GRUPO PLAZA

10 años del único festival de danza de castellón

Los caminos que ha despejado 'Vila-real en dansa' en una década

3/06/2021 - 

CASTELLÓ. No es fácil abrirse camino con una disciplina minoritaria, pero 'Vila-real en dansa' lo ha hecho, ha logrado alcanzar su décima edición con no pocos obstáculos. Por una parte, la situación de incertidumbre generada por la pandemia sigue pasando factura a la celebración de cualquier acto cultural y en su caso, al festival de Vila-real se le suma la singularidad de ser el único festival de danza profesional de la provincia. Algo que, según asegura su directora, imposibilita que la cita crezca en público. No cree Pepa Cases que tres días al año sean suficientes para generar un público consolidado. "Lo pensé mucho tiempo. Creí que era mi responsabilidad hacer que existiera un público en Castellón por ser pionera en crear el único festival de la provincia y llevar una escuela de danza, pero es de todas las concejalías de Cultura hacer que la gente vaya a ver danza. Hoy por hoy solo se programa en el Paranimf y el Teatre Principal de Castelló", ha recordado la profesional.

Aun así, aunque este 'reto' no está cumplido, 'Vila-real en dansa' ha ayudado a despejar muchos otros caminos durante los diez años que lleva en pie. No solo ha servido como trampolín para jóvenes compañías que estaban empezando, sino que ha llegado a servir como inspiración para crear citas parecidas en otros puntos de España como el 'Ribera en danza'. Un compromiso con el sector que diez años después no deja de actualizarse. 

El festival afronta su primera década con una programación descentralizada que llevará, por primera vez, la programación hasta diferentes barrios de Vila-real, generando así una edición que se vivirá al completo en la calle. Esto, tal y como indica la bailarina, puede ayudar a que un "público diverso pueda disfrutar o familiarizarse más con la danza". Serán el jardín de Jaume I y las plazas de la Vila, Mayorazga, Mayor, Sant Ferran, Panderola y Llaurador, las nuevas sedes del festival que también vuelve como un revulsivo para las artes de calle. "Falta mucho para que los creadores y creadoras conciban la calle. Todavía sufren mucho pensando en si el espacio será adecuado para sus espectáculos y esto significa que la dramaturgia de calle no está asentada. No está porque tampoco se nos forma para ello. A los artistas se los prepara para un teatro cerrado. El arte de calle está abandonado y la danza va reviviendo a basa de prueba y error", manifiesta Cases. 

Foto: La Mary Posa Fotografia 

La organización ha diseñado a partir de estos cimientos una programación que, del 4 al 6 de junio, mostrará las últimas creaciones de compañías nacionales y valencianas. En especial, de aquellas que están empezando. "Seguimos con el objetivo de no traer a compañías extremadamente conocidas, sino a compañías que necesitan ir a un festival. Además de por un tema presupuestario, realmente quiero atraer a la gente por la disciplina en sí y no por el nombre de quien viene", ha explicado la directora de la cita.

Programación

'Vila-real en dansa' ha tenido que dejar atrás los encuentros que organizaba en paralelo entre las compañías de danza invitadas y tampoco ha podido llevar adelante su deseo de volver a programar a todas las compañías que formaron parte de su primera edición. No obstante, se han depositado todos los esfuerzos para que no falte actividad. Así, el viernes, desde Cataluña, actuarán Júlia Godino i Alez Moya, quienes ofrecerán un doble pase de su espectáculo Picnic on the Moon; también lo hará el artista Efe punto Martínez con una pieza, La temperatura- el temperamento, que utiliza el cuerpo como "infinito paisaje". También este mismo día por la noche, actuará la cia. NODE con Emakumeak, un proyecto que busca visibilizar a las mujeres salvadoreñas que han sido encarceladas por ‘delito de aborto’. 

En cuanto al sábado, será el turno de la compañía de Aragón La Mov, con su oda a la Pereza; Eyes Dance Projecte, que con Hiit proponen un espectáculo frenético con el que exploran los límites de la velocidad del cuerpo; y la cia. Nishelma, que se dará a conocer con la obra Formadxs. Además de esto, por la mañana se ha organizado un debate entre profesionales del sector desde distintas perspectivas. Para la edición de este año, los invitados serán los festivales DZM de Extremadura y LABO GO i LABO XL, del País Vasco, así como Ediciones Mahali, una editorial de artes escénicas especializada en danza, que inició precisamente su camino hace 10 años en Vila-real. 

Con todo, la jornada del viernes y del sábado cerrarán con una jam session, en la que las compañías, el alumnado de la Escola de Dansa de Vila-real y el público en general podrán disfrutar y participar en primera persona de la danza. 

Así pues, el domingo arrancará con una masterclass entre los y las alumnas con mayor nivel de la Escola de Dansa de Vila-real, quienes podrán formarse junto a la bailarina Paloma Hurtado para, unas horas después, formar parte del espectáculo que la coreógrafa representará en la Plaça del Llaurador. Se trata de la pieza de clausura del festival, Dakini, de la compañía Piel de Arena, una obra que años atrás fue representada en el Auditorio de Vila-real y que ahora recalará en la calle con una dimensión mucho mayor. Por otra parte, entre medias, Adrián Novella y Salva Rocher, de la cia. Marroch estrenarán la distópica Perseverance, una obra en la que un robot se comunicará a través del movimiento con los extraterrestres que habitan Marte. Una performance de mucho más calado que pretende hacernos observar desde fuera todo lo que no funciona bien en el planeta Tierra.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email