X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

El nuevo Mercedes-Benz GLS: Un SUV grande y lujoso

3/05/2019 - 

VALÈNCIA. El nuevo Mercedes-Benz GLS es el SUV más grande y más lujoso de Mercedes-Benz. Se trata de un vehículo superlativo en todos los aspectos, que ofrece altas dosis de espacio, confort y lujo. Su soberbia presencia resulta de unas dimensiones imponentes, que han experimentado un incremento en la nueva versión (longitud: +77 mm, anchura: +22 mm). El aumento de la batalla en 60 mm redunda en una mayor habitabilidad, que se hace notar especialmente en la segunda fila de asientos. Las tres filas de asientos con ajuste eléctrico integral brindan mucho espacio y confort a todos los ocupantes. Los asientos de la tercera fila pueden escamotearse en el piso del espacio de carga con ayuda de un accionamiento eléctrico. Esto permite ampliar el volumen del maletero hasta un total de 2.400 litros. La segunda fila puede abatirse para configurar una superficie de carga plana. Por primera vez se ofrece una variante de seis plazas con dos asientos individuales de confort en la segunda fila. En el GLS 580 4MATIC (consumo de combustible en el ciclo mixto: 10,0-9,8 l/100 km; emisiones de CO2 en el ciclo mixto: 229-224 g/km)[1] celebra su estreno mundial un motor V8 electrificado con una red eléctrica adicional de 48 voltios, tecnología EQ Boost y alternador arrancador integrado.

El nuevo GLS es la Clase S entre los SUV y brinda un nivel enorme de bienestar a todos sus ocupantes, especialmente en las plazas traseras. A continuación se mencionan los principales equipos de confort:

·       Entretenimiento para las plazas traseras MBUX con dos pantallas táctiles de 11,6 pulgadas de diagonal para disfrutar de música y películas y navegar por Internet

·       Paquete de confort para las plazas traseras Plus incluyendo una tableta independiente para manejar todas las funciones de confort y entretenimiento de MBUX desde los asientos traseros

·       Ajuste eléctrico de serie en todos los asientos, así como función EASY-ENTRY para facilitar el acceso a la tercera fila

·       Posibilidad de abatir cómodamente todos los asientos traseros pulsando un botón

·       Banco trasero con tres plazas o dos asientos individuales de confort con apoyabrazos en la segunda fila

·       Dos plazas de asiento con plena funcionalidad en la tercera fila (para personas con una estatura de hasta 1,94 m)

·       Calefacción de asiento y puertos de carga USB también para la tercera fila

·       Climatización automática de cinco zonas.

«El nuevo GLS transporta al segmento de los SUV de gama alta el concepto de la Clase S. Este vehículo encarna como ningún otro la sublimación del lujo, el dominio y la inteligencia», afirma Ola Källenius, miembro de la Junta Directiva de Daimler AG responsable de investigación en el Grupo y de desarrollo en Mercedes-Benz Cars.

Mercedes-Benz cuenta actualmente con una amplia presencia en el segmento de los SUV, como acreditan sus siete modelos: GLA, GLC, GLC Coupé, GLE, GLE Coupé, GLS y la Clase G. Los SUV constituyen un pilar decisivo en la cartera de productos de Mercedes-Benz y aportan una contribución esencial al crecimiento de la marca. Hasta ahora, más de seis millones de clientes en todo el mundo han adquirido un SUV con la estrella en el frontal.

Diseño exterior de presencia poderosa

Lujo moderno en carretera y fuera del asfalto. Así puede expresarse el mensaje que transmite el diseño del nuevo GLS. Su estética se basa en una presencia imponente, resultante de sus generosas dimensiones, con 5.207 mm de longitud y 1.956 mm de anchura. La batalla larga —que ha experimentado un incremento en 60 mm con respecto al modelo anterior, hasta alcanzar los 3.135 mm— estiliza la silueta del vehículo y le confiere unas proporciones armoniosas, realzadas por la ejecución purista y elegante de los laterales. La estrategia de diseño se basa en el concepto de claridad sensual, que prescinde de aristas y acanaladuras para conformar superficies amplias, modeladas con elementos convexos.

