Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

12,90

Amaranta Bio Bar: buenos propósitos (y asequibles)

Cada vez más personas hacen el tránsito de la alimentación convencional a la alimentación vegana, ¿pero qué sucede cuando quien lo hace es todo un restaurante? ¿Y dos?

Por | 07/09/2018 | 4 min, 12 seg

VALÈNCIA. El inicio de curso es tan exigente como uno lo desee. Puede programarse un infierno, que está en su derecho de autodestruirse. Puede creer que este año sí acabará por esculpir un cuerpo hercúleo (pese a conocer los precedentes), que aprenderá chino en una app o que, definitivamente, sabrá repartir mejor el tiempo disfrutado con quien lo merece. Uno puede ficcionarse el futuro más inmediato, pero tanto mejor si las fantasías –por lo que pueda pasar al final– son sanas y asequibles. A eso vamos, al centro de la ciudad (Embajador Vich, 7) donde Malena Valderas y Julián Serrano capitanean el restaurante vegano Amaranta Bio Bar.

En realidad, este es el tercer proyecto de la pareja y, sin embargo, el primero en el que el menú es casi vegano. Lo poco que les resta por suprimir para que no haya el menor rastro animal es una mozzarella y algo de leche, productos que solo salen de cocina si algún cliente lo pide (aunque ya tienen los días contados). Malena y Julián se convencieron en una encrucijada mucho más compleja que la que lleva a muchos a dejar atrás el consumo de productos derivados de la explotación animal: ellos no hicieron el cambio a nivel doméstico, vendieron sus dos anteriores restaurantes para convertirse al completo.

 

En Amaranta Bio Bar todo es casero y todo es vegetariano: "nos dimos cuenta de que, lo poco que todavía comíamos de procedencia animal, como huevos y leche, iba en contra de lo que queríamos ser y hacer. Nos parecía una posición especista, reflexionamos sobre esta contradicción y dimos el paso". Un cambio en lo personal que se tradujo a un cambio en lo profesional, hasta llegar al actual restaurante cuyo personal también es vegano. 

Malena asegura que a València le queda "mucho margen de crecimiento en la oferta vegana". Lo dice como empresaria, pero también consciente como consumidora. En Amaranta Bio Bar sobre todo destaca la propuesta por un menú muy asequible tanto entre semana como el fin de semana: entre semana, a 9,80 euros (agua incluida; otras bebidas, no); el fin de semana, a 11,80 euros. "Nosotros sabemos que se puede hacer una cocina saludable, sabrosa y vegana y aunque en el menú vayamos al límite, lo que nunca haríamos es trabajar por debajo de costes".

Además, la carta, como suele suceder en estos casos, no está muy alejada en precios. Verduras, frutas, cereales y frutos secos se adecuan a todo tipo de procesos y así hay sobrasada de anacardos, pero también mucho trampantojo vegano: heura (pollo), shiitake, hamburguesas de lenteja, croquetas (de arroz, de trigo sarraceno, con verduras...), etcétera. Destacan, precisamente, la variedad de croquetas con puré de manzana o el revuelto de heura, además de todos los postres caseros veganos.

La mitad de la clientela, comenta Malena, "es vegana. Luego hay un 10% de vegetarianos y el resto es gente que come de todo, pero que quiere comer sano". Por igual, asegura, casi todos los tipos de público del Amaranta "son fieles. En concreto, los que pertenecen a oficinas, vienen varios días de la semana a comer". No obstante, si algo destaca en el restaurante es la población extranjera: "algunos comen aquí todos los días o, como mucho, durante su estancia prueban otro", asegura la dueña del local.

La pareja ya prepara la inminente apertura de Tierra Madre, su segundo proyecto vegano en la Casa Mariano Benlliure de València. Se intuye que Amaranta continuará más con su estilo de casa de comidas, mientras que Tierra Madre avanzará hacia un escalón un tanto más gastronómico: gambas veganas, ceviche vegano, kebab de siitake y hasta ternera y chorizo. Con una terraza que promete marcar buena parte del carácter del nuevo local, de momento podemos resituar los buenos propósitos asequibles en Amaranta Bio Bar.

Nombre: Amaranta Bio Bar Vegano
Zona: Centro
Precio del menú: 9,80 euros (agua incluida; otras bebidas, no)
Dónde está: C/ Embajador Vich, 7.
Más información: Facebook

Comenta este artículo en
next