X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

almuerzos vp - elecciones 28A

Cantó: "Con los fondos de À Punt garantizaría que ningún valenciano estuviera más de 60 días en lista de espera"

10/04/2019 - 

VALÈNCIA. El candidato de Ciudadanos a la Presidencia de la Generalitat, Toni Cantó, fue el protagonista del segundo encuentro electoral dentro de la ronda de citas que está organizando Valencia Plaza de cara a las elecciones del 28 de abril con el objetivo de conocer las propuestas y prioridades que tienen las distintas formaciones políticas que aspiran a alcanzar la jefatura del Consell. El evento, con formato de almuerzo, tuvo lugar en el histórico restaurante Café Madrid y en él participaron redactores del diario, colaboradores habituales y también puntuales que plantearon distintas cuestiones sobre asuntos de actualidad.

A lo largo de la cita, el aspirante expuso algunas de las propuestas que ha ido anunciando a lo largo de estos días de precampaña, como por ejemplo la intención de su partido de reducir el número de consellerias para acortar el gasto público, disminuir el presupuesto de À Punt o "cerrar chiringuitos creados por el tripartito", si bien no adelantó ningún anuncio estrella durante el encuentro a la espera de ir lanzándolos por goteo durante la campaña electoral.

Cantó empleó buena parte de su tiempo en objetar las políticas llevadas a cabo por el Gobierno del Botánico; en su mayoría, críticas centradas en cuestiones ideológicas pero con referencia a pocos datos concretos sobre esas iniciativas puestas en marcha por el Ejecutivo de Ximo Puig  que han escamado al partido de Albert Rivera

Foto: KIKE TABERNER

También reservó un espacio para analizar los escenarios que podrían producirse después de los comicios -pactos- y rechazó que el tono elevado que está empleando contra los partidos que conforman el Consell -y contra el PSPV, especialmente- en las últimas semanas sea un síntoma de la radicalización del discurso para evitar fugas de votantes a Vox. 

Reducción de la Administración

Recuperando la iniciativa #ledoyunbocado que presentó hace ya dos semanas, Cantó explicó que si Ciudadanos gobernara en la Comunidad Valenciana eliminaría algunas consellerias y "chiringuitos" -no especificó cuáles- para ahorrar hasta un total de 750 millones de euros a la Administración y redistribuirlos en los tres pilares del estado de bienestar: Educación, Sanidad y Bienestar Social. ¿De dónde extraerían ese pellizco tan importante? "El equipo económico tiene hecha esa estimación", dijo. "De la reestructuración del presupuesto de À Punt, de las ayudas a dedo de Puig, o de las ayudas al valenciano, que se han doblado de 3 a 6 millones en esta legislatura", añadió sin entrar en más detalles. 

En este sentido, para Cantó la Conselleria de Transparencia es un "órgano propagandístico innecesario" existiendo ya la Agencia Antifraude, motivo por el cual quiere deshacerse del área que ahora mismo dirige Manuel Alcaraz. Con su eliminación, Ciudadanos pretende liberar 49 millones de euros, si bien el ahorro no podría ser completo porque parte de ese presupuesto se destina a nóminas de los funcionarios que deberían ser reubicados en otras áreas del Gobierno que el partido naranja diseñara. Además, dentro de esa partida de Transparencia, 32 millones corresponden a ayudas a la cooperación y el desarrollo en países del tercer mundo, unos fondos cuyo destino no especificó Cantó. 

Foto: KIKE TABERNER

Sí insistió, no obstante, en su tesis y la de su partido de que el Botánico ha creado consellerias "para repartírselas". "Es innecesario crear 30 organismos para decir que cumples con la transparencia. Reducir consellerias no es simplemente adelgazar, es también el mensaje que lanzas", añadió. 

Mejorar la política cultural, pero sin Conselleria de Cultura propia

Cultura es un área en la que Cantó se siente cómodo. No obstante, de la misma manera que carga contra las políticas llevadas a cabo por el conseller Vicent Marzà en Educación, también lo hace con la programación cultural que ha desarrollado a lo largo de esta legislatura. Por una parte, considera que no ha puesto "energía" en este departamento del Consell, y, por otra, que la cultura que se ha promovido está "ideologizada" y ha funcionado "a base de ocurrencias y enchufismos". 

Defendió que la política cultural de Marzà se ha basado en "dedazos" porque "contratan a los suyos, escuchan su música y prometen cosas que luego no cumplen". "Hay una tendencia generalizada a intervenir la cultura", manifestó, aunque tampoco puso negro sobre blanco qué iniciativas concretas ha prometido la Conselleria de Cultura que luego no ha puesto en marcha, o en qué programación del Centre Cultural del Carme -fue inquirido sobre ello- su partido considera que se ha hecho "política cultural ideologizada". 

A pesar de estas críticas, consideró que no sería necesario crear una Conselleria de Cultura independiente como ha reclamado el sector en estos últimos años, donde ha imperado la opinión de que compartir cartel con Educación ha dejado esta área en un segundo plano. "A mí no me hace falta una conselleria específica porque lo necesario es una política cultural buena. Si creas un departamento propio estás reconociendo que has fracasado", explicó. 

Foto: KIKE TABERNER

Reducir el presupuesto de À Punt, "acabar con TeleCompromís"

Por otra parte, el aspirante a alcanzar el Palau de la Generalitat se mostró partidario de reducir los fondos que tiene la nueva televisión autonómica, actualmente en 55 millones. Si bien no llegó a aseverar que cerraría el ente, sí advirtió que acabaría con "TeleCompromís" porque no es el modelo que Ciudadanos entiende "para una televisión pública". "Con el presupuesto que tienen, llegan con dificultad al 1% de audiencia, que son unas cifras que tiene cualquier televisión local", censuró el diputado de Ciudadanos en el Congreso sin precisar en qué horquilla debería, a su juicio, hallarse la partida que la Generalitat Valenciana destina al órgano presidido por Enrique Soriano

"Empar Marco es una nefasta gestora", agregó. Para justificar esta afirmación, Cantó indicó que le parecía "intolerable" que la directora general del ente "diga que va a promover el valenciano y revitalizar el tejido industrial audiovisual valenciano y luego el 70% de las producciones de la parrilla de À Punt estén hechas por productoras de fuera de la Comunidad Valenciana". De la misma manera, criticó que para combatir los bajos índices de espectadores, Marco tomara la decisión de reponer L'Alquería Blanca, "que es una producción que se hizo hace muchos años y que es la quinta vez que se repone". "Cuando tu única solución es esa, tienes un problema", zanjó. 

Conselleria de Agricultura independiente y mantener las concesiones sanitarias

Para demostrar que la agricultura valenciana va a ser una de las áreas más importantes si gobiernan en la próxima legislatura y como gesto a los agricultores que actualmente se enfrentan a la crisis citrícola, Cantó destacó que Ciudadanos ha comprado 8.000 kilos de naranjas valencianas para distribuir zumo en cada uno de los actos que realicen para difundir sus propuestas. 

Pero no solo eso. El candidato a presidir la Generalitat se comprometió a crear una Conselleria de Agricultura independiente. "El Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA) solo ha crecido un 0,17% con el tripartito. Son sectarios y nos impiden aprender de los mejores. Promueven un bloqueo a Israel, que es uno de los países que mejor sabe tratar los problemas del agua porque cuentan con uno de los institutos de investigación más potentes del mundo, que no solo no necesita financiación pública, sino que genera recursos porque patenta cultivos", mencionó. En este ámbito, también se mostró partidario del trasvase Tajo-Segura: "Es irrenunciable".

Foto: KIKE TABERNER

Por lo que respecta a Sanidad, la segunda área de gestión en la que Ciudadanos ha centrado sus críticas junto con Educación, el también actor contempló que no se reducen las listas de espera porque "el Consell tiene otras prioridades". "Con el presupuesto de À Punt podría garantizar que ningún valenciano estuviera más de 60 días en lista de espera". 

Aunque admitió que el presupuesto de Sanidad es deficitario en origen y se declaró defensor del sistema público, también sostuvo respecto a la reversión de las concesiones -actualmente solo se ha hecho con el Hospital de la Ribera- que han llevado a cabo esta legislatura PSPV y Compromís "Ciudadanos no atacará los conciertos porque ese es un tema ideológico". En su lugar, dejará que finalicen los plazos de estas concesiones porque "si hay una población desatendida" y no tienen recursos "para cubrir necesidades desde lo público", lo que "debe hacer el Gobierno es poner solución". 

En Educación, Cantó apeló a que la política que aplicará Ciudadanos se basará simplemente en "devolver a los padres la libertad de elección de centros y en qué idioma quieren que estudien sus hijos" porque "existen colegios en los que no se da ni una sola hora de castellano". Un axioma en el que Cantó insiste desde hace meses, si bien según la ley de Plurilingüismo solo puede darse esta situación en proyectos experimentales de Infantil (3-5 años), etapa no obligatoria donde no hay asignaturas.

Foto: KIKE TABERNER

Financiación autonómica, impuestos y Cupo Vasco

Respecto al principal problema que tiene la Comunidad Valenciana, la infrafinanciación autonómica, Cantó aseguró que si gobierna Albert Rivera a partir del 28 de abril reformará el modelo de financiación "no como no han hecho PSOE, ni PP, para que no haya españoles de primera y de segunda". 

En cuanto a gestión de tributos, el partido llevará en su programa electoral la reducción del primer tramo del IRPF y la eliminación del Impuesto de Sucesiones. Propuestas que ya puso encima de la mesa su grupo parlamentario en Les Corts con las enmiendas a los Presupuestos de la Generalitat en los últimos años. 

En el ámbito estatal, a colación del pacto que recientemente alcanzaron Ciudadanos y UPN en Navarra para ir conjuntamente a las elecciones del 28 de abril, Cantó incidió en la idea de que el partido de Albert Rivera no ha estado nunca en contra del Cupo vasco o el concierto navarro, sino de "la opacidad con la que se diseña y calcula" y que, por lo tanto, lo que han defendido "siempre es que sean técnicos y expertos los que diseñen el modelo que ya está en la Constitución" y no pueden cambiar porque no tienen "mayoría". "Además dentro de poco tampoco hará falta porque lo armonizará todo Europa", finalizó en esta cuestión. 

Pactos y líneas rojas

Cantó fue fiel al discurso de Rivera y aseguró que no llegaría a ningún acuerdo con los socialistas en la Comunitat. "Con el PSC valenciano –referencia a Cataluña que usa para referirse al PSPV- no voy a negociar. Le entrega la economía a Podemos, la política de Estado a los nacionalistas y la educación de nuestros hijos a Compromís. Con esto han demostrado quienes son sus parejas de baile favoritas", sentenció.

Foto: KIKE TABERNER 
Sobre esto, se puso sobre la mesa si existe una radicalización del discurso por parte de la formación de Albert Rivera, que en su día trató de pactar con Pedro Sánchez y ahora lo descarta ya antes de las elecciones. Un planteamiento que Cantó rechazó de plano: "El que se ha radicalizado es el PSOE. Ha dejado de ser progresista: al igual que el PP, apoyan privilegios de algunos territorios de este país, mientras que Ciudadanos es el único partido nacional que lucha por que los españoles sean iguales independientemente de dónde vivan", afirmó.

No obstante, los cambios de criterio de Cs en territorio valenciano como en la reforma del Estatuto, el listón electoral del 3% o las medidas contra la violencia de genero son un hecho y también fueron objeto de debate durante la cita. "Una cosa es cómo se empieza a negociar y otra cómo se termina luego", comentó Cantó sobre estos asuntos, para subrayar que su formación entra "siempre con buena voluntad en las negociaciones" pero en casos como el Estatuto se dieron cuenta de que era "un brindis al sol" porque no iba a traer "ni un euro más a los valencianos".

¿Y qué hay de Vox? ¿Estaría dispuesto a participar en un gobierno con esa fuerza política? Una pregunta que no podía evitarse en el almuerzo pero cuya respuesta Cantó prefirió eludir. "No voy a adelantar esa pantalla. Aspiro a que aquí se pueda repetir el escenario andaluz y lo encabece yo", afirmó, para asegurar que su formación no negoció con Vox en Andalucía, sino que el partido naranja lo hizo con el PP y ellos fueron los que negociaron con los de Santiago Abascal.

Foto: KIKE TABERNER

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email