hace Málaga o lo que se hace en el País Vasco en materia industrial. 

-Por último, una pregunta a Fernando Ballestero en su condición de economista. ¿Cómo ve el enfriamiento de la economía? ¿Hasta cuándo durará?

-Depende de muchas variables. Lo que hace que el panorama se haya puesto más sombrío tiene que ver con la guerra comercial que se respira en el mundo, que yo creo que es malísimo. Cualquier que repase un manual de Historia, sabe que los periodos de proteccionismo han abocado a crisis; y en cambio, los periodos de apertura de librecambio, ha mejorado a todo el mundo. Otra cosa muy diferente son los mecanismos de desigualdad dentro de un país.  Eso hay que tenerlo siempre presente y tomar medidas. Pero en principio, siempre mejor librecambio que proteccionismo. Pero todo dependerá del papel que juegue EEUU, de la situación del Reino Unido y el Brexit, que ha sumido a Europa en una situación de estancamiento; y si a eso le unimos los climas de inestabilidad política están detrás de todo... pero no hay que olvidar que las estimaciones de la OCDE dice que aunque España baje un poco en crecimientos, seguimos por encima de otros.

-¿Ve a España más preparada?

-España tiene un potencial muy grande, y no somos capaces de valorarlo muchas veces.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email