X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

EL CONSELL RECTOR ABORDA EL CONFLICTO LABORAL

À Punt confirma la continuidad de 'Territori Sonor' pero no concreta la de su equipo

El programa volverá en septiembre, aunque ni la empresa ni la radiotelevisión mueven ficha para concretar las condiciones del equipo

13/06/2019 - 

VALÈNCIA. Los ánimos y los nervios en la polémica sobre la retirada de Territori Sonor de la parrilla de À Punt están a flor de piel. Si un conflicto laboral ya de por sí suele resultar desagradable, el manifiesto firmado ya por 1.800 personas y la prensa con su lupa no desatasca el desentendimiento.

Si hace dos días Culturplaza publicaba una noticia en la que se contaba la iniciativa espontánea, además de adelantar en primicia los planes de la productora, hoy también ha sido un día en el que las novedades no han parado de surgir. La información fluye entre compañeros, empresarios del sector, periodistas, políticos preocupados por À Punt…

Pocas cosas son seguras en sucesos así, pero este diario ha podido confirmar con fuentes de ámbitos diferentes que À Punt sí renovará Territori Sonor para que vuelva tras las vacaciones. Así lo ha hecho saber Empar Marco, que -por otra parte- en una entrevista ayer en el programa de la radio Próxima Parada defendía que los programas “no desaparecían de la parrilla, sino que descansaban en verano”. La realidad, sin embargo, es que aún no se sabe cuántos volverán y en qué condiciones. En la citada entrevista solo dejó caer que Una Habitació Pròpia sí renovaría pero que Plaerdemavida podría ser que no. La confirmación ha sido verbal, y aunque está más que encaminada, los detalles de la renovación no se han puesto sobre papel ni se ha firmado oficialmente.

A una parte del equipo de Territori Sonor, las declaraciones del empresario Rafael Piqueras a este diario no sentaron nada bien. Desde su perspectiva, Territori d’estiu es en realidad una estrategia para precarizar las condiciones del equipo actual y reducir el presupuesto del programa haciendo borrón y cuenta nueva. Así se lo han hecho saber al productor y Piqueras se ha disculpado diciendo que “no quería generar tensiones las últimas semanas del programa”.

Una de las grandes novedades de la jornada de ayer es que ya se han desvelado algunos de los datos del programa de verano: finalmente la franja horaria que ocupará será de 16:00 a 20:00, en el lugar de Territori Sonor y ampliándose al hueco que dejará libre Próxima Parada. También se sabe -como adelantó Culturplaza- que se tratará de un programa con contenidos mucho más ligeros y generales, basado en entrevistas en vez de tener tantas secciones y reportajes. Esto es así porque el equipo de la versión estival son tres personas de la invernal y el presupuesto es notablemente menor para el doble de duración. Por último, algunas personas ya conocen el nombre de la voz que conducirá el programa: será de la casa, y aunque À Punt se ha reservado el derecho de presentarla, la decisión ya se tomó con anterioridad.

Con todo eso, la radiotelevisión parece haber dado carpetazo al conflicto generado por el manifiesto impulsado de manera independiente y espontánea por gente de la música, que le exigían al ente pública protección al proyecto y al equipo actual, liderado por Amàlia Garrigós. Hoy se ha sabido que tres personas de la plantilla actual han confirmado que se incorporarán a la dinámica de Territori d’estiu, además de confirmar la vuelta del programa de septiembre. Piqueras ha vuelto a responder a este diario que el plan es "mantener el espíritu y el equipo que sea posible" en los proyectos de la marca Territori y reitera su compromiso con la manera de hacer y el objetivo actual del proyecto, aunque evita anunciar sin un acuerdo firmado con À Punt sobre la mesa.

Pero no todo es tan fácil como parece. El equipo actual, y especialmente (obviamente) los que no seguirán, han vivido estos días con angustia e incertidumbre, y las novedades de hoy no despejan mucho las incógnitas. Si bien se sabe que el programa volverá tras las vacaciones, ni À Punt ni la productora han especificado en qué condiciones. Desde la empresa, aseguran que se intentarán adaptar a la realidad que les ofrezcan desde la radiotelevisión pública, intentando respetar al equipo original.

El manifiesto especificaba y ponía encima de la mesa la labor del equipo actual, así que, aunque la situación se pueda dar por salvada, en realidad no lo está, y no lo estará hasta que se sepa exactamente cómo será el Territori Sonor de septiembre: una continuación de la labor actual con las relaciones reestablecidas desde 0 con el equipo y con el sector musical o un programa transformado que hereda las condiciones de un sustituto estival ‘low cost’.

Por otra parte, y aunque no estuviera reflejado en su orden del día, el Consell Rector celebrado ayer abordó finalmente este tema, que no deja de ser un conflicto laboral interno que ha trascendido a la prensa a partir del masivo manifiesto de la industria musical. Los responsables últimos de la Corporació Valenciana de Mitjans de Comunicació no acaban de ver las aguas tranquilas a pesar de la confirmación del programa.

Desde su perspectiva, este conflicto ha pasado de lo profesional a la guerra personal entre el productor ejecutivo y el equipo actual del programa, personalizado en la figura de Amàlia Garrigós, a la que -por otra parte- se teme desde todas las partes implicadas que muy seguramente sea una de las pocas o incluso la única baja real de la plantilla en este parón estival. Estos días la distancia entre la presentadora y los planes de la empresa y la radiotelevisión se han alejado mucho, y eso en el Consell Rector no ha acabado de gustar. Desde su perspectiva, Garrigós ha desempeñado un muy buen trabajo y es símbolo de solvencia al frente de cualquier programa de radio. No quieren que À Punt pierda su voz, y mucho menos por una guerra personal surgida del conflicto laboral. Este es y será el quid de la cuestión: no el contenido, sino las forma en la que se ha gestionado.

Con todo esto, desde el ente público no se van a tomar medidas para mediar, tal y como pedía el comunicado, pero estarán muy atentos a futuro que plantee la productora y la dirección de À Punt, y sobre todo la gestión humana y mediática que se haga a partir de ahora. Ayer, la preocupación en el Consell Rector estaba más enfocado a la gestión empresarial que al manifiesto y la reacción del equipo del programa. Quedan cuatro días para el estreno del programa estival y dos meses y medio para la vuelta de Territori Sonor. En este segundo caso, queda todo por hacer.

Para saber más

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email