Perfeccionamiento aerodinámico preciso de cada uno de los detalles

El nuevo GLS presenta un coeficiente de resistencia aerodinámica cx a partir de 0,32. Esto supone una sensible mejora en comparación con el modelo antecesor (cx a partir de 0,35) y una cota excelente en el segmento de los SUV grandes de lujo. La labor de desarrollo se centró en dos aspectos prioritarios. Por un lado, reducir la resistencia aerodinámica para mantener bajo el consumo de combustible. Por el otro, atenuar el ruido aerodinámico.

A este fin se optimizaron el acabado de los bajos del vehículo y el flujo de aire a través del compartimento del motor. La forma típica de un SUV, con frontal erguido y elevada altura libre sobre el suelo, hace que esas zonas sean especialmente propensas a originar ruido aerodinámico en la gama de baja frecuencia. Los ingenieros han optimizado innumerables detalles con ayuda de cálculos iterativos, simulaciones CAE (ingeniería asistida por ordenador) y mediciones en el túnel de viento de Sindelfingen.

Diseño interior lujoso y elegante, robusto y avanzado a la vez

El tema básico del diseño interior del nuevo GLS es una estética lujosa y elegante, como revela a primera vista el tapizado en cuero de serie. Su concepto combina el confort de una berlina de lujo Mercedes-Benz con los detalles robustos y avanzados de un SUV. El elemento estilístico principal del tablero de instrumentos es la unidad de visualizadores de generosas dimensiones, engarzada por una base portante de líneas pronunciadas. El voluminoso cuerpo situado por debajo se prolonga sin solución de continuidad en los revestimientos de las puertas, al igual que el elemento de adorno integrado.

Un habitáculo de gran espaciosidad, también en las dos filas de asientos traseras

En comparación con su antecesor, el nuevo GLS se distingue por una batalla considerablemente más larga (3.135 mm, 60 mm más que hasta ahora). Esto conlleva un aumento de la habitabilidad, especialmente en la segunda fila de asientos, ajustable ahora también en dirección longitudinal. En la posición más atrasada, los ocupantes disponen de 87 mm adicionales para las piernas y condiciones mejoradas de acceso.

Todos los asientos están dotados de ajuste eléctrico de serie, así como de función EASY-ENTRY para poder entrar y salir con mayor comodidad de los dos asientos individuales de la tercera fila. Si se activa esta función, se desplaza ampliamente hacia delante el asiento de la segunda fila y se abate a continuación.

V8 gasolina con alternador arrancador integrado y EQ Boost

El alto nivel técnico del nuevo Mercedes-Benz GLS se revela asimismo en la gama de propulsores disponibles. Los potentes motores de seis y ocho cilindros aseguran un confort de propulsión adecuado y un empuje acorde con el carácter de este lujoso vehículo.

Poco después del lanzamiento del modelo celebrará su debut a escala internacional el GLS 580 4MATIC (consumo de combustible en el ciclo mixto: 10,0-9,8 l/100 km; emisiones de CO2 en el ciclo mixto: 229-224 g/km)[2], dotado de un nuevo motor V8 electrificado con red de a bordo adicional de 48 voltios y alternador arrancador integrado. Este grupo despliega 360 kW (489 CV) y 700 Nm de par, a los que se pueden sumarse brevemente otros 250 Nm de par y 16 kW/22 CV de potencia mediante la función EQ Boost. El alternador arrancador integrado (ISG) asume algunas funciones de los sistemas híbridos de propulsión como, por ejemplo, EQ Boost o recuperación, y permite alcanzar cotas de consumo de combustible que, hasta la fecha, estaban reservadas a los modelos con tecnología híbrida de alto voltaje.

Gracias a la incorporación del ISG es posible prescindir del accionamiento por correa de los grupos auxiliares en el lado frontal del motor, lo que reduce a su vez su longitud constructiva. La construcción compacta crea el espacio necesario para una instalación cercana al motor de los componentes de postratamiento de gases de escape. La red de a bordo de 48 voltios se utiliza para alimentar los componentes de elevado consumo, como la bomba de agua y el compresor de aire acondicionado, así como para el alternador arrancador integrado, que contribuye a recargar la batería con la energía obtenida mediante recuperación.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email