X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

JORGE GAVALDÁ Y PEP LLOPIS SON FINALISTAS DE LOS PREMIOS MAX POR 'DIVINES PARAULES'

Jorge Gavaldá: “Si alguna vez nos hemos merecido este premio Max, es ahora”

16/05/2019 - 

ALICANTE. El Teatro Calderón de Valladolid es el escenario escogido en 2019 para la XXII edición de los Premios Max de Teatro, el próximo lunes, 20 de mayo, gala que el ilicitano Jorge Gavaldá y el valenciano Pep Llopis vivirán en la sala de butacas, esperando escuchar sus nombres desde el escenario, como ganadores de la categoría “Mejor composición musical para espectáculo escénico”, por su trabajo para la producción valenciana Divines paraules, en cerrada competición con Sílvia Pérez Cruz, por Grito pelao, y Hanna Borja, por La teta de Janet.

Divines Paraules es un espectáculo creado para el Ballet de la Generalitat Valenciana por los hermanos Rosángeles y Edison Valls, núcleo creativo de la compañía Ananda Dansa, una producción del Institut Valencià de Cultura, con la colaboración del Gran Teatre Antonio Ferrandis de Paterna, espacio de residencia de la compañía Ananda Dansa, y música original compuesta por Pep Llopis y Jorge Gavaldá, grabada e interpretada por la Jove Orquestra de la Generalitat Valenciana, las Voces del Orfeó Valencià y del Orfeó Valencià Infantil.

Antes del fin de semana en capilla, hemos charlado con uno de los dos responsables musicales. Desde Elche, Jorge Gavaldá:

-Tanto Pep como tú parecéis dos músicos a descubrir… o a reivindicar más bien, tal vez por el hecho de trabajar desde la “periferia”, en tu caso, desde Elche, desde la periferia de la periferia.
-Y fíjate que Pep es reconocidísimo fuera, si hasta su música ha sonado en la torre Eiffel, en un desfile de Armani o Channel, ahora no recuerdo bien. ¡La nau dels argonautes se acaba de editar en vinilo en Estados Unidos!

Para mí, colaborar con Pep Llopis ha sido un honor muy grande,... ¡es mi otro hermano!. Yo tengo un hermano aquí en Elche, Nazario, y mi otro hermano está en València, que es Pep. Un gozo total haber trabajado con él. Tenemos experiencia de haber trabajado juntos antes, como en el Ensemble Impromptu, colaborar en el Aula d’Altres Músiques, cuando había presupuesto y él la dirigía, e incluso colaborando en bandas sonoras y discos, como Alma, que fue Premio Nacional de Danza. Mi guitarra ha participado en muchas de sus piezas, pero es la primera vez que colaboramos a nivel compositivo, en un proyecto firmado por los dos.

-¿Y cómo surgió esta vez?
-El propio Pep dice que esta nos la debíamos. Me llamó y me dijo que habían decidido, los responsables del espectáculo Divines paraules, que estuviéramos los dos allí, porque yo ya había trabajado con Ananda Dansa, y con Edison, el director de la obra, en el Lisístrata que hicimos con Xarxa Teatre, y también porque querían que la música fuera valenciana, y la música valenciana por antonomasia es el Misteri, de la cual hemos elaborado nuestra visión propia, que hemos combinado con interpretaciones de la música de Joan Baptista Cabanilles. Una de las cosas que valoraron mucho, además de mi reconocimiento como ilicitano, son mis anteriores versiones del Misteri, cuatro ya.

-Cuando se juntan la danza y la música contemporáneas, el resultado siempre es especial, es una de las relaciones más estrechas entre las artes… y estamos hablando de Divinas palabras, de Valle-Inclán, transformado en Divines paraules, un espectáculo de danza.
-Es verdad, ha sido un proyecto muy interesante… y chocante, también, la simbiosis entre esas dos disciplinas. Ver como se proyectan la idea de Valle-Inclán, de esta manera tan contemporánea, partiendo de la abstracción de Valle, Edison Valls, que es muy genio, ha creado un espacio escénico y una idea del espectáculo, que en algún momento le tuvieron que parar lo pies y todo, porque su idea original era reproducir el texto tal cual, con el sexo a tope, con desnudos integrales… ahora llevan taparrabos, pero la idea original era aún más radical.

-¿Contentos con  el resultado musical?
-Sí, sí, la combinación del Misteri y Cabanilles da como resultado un desarrollo en el que se van alternando elementos más orquestales -como el que se puede escuchar en el teaser de los premios MAX- y la guitarra procesada, con sonoridades muy diferentes, pero que se complementan.

-¿Se editará la grabación en algún formato comercial?
-Esperemos que sí, hay algunas iniciativas al respecto, y esperamos que el efecto de los MAX sea positivo, obtengamos algo o no. Hay que tener en cuenta que estamos Pep y yo, pero también Perico Sambeat, con quien hemos hecho una rumba estilo el Amado mío de Gilda que ha quedado espectacular, o los coros del Orfeó Valencià y del Orfeó Valencià Infantil, hay mucha variedad, y un público potencial inmenso.

-¿Y respecto de los MAX, cómo vais de expectativas?
-Pues la competición va a ser muy dura, va a ser complicado, porque tanto el trabajo de Sílvia Pérez Cruz, como el de Hanna Borja, son espectaculares… pero todo el mundo nos dice que si Pep o yo, o la música para teatro valenciana, alguna vez se ha merecido un MAX, es ahora.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email