Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

opinión

A la FED le gustaría esconderse en una cueva hasta pasadas las elecciones

El responsable de estrategia de divisas de Saxo Bank tiene claro que si la FED no sube los tipos en la reunión de septiembre "es poco probable que lo haga seis días antes de las elecciones presidenciales en EE UU"

26/04/2016 - 

MADRID. El Banco de Japón podría estar considerando nuevas tasas de interés negativas, esta vez en el lado de los préstamos en lugar de sobre los depósitos. Parte del entusiasmo de la debilidad del yen resultante podría haber tenido más que ver con posiciones largas en la divisa japonesa que con la importancia de esta noticia. 

A comienzos de esta semana, fuentes cercanas al BoJ apuntaban que al banco central le gustaría que el gobierno se implicara e hiciera más parte del trabajo duro en la política. ¿Es esta la transición esperada hacia un enfoque fiscal que hemos estado esperando bastante o una transición hacia la demostración de que es demasiado pronto para cualquier cambio claro en el enfoque de la política esta semana?

El otro centro de atención crítico esta semana será la reunión del FOMC este miércoles, aunque hay poca previsión de que la Fed vaya a introducir nuevas señales dramáticas en la declaración de su política monetaria - es probable que a la Fed nada le gustaría más que esconderse en una cueva y no hacer nada hasta pasadas las elecciones presidenciales, pero por desgracia no tiene esa opción. Además, las preocupaciones sobre las elecciones de Estados Unidos están dañando los niveles de confianza generales, lo que podría detener la mano de la Fed de todos modos. El probable candidato republicano, Donald Trump, se ha posicionado específicamente en contra de presidenta de la Fed, Janet Yellen, en declaraciones recientes.

Probablemente, este escenario ayudará al margen del dólar estadounidense, y dado que Yellen no realizará una rueda de prensa posterior a la reunión, puesto que en sus últimas declaraciones dejó claro su tono dovish. El discurso de Yellen probablemente contendrá un lenguaje más equilibrado, ya que la Fed tendrá que mantener el lenguaje neutral sobre un alza de los tipos de interés de cara a la reunión de junio, en caso de que necesite señalar algo para julio o, más probablemente septiembre, si los datos de empleo e inflación fomentan una subida de tasas inevitable.

El mercado ha mejorado las perspectivas de subidas de tipos de la Fed por pocos puntos básicos durante la última semana, con mejores probabilidades que 50/50 ahora de cara a un movimiento del FOMC en la reunión de noviembre. Sin embargo, no hay que buscar señales notables en la reunión - si la Fed no ha subido los tipos en/o antes de la reunión de septiembre, es poco probable que lo vayan a hacer seis días antes de las elecciones presidenciales.

El par libra-yen (GBPJPY) repuntó con fuerza el viernes y la extensión del rally probablemente se activó ante una mayor cobertura de cortos en la libra esterlina más que debido a cualquier nuevo acontecimiento. No obstante, hay que tener en cuenta que se han disminuido las probabilidades de un Brexit, a pesar de la pequeña evidencia de nuevas tendencias en las encuestas, así como un enorme contingente de indecisos (sin olvidar la incertidumbre de cómo se motivará a los votantes por el Sí y por el No). 

La reacción del yen respecto a un escenario marcado por los potenciales movimientos políticos esta semana ha aumentado también debido a las posiciones especulativas. Aún así, el rally ha golpeado niveles clave y ha debilitado severamente la tendencia bajista anterior, por lo que seguramente el yen vea nuevos movimientos. Sin lugar a dudas, veremos una volatilidad importante en el yen esta semana debido tanto al fuerte posicionamiento especulativo (largo en JPY) como a la creciente incertidumbre con cada reunión del Banco de Japón de aquí en adelante sobre sus decisiones monetarias.

John Hardy es jefe de estrategia de divisas de Saxo Bank

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email