GRUPO PLAZA

crónicas por los otros / OPINIÓN

Alba, una ciberacosada

Alba es valenciana y hace años  empezó a salir con un chico del barrio vecino de su casa cuando tenia 15 años. Esta relación cambió cuando los celos hicieron acto de presencia. La violencia y la agresividad de su ex pareja llegó a forzar a Alba a tener relaciones sexuales sin querer. Esta situación, esta violencia, esta humillación se amplificó cuando saltó a la redes sociales y se hizo viral. Alba quería suicidarse

6/07/2019 - 

Por suerte, no lo hizo y Alba ha podido continuar su vida y denunciar 10 años después todo lo que ella sufrió en plena adolescencia. Ahora pide que las niñas y niños, adolescentes o cualquier persona que esté sufriendo un acoso en redes sociales, conocido como ciberacoso, no se calle y lo cuente. Ella estuvo mucho tiempo callada porque no supo cómo gestionar la situación. 

Alba recuerda que tras la violencia y amenazas físicas, comenzó el acoso en el mundo virtual. Algo que le desbordó. Alba empezó a recluirse en casa, a dejar de salir, a no querer ver a sus amigos. Pero el acoso no terminaba nunca pues aunque ella se aisló físicamente, el acoso en redes sociales seguía y no paraba, incluso de amplificaba. Cobró vida propia. Esta realidad y este acoso que parecía no tener fin fue lo más duro de aceptar. 

No supo verbalizarlo, no supo pedir ayuda, no tuvo conciencia de todo lo que estaba sufriendo, se aisló como medida de defensa y llegó a pensar en el suicidio como única salida. Por suerte Alba tiene una familia que le apoyó cuando decidió dar el paso de contarlo. Ahora se da cuenta que tenia que haberlo contado antes y en el momento, dice que tenía que haberlo denunciado. Pero le faltaba información por todos los lados. 

Cuando Alba sufrió ciberacoso hace 10 años nadie hablaba de este tipo de violencia. Una falta de información que le llevó a callar y silenciar lo que estaba sufriendo. Por eso ahora, habla bien claro y alto.

Tras haber sido una de las víctimas, cree que es importante hacer campañas de prevención enfocadas tanto a los menores como a la formación a los padres y madres para educar a sus hijos e hijas y ofrecer herramientas para identificarlo y poder gestionar esta situación. 

Esta semana Save de Children ha denunciado esta realidad  con un informe de Violencia Viral que dice que la Comunitat Valenciana es la segunda comunidad autónoma con más denuncias por ciberdelitos contra niños y niñas. 

El informe denuncia que en la Comunitat Valenciana se interpusieron 367 denuncias por ciberdelitos contra niños y niñas en 2017, último año con cifras disponibles, mientras que en España fueron 2.286 los casos denunciados.

El informe violencia viral

Ante el aumento del uso de las redes sociales por parte de los niños y niñas, Save the Children ha puesto en marcha la campaña #ViolenciaViral para visibilizar la violencia que sufren muchos niños y niñas en el entorno digital . La organización pide al nuevo gobierno que apruebe una Ley Orgánica de Protección Integral a la Infancia y la Adolescencia frente a la Violencia que incluya medidas de prevención, detección y actuación para poder erradicar todos los tipos de violencia que sufren niños y niñas, específicamente los delitos de violencia contra la infancia a través de las nuevas tecnologías.

Para ello, se necesita una mayor concienciación y por ello exige  también que haya una estadística oficial para conocer la auténtica magnitud de este fenómeno. Entre los pocos datos disponibles, según el Ministerio de Interior en La Comunitat Valenciana, se interpusieron 367 denuncias por ciberdelitos contra niños y niñas. En el 67,3% de los casos registrados en la autonomía la víctima era una niña. Por otra parte, en lo que respecta al perfil del agresor, en el 78,2% de las ocasiones las detenciones o investigaciones se centraban en un hombre y, de ellos, un tercio eran hombres de entre los 26 y los 40 años. Por provincias, Valencia es la que más denuncias presenta, con un total de 198, seguida de Alicante, con 133, y Castellón, con 36 denuncias interpuestas por ciberdelitos contra a niños y niñas.

Estos datos confirman que se trata de una realidad que necesita regularse con  acciones y medidas oportunas. Cada vez nuestras vidas son más digitales y vivimos vidas on line. Es el momento de ocuparse, no solo preocuparse.

Aún con todo, hemos de recordar que el uso de internet tiene grandes beneficios para los niños y niñas y no se debe criminalizar tal y como indica el director territorial de Save The Children en la Comunitat Valenciana, Rodrigo Hernández, que también advierte de que más de la mitad de las personas encuestadas (400 jóvenes de entre 18 y 20 años de toda España) no tenía normas de uso o control parental y que 4 de cada 10 se conectaba entre una o dos horas al día.

Se trata de un tema de formación para prevenir cualquier tipo de violencia online pues los niños y niñas empiezan a usar cada vez antes las nuevas tecnologías, la edad media de acceso es de 11 años, y su red preferida es Whatsapp.

Para Save the Children es de vital importancia que las familias promuevan un uso responsable de las redes sociales e informen a sus hijos e hijas de los riesgos que también pueden conllevar. Sobre todo porque el informe advierte de que este tipo de violencia se da por primera vez entre los 8 y los 9 años y la persona que acosa es, en un 45,8% de los casos, del centro escolar o una amistad.

¡Ahí lo dejo!

La semana que viene… ¡más!

Noticias relacionadas

crónica por los otros

Las consecuencias de la pandemia en la infancia

Para algunas personas las niñas y los niños son también auténticos héroes en esta pandemia. La manera de socializarse y de jugar, el cierre de los colegios desde marzo hasta septiembre, el cierre de los parques infantiles en la ciudad de València, etc. ocasionan consecuencias importantes en el desarrollo de los niños y de las niñas. Esta semana se ha celebrado el 20 de Noviembre es el Día Universal de los Derechos del Niño

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email