GRUPO PLAZA

la presidenta del organismo Critica la Autoridad de Defensa del Cliente Financiero

La AEB afirma que el acuerdo para hipotecados debe preservar las fortalezas del mercado 

Foto: A. Pérez Meca/EP
22/11/2022 - 

MADRID (EP). La presidenta de la Asociación Española de Banca (AEB), Alejandra Kindelán, ha asegurado que el acuerdo entre banca y Gobierno para aliviar a hipotecados en España afectados por la subida de tipos tiene que encajar dentro de un marco regulatorio y de supervisión y preservar "las bondades y fortalezas" del mercado hipotecario.

En su intervención en el XXIX Encuentro del Sector Financiero organizado por la empresa Deloitte y el diario 'ABC', ha defendido que el sector bancario es "muy sensible" al reto que supone la subida de tipos de interés sobre los costes de las hipotecas. "El sector siempre está aquí para atender los problemas de los clientes", ha afirmado, antes de asegurar que el foco central del sector ha sido ayudar a mitigar el impacto de estas subidas sobre sus clientes.

Ha explicado que el sector ha trabajado tanto a nivel interno como con Economía para cuadrar las medidas de alivio a los hipotecados y su encaje tanto en el marco regulatorio como en el propio mercado hipotecario español y en la situación de las entidades, las cuales también realizan emisiones de cédulas hipotecarias y podrían verse afectadas.

Sin embargo, Kindelán ha indicado en su intervención que todavía desconoce el texto final del acuerdo, ya que debía ser discutido en último término en el Consejo de Ministros. Una vez conozca los detalles definitivos, la asociación procederá a analizarlos.

Preguntada por el impuesto temporal a la banca que ha planteado el Gobierno, la presidenta de la AEB ha vuelto a afirmar que se trata de una medida que "no es solución" para ninguno de los problemas actuales y que "no es el momento" de poner más cargas al sector financiero.

Además, ha recogido las declaraciones de autoridades españolas y europeas, como el Banco Central Europeo (BCE), que han indicado que el efecto neto de la subida de tipos sobre la banca podría no ser necesariamente positivo, y ha asegurado que el nuevo gravamen podría restar en torno a 50.000 millones en crédito y afectar a los seis millones de accionistas que el sector tiene en Bolsa.

También ha afirmado que esta medida genera "inseguridad jurídica" y ha dudado de que el impuesto sea temporal. "Ningún impuesto es fácil de quitar", ha sostenido.

Critica la Autoridad de Defensa del Cliente Financiero

Por último, Kindelán ha arremetido igualmente contra la Autoridad de Defensa del Cliente Financiero, cuyo proyecto de ley se ha aprobado hoy en Consejo de Ministros junto al acuerdo para hipotecados. Al respecto, ha señalado que es otra medida que "incrementa costes y genera ineficiencias" y ha defendido el sistema de reclamaciones que ha funcionado hasta ahora, basado en las autoridades competentes en cada área, ya sea Banco de España, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y la Dirección General de Seguros.

Ha afirmado que, antes que una nueva autoridad, habría optado por mejorar el sistema actual y ha señalado que el nuevo organismo genera una tasa elevada por cada reclamación.

En este sentido, se prevé que las resoluciones de la nueva autoridad sean vinculantes para las entidades financieras cuando los importes reclamados sean inferiores a 20.000 euros. Este mecanismo, además, será gratuito para los clientes y se financiará con una tasa de 250 euros que las entidades tendrán que pagar por cada reclamación admitida.

Uatae pide a los bancos que se adhieran a las medidas

La Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (Uatae) ha pedido este martes a los bancos que se adhieran a las medidas para aliviar la carga hipotecaria de más de un millón de familias vulnerables o en riesgo de vulnerabilidad por la subida del Euríbor pactadas con el Gobierno.

Foto: Alberto Ortega/EP

Este paquete de medidas, confirmado este martes por la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, tras el Consejo de Ministros, amplía el Código de Buenas Prácticas de 2012 y propone un nuevo Código de Buen Gobierno, ambos de adhesión voluntaria por parte de las entidades financieras.

La secretaria general de Uatae, María José Landaburu, considera que estas actuaciones representan "un paso importante" para las familias pero lamenta que "haya que esperar a la buena voluntad de los bancos".

"Se trata de un código de libre adhesión y no garantiza por tanto el cumplimiento de las medidas aprobadas por parte de cada entidad. Instamos a las entidades a que no den la espalda una vez más a la ciudadanía y que nazca el compromiso de toda la banca para poder favorecer la situación económica tan delicada que estamos viviendo", ha señalado Landaburu en una nota de prensa.

Uatae echa en falta medidas concretas para los autónomos, por lo que pide que estos códigos incluyan apartados para este colectivo. La organización hará una propuesta en los próximos días para hacer frente a esa situación.

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes las medidas acordadas entre el Ministerio de Asuntos Económicos y el sector bancario para aliviar la carga hipotecaria de más de un millón de familias vulnerables o en riesgo de vulnerabilidad por la subida del Euríbor, un tercio de los hogares que tienen hipotecas a tipo variable.

Con las medidas aprobadas este martes se actuará en tres vías: mejorando el tratamiento de las familias vulnerables, abriendo un nuevo marco de actuación temporal para familias en riesgo de vulnerabilidad por la subida de tipos y adoptando mejoras, de carácter general, para facilitar la amortización anticipada de los créditos y la conversión de las hipotecas a tipo fijo.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme