Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

entrevista al presidente de la patronal cerámica española

Nomdedeu (Ascer): "En un sector como el azulejo es difícil sobrevivir sin concentración empresarial"

3/02/2020 - 

CASTELLÓ. Vicente Nomdedeu, reelegido el pasado mes de diciembre al frente de la Asociación Española de Fabricantes de Azulejos y Pavimentos Cerámicos (Ascer), afronta una nueva edición de la feria Cevisama en la que considera que la innovación volverá a ser, aún más si cabe, una de las llaves del éxito de un sector que ha vuelto a hacer los deberes, con un continuado crecimiento de facturación y que es uno de los sectores que más aporta a la balanza de comercial. El máximo dirigente de la patronal cerámica vuelve a reclamar un plan estatal para la industria, en general, que permita conocer el escenario y afrontar los grandes retos de un sector que vive un continuo vaivén de noticias sobre la concentración de sociedades, un fenómeno que lo explica al señalar que "representa una oportunidad más para la supervivencia" de las pequeñas y medianas empresas.

-¿Cómo llega el sector de la cerámica a esta feria Cevisama?
Llega con unos resultados positivos y, pese a la situación internacional, orgullosos de ellos, porque cuando empezamos el año apenas pensábamos que acabaríamos en crecimiento y vamos a acabar el 2019 con incrementos en ventas cercanos al 3,5%, que no está mal para un sector industrial como éste. En cuanto al 2020, se presenta con muchas incógnitas. El primer hito que nos puede ayudar a visualizar qué puede ocurrir a lo largo de este año es la feria Cevisama que es una de las herramientas más importantes de márketing de ventas que tenemos en el sector.

¿Qué va a pasar?. Lo sabremos después de la feria. Porque venimos con una tendencia buena, pero aunque este crecimiento no es tan grande como veníamos haciendo anteriormente. Y habrá que ver que, si esa tendencia a la baja sigue este año, es posible que el incremento de ventas no sea mayor de ese 3,5, sino menor. De todas formas, para contrastar dónde estaremos este año, habrá que esperar unas semanas después de Cevisama, cuando las empresas analicen los datos logrados en la feria.

(Foto: CARLOS PASCUAL)

-¿Y qué esperan de la feria?
Este año vamos a intensificar mucho la atracción de nuevos canales, el contract, la arquitectura, los diseñadores… se traerán bastantes arquitectos, algunos números uno en su faceta. Cada vez intensificaremos eso que se llama los nuevos usos de la cerámica. Cada uno de los usos requiere distintos canales y esos canales lo determinan, en buena medida, los prescriptores, como el distribuidor, los arquitectos, etcétera. Vamos a intensificar otra parte de la prescripción como son los profesionales de la colocación, que tienen un doble valor en la cadena: porque por un lado son prescriptores, pero por otro lado son claves para que el producto sea producto. Es decir, hay que pensar que la cerámica no es producto hasta que no está colocado.

Otro punto importante que vamos a poner nuestro enfoque es el tema de la innovación, que va siempre unido al sector. De hecho el sector está salvando casi todas las amenazas debido a que continuamente está innovando y aplicando nuevas formas de hacer como son los nuevos usos, los nuevos canales. La innovación va a ser el hilo conductor de lo que será la feria y del sector durante todo este año, si cabe. Porque esta es la característica fundamental que tenemos. A través de ese conocimiento adquirido en estos cuarenta años cada vez estamos innovando más; y la innovación seguirá siendo nuestra principal preocupación. A través del conocimiento, debemos ser capaces de innovar cada día en aquello que otros están aún en fases anteriores.

(Foto: CARLOS PASCUAL)

-Les preocupa mucho el asunto de la colocación ¿Hasta qué punto es importante?
Seguimos implicados en el tema de la formación. Hemos contactado con otras asociaciones, como colocadores, distribuidores, las empresas de materiales… y estamos trabajando en el tema para que la gente se interese por este asunto y que podamos formar. Tenemos una línea de trabajo que no ha empezado, pero que ya está hablado con la Administración autonómica, pero queremos trasladar todo esto a la estatal, porque es un tema general, queremos que se eleve al ámbito de todo el país. Es un problema candente en todos los países y todos ellos tendrán que buscar soluciones para hacer frente a unos sustitutivos que tienen más fácil colocación, circunstancia que nos obliga a buscar solución. Es necesario hacerlo y es importante para que los jóvenes tengan una alternativa laboral, reconocida e importante como profesión en cada uno de sus países… es fundamental revitalizar este asunto.

La idea es mentalizar a los jóvenes a través de campañas publicitarias para que vean que hay una salida digna en trabajos referidos a la industria, a la construcción o a la colocación, como es el caso que nos trae aquí.

(Foto: CARLOS PASCUAL)

-¿Pero se ha innovado algo en el tema de la colocación?
No. Está en manos de la investigación. La innovación que tenemos ahora no da respuesta a esto. Es verdad que hay mucha gente que está trabajando en este proceso de búsqueda. Tarde o temprano llegará algo que mejorará la colocación, pero el sistema actual no funciona porque mucha gente no quiere colocar. Si no tenemos un sistema innovador corremos un riesgo importante. Hay que trabajar mucho para no perder lo que tenemos y seguir trabajando en el asunto de la innovación. Porque la innovación no es tener ideas, es ante todo perseverancia, perseverancia, perseverancia, trasladar las ideas a la realidad sin miedo al fracaso. Sencillo no es, porque de todos los procesos estamos como estábamos hace años, mientras que los procesos de fabricación y distribución han evolucionado de forma exponencial. No es fácil encontrar una solución más mecanizada, más automática, menos dependiente de la mano de obra tradicional. Y eso no será fácil, pero se está trabajando en ello.

Entre tanto, tenemos que poner el foco en lo que sabemos hacer. Estamos perdiendo oportunidades porque no hay mano de obra que quiera colocar. desde luego sí se ha venido trabajando en procesos que han supuesto avances, como son las fachadas ventiladas, que colocas y después es más fácil sacar y renovar. También hay más avances en el suelo que en la pared, pero se está trabajando y mucho.

(Foto: CARLOS PASCUAL)

-Cevisama, más allá de su gran valor como feria, suele ser una buena plataforma para hacer ver las reivindicaciones del sector. ¿Cuáles son?
Debemos ser capaces de hacer llegar nuestro mensaje a los centros de poder como es Madrid o Bruselas. Tenemos que conseguir que el mensaje llegue a las personas que pueden actuar sobre aquello que necesitamos. Si hablamos de energía, de cogeneración, de medio ambiente… tenemos que llegar a Madrid y Bruselas;

Todo lo que repercute en el encarecimiento de nuestros costes afecta a nuestra competitividad. Le dire que tres de cada cuatro azulejos lo vendemos fuera,por lo que aquí solo podemos actuar en un pequeño porcentaje. En el exterior no solo hay proteccionismo, sino hay otras circunstancias que nos afectan. Lo que pedimos es que no nos pongan cortapisas ya en la misma Europa para llegar a los mercados, como sucede ahora con el IVA extracomunitario. Eso no facilita llegar a unos mercados, que no son cautivos; porque si a nosotros no se nos facilita llegar a un sitio, siempre habrá quien ocupe ese lugar.

La reivindicación más importante de todas es que necesitamos un plan estatal de la industria. yA NO ES DEL SECTOR AZULEJERO, ES ALGO QUE VA MÁS ALLÁ DE LA CERÁMICA.

Tenemos reivindicaciones perpetuas que no se están resolviendo y están llegando más. La reivindicación más importante de todas es que necesitamos un plan estatal de la industria. Ya no es del sector azulejero, va más allá. Necesitamos converger al porcentaje del PIB europeo. El año pasado no llegamos al 12% y la media europea ronda el 20%. Necesitamos que la Administración se lo crea de verdad y que ponga los medios para conseguirlo. Si hacemos la lista de los 30 países con más PIB del mundo no hay casi ningún país en los que la industria no sea fundamental en su componente de creación de riqueza. Hay países que sí están porque tienen unos recursos propios como es el petróleo, pero para un país que no dispone de estos recursos, la industria es un soporte fundamental. Es un sector que produce trabajo estable y de calidad, que aporta conocimiento. Si esto lo llevamos a la cerámica, aún más, porque aquí hay un clúster que debería ser la envidia de muchos. El clúster hace que todo se revalorice más y que tenga más fuerza. Que podamos crear más sostenibilidad y calidad de vida para todo el entorno que rodea al clúster. De ese plan industrial derivan aquellas reivindicaciones que tienen que ver con las políticas energéticas, comercial, pero hay que tener un plan industrial.

(Foto: CARLOS PASCUAL)

-El sector está viviendo un momento álgido de concentración de empresas. ¿Cómo afecta a la industria cerámica?
Representa una oportunidad para el sector. Porque con la concentración se gana economía de escala. Y con la concentración se crean posibilidades para ser competitivos en el mercado. En un sector donde no se va a nicho es muy difícil que las empresas pequeñas sobrevivan. En un sector donde se va a nicho de mercado sobreviven las Pymes. Si somos capaces de encontrar esto último, sobrevivirán las pequeñas empresas; si no lo conseguimos, pues habrá que tener una dimensión mínima que te permita competir en el mercado.

A nivel de sector cualquier alternativa es buena, pero cada uno hará una cosa u otra depende de cada caso. ¿Encontramos nicho de mercado? Pues las Pymes podrán sobrevivir con estructuras relativamente pequeñas. En un sector como este de la cerámica en el que no se encuentra nicho, la forma de sobrevivir es seguir haciendo estas grandes concentraciones, que van a permitir que esta industria pueda facturar 3.700 millones de euros. Cuando hablo de nicho me refiero al mercado o de producto, que debe ser suficientemente bueno como para crear ese nicho. En los sectores maduros, y éste lo es, es muy difícil encontrarlo. Por eso hay esa concentración.

(Foto: CARLOS PASCUAL)

-¿Hasta qué punto se está fomentando las sinergias con la patronal italiana?
Todo lo que nos pasa a nosotros, también les afecta a ellos. Tenemos muchos intereses en común. Más que los que nos separan. Y de lo que se trata es que hay muchos temas con los que podemos trabajar conjuntamente y defenderlos en Bruselas en temas como son los sustitutivos. Todo el proyecto de Cerámica, una elección segura, que se va a intensificar aún más en los próximos meses, es un ejemplo. En esto defendemos la cerámica, como producto, frente a otros que no son tan buenos como producto.

Hasta llegar a vender tu marca propia, tenemos campos en los que podemos trabajar de forma conjunta. También trabajamos de manera conjunta temas de energía, medio ambiente… y en el tema de la colocación también es un campo para ir conviviendo y compartiendo conocimientos y experiencias.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email