Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

la firma de la familia lubián factura un 7,5% menos en 2018 y sigue en pérdidas

La dificultad para entrar en China y la caída de la natalidad penalizan a Suavinex

11/10/2019 - 

ALICANTE. Pequeño traspiés para la firma alicantina Suavinex, líder española en el sector de la puericultura ligera. La caída de la natalidad en España, donde sigue siendo líder absoluta en cuota de mercado, y las dificultades para entrar en su gran apuesta extranjera, China, se conjugaron en 2018 para provocar una caída de la facturación del grupo, que ahondó en las pérdidas que ya había registrado un año antes. Así, según las cuentas consolidadas de Planesia Investments (la nueva denominación del Grupo Suavinex), el holding que preside Rafael Lubián facturó un 7,5% menos que un año antes, 46,8 millones de euros (por 50,6 millones en 2017), y perdió 2,9 millones (700.000 euros de pérdidas un año antes).

Pese a todo, el comportamiento de Suavinex durante el pasado ejercicio fue positivo en la mayoría de sus mercados, por lo que el administrador de la empresa atribuye el retroceso en ventas y las pérdidas a dos factores fundamentales: por un lado, la caída de la natalidad en los últimos años en España, que ha reducido su target. Por otro, las dificultades para empezar a distribuir a gran escala en China, donde el objetivo es vender unos 30 millones de euros anuales en el horizonte 2023. 

Si bien Suavinex está presente en el gigante asiático desde 2016 con un showroom, en 2018 tenía que haber empezar a funcionar un acuerdo con un distribuidor local, que tardó en firmarse más de lo esperado, lo que dilató el inicio de las operaciones e impactó negativamente en la cuenta de resultados. A ello se suma que el grupo se había dimensionado en base a las ventas presupuestadas en el país asiático, que no se produjeron, lo que explica el mal resultado de explotación. 

Con todo, la memoria apunta algunas medidas que habría adoptado la empresa de la familia Lubián en los primeros compases del ejercicio 2019 para corregir la marcha negativa del grupo en los últimos ejercicios. De un lado, reestructurar y optimizar tanto sus costes como sus procedimientos productivos y administrativos, lo que ha reducido las cargas estructurales de la sociedad en un 9% sobre la cifra de negocio. De otro, centrar los proyectos de inversión y desarrollo en mejorar la eficiencia productiva y potenciar el incremento de la facturación mediante la explotación de nuevas líneas de productos y la conquista de nuevos territorios. 

Tras la puesta en marcha de estas medidas, al cierre del primer trimestre del año el grupo había incrementado su cifra de negocio en un 6% respecto al mismo periodo de 2018, según la memoria, lo que indica que prácticamente había recuperado la brecha del ejercicio anterior.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email