GRUPO PLAZA

contestación al ayuntamiento

Medio Ambiente hace único responsable a Benidorm para cesar la actividad del bar de la isla

24/11/2017 - 

BENIDORM. El controvertido restaurante de la isla de Benidorm sigue dando de qué hablar. Un año después de que el Ayuntamiento constatara que el establecimiento estaba abierto en la isla sin tener ninguna licencia de actividad, éste sigue abierto y sin consecuencias. Como publicara Alicante Plaza, la edil de Urbanismo, Lourdes Caselles, informó sobre tales hechos con el fin de que se le sancionara e incluso clausurara el bar. Pero nada de eso se llegó a hacer, según afirma el Consistorio, porque desde la Generalitat les dijeron que no tenían competencias sobre la isla.

No obstante, el secretario autonómico de Medio Ambiente, Julià Álvaro, aseguró que el argumento del ayuntamiento era falso y que no tenía constancia de que desde su departamento se le hubiera informado en esos términos al ayuntamiento de Benidorm. Es más, señaló que en marzo de este año la edil de Urbanismo emitió un informe a su conselleria explicando que instaría a la concejalía de Comercio a que incoara una sanción al restaurante.

Preguntado por esto a la edil de Comercio, Ana Pellicer, volvió a repetir que no pudo ejecutarlo por el motivo dado: la Generalitat le dijo que no tenía competencia en la isla.

Un argumento que no compra el secretario autonómico, que asegura que los únicos que pueden cesar la actividad de la empresa es el Ayuntamiento ya que son los que tienen que darles la licencia. Además, indicó que ellos están pendientes de cerrar el expediente por contaminación en el entorno de la isla, un impacto negativo sobre el medio ambiente que dice tener ya constatado

En referencia a este asunto, comentó que lo máximo que pueden hacer es eliminar todo tipo de elemento que tiene el establecimiento y que a su vez contamine el medio natural, pero nunca en su caso cerrar el restaurante. Esto es, tuberías que dan al mar, o aseos y cocina que podrían estar vertiendo al mar agua contaminante.

Como se ha comentado en varias ocasiones, uno de los tantos problemas que tiene la administración pública en todos los niveles es que el bar es preexistente a las obligaciones actuales. Así, Álvaro recordó que ellos no pueden hacer nada porque se construyó antes de que se declarara parque natural. "De solicitar la obra ahora, no se concedería", dijo.

El bar se instaló en la isla de Benidorm desde la época franquista, con unos empresarios que a día de hoy siguen explotando este negocio. Pero no sólo eso, sino que tienen el monopolio de los viajes a este paraje, considerado desde 2005 como Parque Natural de Serra Gelada por parte de la Generalitat, y por tanto, con especial protección. Una distinción que hace que a día de hoy fuera inviable que se pudiera ubicar un restaurante en la isla.

Por lo tanto, este problema es histórico en la ciudad, pero lo ha reflotado la asociación Costa Blanca Marine, que incluso ha llevado a Fiscalía el caso y cuyo proceso judicial sigue abierto.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme