GRUPO PLAZA

el ayuntamiento admite dificultades para lograr su concesión

Los astilleros Vatasa de Santa Pola pueden tener los días contados: Costas puede cansarse de esperar

4/11/2020 - 

SANTA POLA. La viabilidad de los astilleros Vatasa de Santa Pola y su posterior conversión del edificio en un centro de ocio, educativo y deportivo va camino de convertirse en un vía crucis administrativo sin que haya concreción alguna. El ayuntamiento santapolero, gobernado por el PP, admite que tiene dificultades para encajar su proyecto en la actual Ley de Costas y, por lo tanto, ve difícil poder lograr la concesión administrativa para la conversión de la antigua industria en un centro de ocio y deportivo. La oposición, formada por PSPV y Compromís, defiende que los plazos han caducado y Costas ya puede retomar el derribo de los astilleros. Pero el PP recuerda que hay vigente una suspensión de licencias y, por lo tanto, nadie puede tocar nada de momento.

En el año 2015 la concesión administrativa de los antiguos astilleros de Vatasa finalizó sin que el concesionario se opusiera ala resolución. A partir de ese momento, la Dirección General de Costas licita la contratación de dos proyectos para el derribo de la nave y la posterior renaturalización de la zona.

En el año 2019 el pleno del Ayuntamiento acordó, mediante una declaración institucional, pedir la paralización de estos contratos. Tras esta petición, el inisterio los paralizó e instó al Ayuntamiento de Santa Pola a que solicitara pedir la concesión administrativa sobre la zona.

PSOE y Compromís han denunciado este martes que el ayuntamiento solo ha enviado al Ministerio una declaración de intenciones sin ninguna concreción. "El equipo de gobierno del Partido Popular no ha remitido ninguna documentación técnica ni jurídica que defina los usos de la actividad que se realizaría en la zona, es decir, en ningún momento el Ayuntamiento ha definido un plan real para Vatasa", lamentan las formaciones.

Los grupos municipales aseguran que el Ministerio de Transición Ecológica ha facilitado hasta cuatro plazos para que el Ayuntamiento presentara toda la documentación que faltaba, sin que por parte del consistorio se haya enviado ninguna respuesta al respecto. "Han tenido 11 meses para presentar un plan detallado de futuro para la zona y no han hecho nada. Esta dejadez ha provocado que el Ministerio haya tenido que tomar la decisión de derribar una nave que estaba en peligro de colapso, que ya ha sufrido un incendio, y que almacena residuos contaminantes procedentes de las pinturas pesadas utilizadas en las reparaciones de barcos", recuerdan los portavoces de los dos grupos.

Desde las formaciones afirman que el Ministerio tiene la mano tendida para cooperar con el Ayuntamiento y encontrar una solución quesea buena para los intereses de Santa Pola. Los portavoces de los grupos municipales del PSOE y Compromís, Lorenzo Andreu y Anna Antón, reiteran su predisposición a colaborar y trabajar conjuntamente con el equipo de gobierno del Partido Popular para conseguir que esta oportunidad para Santa Pola no se acabe perdiendo.

El equipo de gobierno, a través de su portavoz, José Pedro Martínez, admite que el Gobierno local tiene dificultades para lograr su objetivo, que es convertir los antiguos astilleros en un centro de ocio, educativo y deportivo, con concesiones. Y ante la dificultad, ha optado por decretar la suspensión de licencias en la zona, que incluye la antigua cantera, para buscar una solución y, al mismo tiempo, impedir que Costas pueda ejecutar ese derribo, si es que llega al caso.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email