GRUPO PLAZA

Volver a beneficios y facturar 4.000 millones

Los Amodio se dejan ver (de forma telemática) en la junta de accionistas de OHL

15/06/2020 - 

MADRID (EP). Los empresarios mexicanos Luis y Mauricio Amodio han asistido de forma telemática a la junta de OHL en calidad de consejeros de la constructora, toda vez que el pasado mes de mayo se convirtieron en sus primeros accionistas relevando en este papel al grupo Villar Mir, fundador e histórico socio de referencia de la empresa. 

Los hermanos Amodio, al igual que el resto de consejeros de OHL, han estado 'presentes' en la junta a través de una conexión telemática que se exponía en una pantalla colocada tras el presidente de la compañía, Juan Villar-Mir de Fuentes. De esta forma, los nuevos primeros accionistas de la empresa han conocido de primera mano el mensaje lanzado por Villar-Mir al asegurar que OHL actualmente "camina con ilusión y esperanza hacia sus principales objetivos, la consecución de la rentabilidad y la estabilidad financiera".

Según indicó, ello es posible después de que el ejercicio 2019, pese a ser el cuarto consecutivo en 'números rojos', logró cerrarse con un beneficio bruto de explotación (Ebitda) positivo por primera vez en varios años. "Sin duda, un cambio de tendencia", aseguró el presidente durante su intervención ante la junta general de accionistas de la constructora. "Hoy OHL es un grupo mucho más predecible y estable que en los últimos años", aseveró en referencia al proceso de reestructuración y saneamiento que la compañía lleva a cabo desde 2013.

Volver a beneficios y facturar 4.000 millones

En su discurso a los accionistas, Villar-Mir se refirió a este histórico cambio de socio de referencia tan sólo para informar de ella y asegurar que los Amodio, que no intervinieron en la junta telemática, han entrado en el grupo "con vocación de permanencia". El consejero delegado de OHL, Juan Antonio Fernández Gallar, quien al informar a los socios de la entrada de los empresarios mexicanos les dio "la bienvenida".

OHL aspira a volver a la rentabilidad y al beneficio, y a que sus ingresos alcancen la cota de los 4.000 millones de euros como principales objetivos a medio plazo en la "nueva etapa" que emprende tras la entrada de los empresarios mexicanos Luis y Mauricio Amodio como nuevos accionistas de referencia. Con este fin, la compañía seguirá con su estrategia de ajuste de costes, fomento de la generación de la caja de sus actividades, de mejora de los márgenes y de reducción de la deuda.


En el ámbito operativo, OHL ratificó su intención de aumentar la contratación impulsando el negocio de concesiones a partir de Senda Infraestructuras, la nueva filial del ramo que constituyó a finales del pasado año, un año después de vender la que entonces tenía. "OHL actualmente camina con ilusión y esperanza hacia sus principales objetivos, la consecución de la rentabilidad y la estabilidad financiera", aseguró el presidente la empresa, Juan Villar-Mir de Fuentes.

"Hoy OHL es un grupo mucho más predecible y estable que en los últimos años", aseveró, tras destacar el "cambio de tendencia" que considera supuso que en 2019, pese a cerrar como cuarto año consecutivo en 'números rojos', se lograra el primer Ebitda positivo en los últimos años. En este sentido, el presidente de OHL asegura que el grupo acomete "con gran ilusión" la "nueva etapa" que emprende tras la entrada de los Amodio, en la que, según aseguró, se "mantiene el objetivo de seguir dejando huella en el desarrollo de las infraestructuras que la sociedad necesita". Durante su intervención en la junta, Villar-Mir de Fuentes dio la "bienvenida" a los empresarios mexicanos. "Damos la bienvenida a los nuevos accionistas, tenemos un largo y apasionante camino para hacer cosas juntos", aseguró el presidente.

La transformación no ha acabado

En relación a la nueva etapa de OHL, su presidente aseguró que "el proyecto de transformación de la compañía aún no ha terminado", en referencia a la referida reestructuración que acomete desde 2013. En esta línea, el consejero delegado de la compañía, Juan Antonio Fernández Gallar, indicó que la empresa continuará con su política de ajustes, "dado que el principal esfuerzo ya está hecho pero queda pendiente una última revisión", y de ventas, dado que se "monetizarán todos los activos no estratégicos".

Además, continuarán reforzando el control de su cartera de obras para evitar nuevos proyectos fallidos, limitando riesgos tanto económicos, como "geográficos, técnicos y jurídicos" y seguirán trabajando en la reducción de su deuda. Los primeros ejecutivos de OHL apenas se refirieron al impacto de la crisis para asegurar que trabajan en limitar su efecto en el negocio. No obstante, su presidente remarcó los avances logrados en buen gobierno corporativo, especialmente en políticas y sistemas de gestión anticorrupción y de gestión de prevención de delitos, ambos certificados por Aenor.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email