Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

A río revuelto en el Botànic... reunión Puig-Cantó

Foto: KIKE TABERNER
13/01/2021 - 

VALÈNCIA. Las aguas andan revueltas en el Botànic II. El pasado 5 de enero, el Consell de Ximo Puig aprobó una serie de medidas para intentar frenar la expansión de la pandemia. Entre ellas se incluía: cerrar la hostelería a las 17:00 horas, adelantar el toque de queda a las 22:00 o confinar 26 municipios de la Comunitat Valenciana. Una batería de restricciones que, más allá de adoptarse tarde -los encuentros navideños han disparado la cifra de contagios-, no son compartidas entre los tres partidos que integran el Gobierno valenciano. 

Compromís y Unides Podem llevan varios días advirtiendo que las medidas en vigor no son suficientes. Los primeros ya lo plantearon en la propia Interdepartamental de la semana pasada, donde instaron a solicitar al Gobierno central un confinamiento parcial de la autonomía que permitiera a los ciudadanos seguir yendo al trabajo y a los niños acudir al colegio; en su defecto, proponían medidas alternativas severas como cerrar las grandes superficies los fines de semana. Los segundos, un día después de la reunión de Consell -en el que se encontraba el representante morado Rubén Martínez Dalmau y no reclamó más dureza-, pidieron un confinamiento como el de marzo y el cierre de los centros escolares; sugerencia con la que, cabe resaltar, hubo división interna en el propio partido, pues representantes de Podem como el secretario autonómico de Vivienda, César Jiménez, no estaba de acuerdo con ella.     

Las peticiones por parte de ambas formaciones se han continuado produciendo esta semana por tierra mar y aire: el partido de Pilar Lima se ha centrado en las redes sociales, mientras que Compromís ha fijado su posicionamiento político a través de intervenciones en prensa o comunicados oficiales en los que trasladan tanto al Consell como al Ejecutivo de Sánchez sus principales peticiones: confinamiento parcial, cierre de la hostelería y establecimientos turísticos, crear un fondo de emergencia para paliar los efectos económicos del cierre en sectores o cerrar los centros comerciales, entre otros. 

En mitad de esta marejada interna, el president de la Generalitat, Ximo Puig, se reunirá este miércoles con el síndic de Ciudadanos, Toni Cantó, para informarle del estado de la pandemia. El encuentro no pasa inadvertido, no solo por el momento en el que se produce de máxima tensión entre las tres patas que conforman el Gobierno valenciano, sino por quiénes lo protagonizan. No en vano, el escenario evoca al entendimiento que ambos dirigentes exploraron durante la negociación de los Presupuestos de la Generalitat de 2021. 

A pesar de que Puig no consiguió entonces con las cuentas sumar a Cs, el jefe del Consell dejó las puertas abiertas para que el diálogo con Cantó continuara en lo restante de la legislatura: "Hay un camino abierto y una voluntad de entendimiento", expresó el president de la Generalitat al finalizar el debate de Presupuestos. 

Cantó habla con Emigdio Tormo y Ruth Merino. Foto: CORTS/I.CABALLER

Así, fuentes del partido naranja indican que la reunión de este miércoles se producirá con el mismo clima, en el que el coordinador de Ciudadanos tenderá la mano a Puig para colaborar con el jefe del Consell en la gestión de la pandemia: "Queremos seguir estando en contacto para sacar iniciativas conjuntas", explican. Cantó trasladará propuestas de su formación tales como aumentar el número de test que se realizan e identificar a qué colectivos se va a hacer llegar el fondo Covid. En su partido también quieren conocer cuándo se pondrán en marcha las iniciativas que PSPV y Cs acordaron en Presupuestos y, si llegara el caso de tener que confinar a la población, apostar por un "confinamiento selectivo a la madrileña". Es decir, "confinar a la población por distritos o por áreas de salud, pero en ningún caso plantearlo de manera generalizada", explican fuentes consultadas por este diario. 

De hecho, este es uno de los puntos en los que Cantó y Puig coinciden, mientras el jefe del Consell y sus socios del Botànic, no. El líder de los naranjas, incluso, aseguró este lunes que confinar a la población de manera generalizada sería un "fracaso". En definitiva, un encuentro entre ambos líderes que comparten posturas similares sobre algunas medidas a adoptar en estos momentos. El acercamiento por parte de Cantó se produce en uno de los momentos de mayor distancia entre los socios del Botànic II. 

Encuentro con Bonig

Con estos mimbres, conviene apuntar que el president de la Generalitat no solo se verá con el síndic de Ciudadanos este miércoles. También tendrá una cita con la portavoz del PPCV en Les Corts, Isabel Bonig. Sin embargo, conviene señalar que la líder de los populares le ha planteado en varias ocasiones mantener un encuentro y no ha sido hasta ahora, cuando Puig mantendrá una reunión con Cantó, cuando ha dado respuesta a la presidenta del Partido Popular. Y todo, a pesar de que la petición del síndic naranja fue posterior. 

Una circunstancia por la que en las filas del PP creen que el jefe del Consell quiere sortear la foto en solitario con su líder, pero que demuestra también la comunicación fluida que existe entre ambos dirigentes, que agendaron la reunión en apenas 48 horas. 

Noticias relacionadas

el tintero

Cerrado por restricciones

Este debería ser el nuevo cartel que colgarán los bares y restaurantes y en general los negocios del sector hostelero. Llevábamos días con rumores, bulos que en vista de lo anunciado no eran tal y comentarios sobre lo que ya es rutina: prohibir, cerrar y lo más importante hacernos sentir culpables

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email