X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

al otro lado de la colina / OPINIÓN

A vueltas con África

Foto: JEAN-CHRISTOPHE BOTT/EFE

Días revueltos en el panorama Internacional, y aunque citaremos inevitablemente algunos, hemos de abrir el campo de visión geopolítica para incluir a nuestro continente vecino

26/01/2019 - 

Estos últimos días han levantado una gran polvareda en los mass media mundiales. Los continuos acontecimientos se han sucedido con tal rapidez que no da tiempo a su análisis. Alguno de ellos, como pueda ser la cosmopolita reunión de Davos, generará el pertinente artículo cuando publiquen todas sus conclusiones y efectos, por lo que les citaré algunos de ellos, para terminar rematando con lo titulado en el artículo: focalizar su interés en África.

De las noticias que estos días hemos podido ver, está el enésimo pulso de Donald Trump contra el resto del mundo, esta vez personalizado en los demócratas, en donde a cuenta del cierre de la Administración norteamericana (y la falta de personal) desde el dia 22 de diciembre, y con ocasión de pronunciar el discurso de la Nación por parte del presidente en la sede de la Camara de Representantes, dirigida por Nancy Pelosi, ésta del partido demócrata se ha atrevido a enmendar la plana a Trump por motivos de seguridad, retrasándose tan importante discurso. A este traspiés político se le une la reciente detención por parte del FBI de un antiguo asesor del presidente, Roger Stone, por obstrucción a la justicia, y estar citado en temas tan mediáticos como el Wikileaks o la trama injerencia rusa en las elecciones presidenciales, por lo que prepárense para cualquier tipo de sobreactuación o exabrupto presidencial como reacción a las anteriores reveses.

Otra de las noticias que se han asomado a los titulares, aunque sin mucha repercusión, ha sido la ratificación del acuerdo con Macedonia del Norte (la nueva denominación de la ex-República Yugoslava) por parte del parlamento griego, no sin grandes dificultades, pues fíjense que ha provocado más de dos centenares de intervenciones parlamentarias cuando solo son 300 diputados, y han obtenido sólo 150 votos favorables, la ruptura del gobierno, la superación de una moción de confianza del ya menos podemita presidente griego Alexis Tsipras, la destrucción de partidos como el ANEL (Griegos Independientes), la acusación de Panos Kammenos exministro de Defensa griego de injerencia por parte del multimillonario y mundialista George Soros. Y sobre todo, además de las repercusiones más o menos nacionalistas-etnicistas en ambos países a costa de viejos recuerdos imperiales de Alejandro Magno !que tiempos señor estamos viviendo, y no lo hemos visto todo!, tiene unas importantes consecuencias geopolíticas regionales en los Balcanes, como será el desbloqueo por parte de Grecia de la integración de los macedonios del norte en la UE y en la OTAN, para enfado de los movimientos eslavos pro-rusos que existen en aquella convulsa península balcánica.

Y hablando de rusos, su presidente Vladímir Putin ha transmitido esta semana, en una reunión con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, sus propias ideas para Siria, ahora que la guerra va acabando, y parece que no le va a apoyar en su idea de crear una zona de seguridad o tapón que lo separe del régimen de Bashar al Asad, tras la retirada prevista de soldados norteamericanos anunciada por Trump.

Además está la gran noticia que nos afecta a toda la comunidad Iberoamericana, la proclamación como “presidente encargado” a Juan Guaidó, presidente de la Asamblea venezolana, frente a ese liberticida bolivariano llamado Nicolas Maduro, que ha dejado de ser reconocido como presidente por parte de los principales países y democracias del hemisferio occidental (USA y Colombia por ejemplo), mientras que España (que antaño marcábamos la posición de la UE frente a esos temas) está a la espera de una posible convocatoria de elecciones con garantías democráticas y bajo control internacional, para reconocer a uno o a otro, mientras siguen muriendo venezolanos y el pais se va deslizando hacia posiciones guerra civilistas, muy triste. Mientras, en otro pais de allende los mares, Nicaragua, continua la grave crisis que se ha cobrado cientos de muertos por la violencia gubernamental, según diferentes ONGs como Amnistía Internacional, en donde otro ex-revolucionario, actual presidente Daniel Ortega, parece olvidarse del pueblo y preocuparse sólo por mantenerse en el cargo.

Hasta en el Reino Unido ha habido cierta convulsión, pues tras el varapalo parlamentario al acuerdo del Brexit negociado por Theresa May, y la fracasada moción de censura del progresista Jeremy Corbin, ha tenido que intervenir la reina Isabel II del Reino Unido para pedir a todos, que busquen juntos el interés común dentro del respeto mutuo y de los diferentes puntos de vista, como siempre la Monarquía intentado introducir un poco de sentido común, entre el común de los mortales.

Foto: DANIEL IRUNGU/EFE

Y por fin África, donde se sigue sufriendo la lacra del terrorismo, todos ustedes habrán visto hace unos días, el ataque de los yihadistas somalíes de Al Shabab contra un hotel de Nairobi con un saldo al menos dos decenas de muertos y muchos más heridos intentando atacar intereses americanos. Por cierto este grupo terrorista en este diciembre pasado a través de su portavoz, Sheikh Ali Mohamud Rage, declaro la guerra a los miembros del Estado Islámico que operaban en Somalia, más leña al fuego, por medio de una radio -por cierto- que se llama Radio Andalus, para que vean como los malos nos tienen presentes en sus oraciones-deseos. Y hace unos pocas semanas, en los últimos días  de diciembre, se produjo otro ataque con coche bomba en Libia en su Ministerio de relaciones Exteriores por parte del Estado Islámico causando tres muertos y 21 heridos al menos. Por eso es tal la preocupación por estos casos de terrorismo en África, que ministros de turismo de esos países se han reunido en la feria Fitur para debatir como garantizar la seguridad a los turistas.

Por otra parte, también hemos visto un histórico traspaso pacifico, en un principio, de poderes en la República Democrática del Congo en donde el presidente saliente, Joseph Kabila, ha sido relevado por Félix Tshisekedi; y por qué digo en principio, pues parece que ha habido cierto tongo electoral, los resultados electorales oficiales no coinciden con los de los observadores, por eso varios de los países vecinos, la Unión Africana, incluso Francia tienen sus dudas, y sólo ha asistido al acto oficial un presidente, él de la vecina Kenia, Uluru Kenyatta; y donde parece, por cierto, que Kabila se ha reservado cierta influencia en la nueva estructura del poder, motivo en el que podría residir el secreto de este relevo después de 18 años de gobierno.

Y por ultimo vamos al teatro de operaciones del Estado Islámico de África Occidental (ISWA) que desde hace semanas (diciembre) está muy activo en el noreste de Nigeria, en donde los terroristas han ocupado en algún momento ciudades como Baga (cuartel general de la fuerza antiterrorista multinacional africana formada por Nigeria, Chad, Camerún y Niger) o Rann, y que se mueven con cierta facilidad en la triple frontera existente en el entorno del lago Chad, por lo que dados los intereses de mantener nuestra frontera lejana (SAHEL) lo más tranquila posible deberíamos focalizar aún más nuestros esfuerzos (que ya se hacen en parte), tanto con el soft power (medidas económicas como ayuda humanitaria o de influencia psicológica) como con medidas de hard power (instrumentos de fuerza con FCSE y las FAS).

Aunque no se si el reciente y enésimo acuerdo franco-alemán firmado estos días, que incluye cuestiones del ámbito internacional y de seguridad, tendrá en cuenta estos problemas africanos, pero teniendo en cuenta que son dos liderazgos débiles, uno por lo corta de sus perspectivas temporales en el ejercicio del mando -Angela Merkel-, y el otro por lo cuestionado de su mando -Emmanuel Macron- (llámense chalecos amarillos), nos obligaría a hacer los deberes de seguridad seriamente respecto a nuestros vecinos del sur, pues ellos no nos los harán.

Noticias relacionadas

CRÓNICAS POR LOS OTROS

Atardeceres africanos, atardeceres de película

Los atardeceres africanos son como los años: únicos, irrepetibles y fugaces. Nunca una puesta de sol es igual que otra. Nunca un año es igual a otro. Cumplir años rodeada de atardeceres africanos es el mejor regalo que podía soñar

Foto: BENITO PAJARES/ FUNDACIÓN JUNTOS POR LA VIDA
crónicas por los otros

Cantan para cambiar sus vidas

Estimée tiene 13 años y es de Wawata, Benin. Sorprende las marcas de su cara. Es la manera en la que en Benin tradicionalmente se identificaba a las personas que vivían en determinadas tribus. Al nacer se les hacían cortes en las mejillas que les acompañaban durante toda su vida. Y todavía ocurre. Estimé tiene una manera de cantar más gutural, más tribal. Es una de las niñas que forma parte del coro Coro BeningBé que está de gira por España y por València

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email