X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Fomento estudia, a un mes de la liberalización, cómo mantener la AP-7 hasta el nuevo contrato

1/12/2019 - 

CASTELLÓ. El Ministerio de Fomento todavía no tiene claro cómo va a realizar las tareas de mantenimiento de la autopista AP-7 a partir de Año Nuevo y hasta que adjudique el nuevo contrato de conservación que ha sacado a licitación para la provincia de Castellón. Fuentes del organismo que dirige José Luis Ábalos han confirmado a Castellón Plaza que, a día de hoy, "el Ministerio está estudiando la forma de acometer la conservación y explotación de los sectores una vez finalice la concesión [de la carretera] y mientras no empiece el nuevo adjudicatario".

Es más, en Fomento no pueden determinar durante cuánto tiempo se va a prolongar esta situación de interinidad para la que aún no tienen una decisión adoptada. Y es que, tras licitar el contrato para mantener en buen estado la AP-7 en la provincia de Castellón a principios de noviembre, en el gabinete ministerial no pueden "dar una fecha" alrededor de la cual adjudicarán el concurso y una compañía de obras públicas se hará cargo de los trabajos.

Así, una vez que el 1 de enero venza la concesión de la carretera a Abertis, se abrirá una situación momentánea en que Fomento "garantizará su mantenimiento desde la asunción directa de la autopista". No en vano, la adjudicación del contrato definitivo no se producirá hasta bien entrado 2020. Y es que el próximo 16 de diciembre acaba el plazo para que las empresas presenten sus ofertas; más de un mes y medio después, el 6 de febrero, está previsto que se abra el último sobre de plicas, el de las propuestas económicas; y posteriormente se deberá realizar el informe de análisis, adjudicar el contrato y formalizarlo.

271 kilómetros y 12,8 millones al año

A los 124 kilómetros por sentido que tiene de recorrido la AP-7 entre el sur de Tarragona y el norte de Valencia hay que sumar los ramales de acceso, con lo que el tramo a mantener suma 271 kilómetros. Para conservar esta calzada, además de ejecutar otras tareas asociadas, como la adecuación de los diferentes edificios que existen en los peajes, el contrato ha salido a concurso por un montante de 12,8 millones en cada uno de los dos años en que estará vigente. 

Las tareas no incluyen el desmantelamiento de los peajes, algo que se producirá "con el final de la concesión", según señala el pliego de prescripciones técnicas particulares. Asimismo, tampoco recogen las áreas de servicio, de cuya conservación se encargarán las empresas que las gestionen en virtud de otro contrato. 

El personal subrogado, en el aire

Para llevar a cabo todas las tareas de mantenimiento, el contrato en licitación incluye hasta tres listados con el personal que ahora mismo trabaja para Abertis y que la compañía adjudicataria tendrá que subcontratar. El listado enumerado en los pliegos es extenso, como también las necesidades humanas que recogen.

En este sentido, desde Fomento no pueden detallar cuánto del personal que actualmente trabaja en el mantenimiento de la AP-7 se deberá subrogar la empresa concesionaria. "Como en muchos otros contratos de servicios, la Dirección General de Carreteras establece unos requisitos mínimos de personal y experiencia", señalan desde el Ministerio. "En cualquier caso, el Ministerio no subroga personal, sino la empresa que resulte adjudicataria, atendiendo a la legislación laboral existente y a las exigencias propias del contrato" será la que lleve a cabo la subrogación, concluyen a este respecto.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email