GRUPO PLAZA

radiografía del sector acuícola en la provincia

La acuicultura apuesta por Alicante tras los temporales de 2020 por su posición privilegiada

30/05/2021 - 

ALICANTE. El sector de la acuicultura es uno de los más importantes de cuantos forman el sector primario de la Comunitat. Con 15.000 toneladas de producción anual (según cifras de 2019), la costa valenciana aporta la mitad de la dorada que se cultiva en toda España (6.700 toneladas), el 20% de la lubina (4.750 toneladas) y la mayoría de la corvina (3.600 toneladas). Y también es uno de los que más sufre los temporales que periódicamente, y especialmente en los dos últimos años, han azotado el litoral mediterráneo: la Dana de 2019 y el temporal 'Gloria' de 2020.

Precisamente, el tramo de franja costera que más a salvo se encuentra de estos fenómenos meteorológicos es el que va del sur del cabo de San Antonio, en Xàbia, hasta el cabo de Palos en Cartagena. El abrigo natural que confiere a esta franja su forma de media luna con orientación sureste y la 'barrera' que supone el archipiélago balear provoca que los temporales lleguen al litoral alicantino con mucha menos fuerza de lo que sucede habitualmente más al norte. Y el sector, liderado por el 'gigante' hispanogriego Avramar, ha tomado nota tras los siniestros de 2019 y 2020.

El grupo respaldado por fondos de inversión de Estados Unidos y Abu Dabi, con fuerte implantación en Castellón (donde sufrió los rigores de los temporales) ha centrado ahora su estrategia inversora a medio plazo en Alicante. Acaba de obtener la DIA para aumentar la capacidad de su piscifactoría de Calp a 3.000 toneladas anuales, y ultima la apertura, en unas semanas, de su nueva planta frente a El Campello, con hasta 5.000 toneladas anuales. Cuando estén las dos a pleno rendimiento, Avramar triplicará su capacidad productiva en la Costa Blanca con más de 11.000 toneladas anuales de corvina rex, lubina y dorada.

En 2020, Avramar facturó en España (lo que es tanto como decir en la Comunitat Valenciana, ya que sus instalaciones se encuentran en las costas de Castellón y Aicante) 95,2 millones de euros, un 30% más que el año anterior (en 2019 la cifra de negocio consolidada del grupo en nuestro país alcanzó los 72,2 millones de euros). Ello a pesar del impacto de los temporales, que son los que han llevado al grupo a buscar crecer en la Costa Blanca. "En efecto, el temporal Gloria apenas afectó a la zona de Alicante", indican fuentes de la compañía, "a diferencia de Castellón, donde el grupo tiene también diversas granjas que sí se vieron muy dañadas".

Instalaciones prácticamente intactas tras Gloria

La apuesta de Avramar por la costa alicantina para crecer complementa la presencia de otros dos grupos de larga tradición en nuestras costas, que componen desde hace años junto al gigante hispanogriego el sector acuícola en la provincia: la murciana Culmarex, nacida en Águilas en los años ochenta y ahora propiedad de la salmonera canadiense Cooke Aquaculture, que (además de estar fuertemente implantada en su Región y en Andalucía) tiene dos granjas en la costa alicantina y una más en Puerto de Sagunto; y la alicantina Culmar, con sede en Guardamar del Segura, donde explota una piscifactoría recién ampliada.

Granja marina de Avramar, en una imagen de archivo. Foto: AP

En el caso de Culmar, participada por dos socios locales (uno de ellos el Grupo Marjal) y que es la única empresa del sector de capital alicantino, su facturación en 2019 alcanzó los 9,5 millones de euros, consolidando una tendencia ascendente de los últimos años, y a falta de conocer las cuentas de 2020, sus responsables indican que el ejercicio cumplió las previsiones, al no sufrir apenas daños y mantener el plan de siembras y comercialización previsto. "Las pérdidas de biomasa y daños materiales fueron inferiores a los sufridos al norte del Cabo de San Antonio por la protección que brinda la costa alicantina", indican.

La instalación de 42 jaulas vivero que conforman la granja marina de Culmar (ampliada en 2018 tras cerrar un acuerdo de distribución en Portugal que le ha permitido doblar su capacidad productiva) se mantuvo prácticamente intacta tras el Gloria, con daños materiales muy menores, de forma que se pudo completar al 100% el plan de siembras previsto: 6 millones de nuevos alevines entre los meses de abril y agosto del 2020 que aseguran el siguiente ciclo productivo, cuya comercialización está prevista a partir del próximo julio. En cuanto a la pandemia, Culmar mantuvo el abastecimiento sin interrupción, distribuyendo sus doradas y lubinas de forma muy mayoritaria a través de supermercados.

Un sector de 19.000 toneladas y 50 millones anuales

Culmarex, por su parte, mantiene las dos granjas que posee en la costa de Alicante, incorporadas al grupo canadiense (entonces controlado por capital noruego) a base de adquisiciones entre 2002 y 2003. Se trata de Gramabasa, en Santa Pola (aunque tiene sus instalaciones terrestres en Guardamar), y Basademar, en Altea. La primera tiene una capacidad de 3.500 toneladas y facturó unos 14 millones de euros en 2020, mientras que la segunda tiene capacidad para producir 1.250 toneladas al año y facturó otros 4 millones de euros el último año. En total, 4.750 toneladas de capacidad y casi 20 millones de euros de negocio anual. 

El sector acuícola, así, llega en Alicante al periodo postpandemia con una capacidad productiva potencial de 19.000 toneladas anuales y una facturación (en primera venta) de unos 50 millones de euros en 2020, unas cifras a las que hay que sumar la construcción de la primera piscifactoría en tierra de Alicante, impulsada en el puerto por el grupo local Aquaculture y que prevé producir 500 toneladas más de lechola para exportación.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme