GRUPO PLAZA

conversaciones culturplaza

Ana Esmith: "Miss Beige representa un espejo de la realidad y por eso incomoda mirarse en él"

16/08/2022 - 

VALÈNCIA. Ana Esmith es la artista detrás de Miss Beige, uno de los personajes más auténticos de las redes sociales, que rompe como rara avis el scroll cómodo de vídeos de animales, recetas que nunca llegarán a hacerse y fotos idílicas de viajes. Miss Beige nace con la vuelta de Esmith a Madrid después de 15 años en el extranjero. Con la idea de encontrarse a sí misma, se topó con este personaje, que cuestiona los estereotipos de belleza, pero que también mira el mundo poniendo el acento en lo absurdo que puede llegar a hacer.

Poco a poco, el proyecto de Miss Beige se ha ido haciendo grande, y Esmith, con formación y experiencia en artes escénicas ha trasladado el personaje a los escenarios, a través de performances y hasta piezas de danza. En Sagunt a Escena presenta Secretos de alcoba -24 de agosto, 22:30-, una reimaginación de las heroínas griegas que cuestiona el papel del espectador. Antes, atiende las preguntas de Culturplaza.

- La primera pregunta es la más evidente pero, ¿qué significa ser beige y por qué serlo?
- No hay una fórmula o decálogo a seguir. Cada uno/a tiene que encontrar su beige y tener la valentía de mostrarlo. En mi caso, la necesidad de gustar se desvanece frente al atrevimiento de hacer lo no-popularmente correcto redescubriendo todo aquello que nos rodea pero que preferimos ignorar o no ver. Miss Beige, una figura disruptiva en cualquier entorno, es una apuesta por la valentía. Y por mi parte, un sincero homenaje a la vilipendiada belleza atípica.

- Conecta mucho la expresión de cierto tedio y desconexión con la sociedad con esa misma visión vital muy extendida ahora gracias a las redes sociales. ¿Es Miss Beige, a pesar de su ropa antigua, signo de su tiempo?
- La presencia de Miss Beige, ya sea en foto o en una performance, cuestiona los estereotipos que han influido en quién queremos ser y cómo queremos mostrarnos. O mejor dicho, quién quieren que seamos y cómo quieren que nos mostremos. 

Miss Beige representa un espejo de la realidad y por eso incomoda mirarse en él. Ella te devuelve la mirada como un espejo social en el que nos hacemos preguntas tan eternamente humanas: ¿Quiénes son? ¿Cómo los veo? ¿Quién soy yo? ¿Cómo me ven? Reflexión harta difícil en estos tiempos donde la sociedad nos educa a mirar hacia fuera en vez de hacia dentro.

Foto: MARISA GALLEGO

- La primera idea que surge al ver tus acciones es que es una crítica al uso de la imagen en redes sociales, pero la construcción de tu personaje va mucho más allá. ¿Cuánto abarca la cosmovisión de Miss Beige?
- Esa lectura le corresponde al espectador. Para mí, la principal función del arte es fomentar un pensamiento crítico sin la necesidad de explicarlo todo. Como dice la gran Esther Ferrer: “dejemos que la gente comprenda lo que quiera”. Por eso no doy detalles del personaje, porque me gusta que cada persona haga la lectura que quiera. Al final, cada lectura habla más de ellos que de mí.

- ¿Miss Beige es ironía, deconstrucción, revindicación…?
- Todo eso y más.

- Me interesa mucho la idea del uso del espacio público. ¿Por qué es importante para ti que Miss Beige se desenvuelva en la calle, en ferias, etc.?
- El espacio público me interesa porque es el más democrático. Se juntan distintos grupos sociales de distintas edades y, por suerte, en las calles siempre habrá sitio para todes. Y como dice el título de una de mis performances grupales: "¡Se nota, se tiente, el beige es incluyente!".

- ¿Cómo surgen las fotografías? ¿Te vistes y haces una deriva por la calle hasta que surge una idea o es todo más premeditado?
- Depende de la localización. Hay veces que voy a hacer algo concreto y otras veces donde la realidad supera la ficción y caigo rendida a sus pies.

- Hay un momento en el que el personaje trasciende de las fotografías, y toma forma en espectáculos de danza o performances. Y sin embargo, sigue sin tener voz en alto, ¿cómo fue el proceso creativo de hacer crecer a Miss Beige?
- Yo procedo de las artes escénicas, así que para mí era un reto y una necesidad poder llevarla a los teatros sin perder la fuerza adquirida en la cercanía de las acciones públicas. Así que el proceso fue orgánico, aunque respetando las reglas creadas por mí. Justamente las dificultades en el proceso creativo hacen que salgan otras cosas que sorprendan tanto al propio artista como al espectador.

- ¿Qué vamos a ver sobre el escenario de Sagunt a Escena? 
- En Sagunto haré una performance participativa llamada Secretos de alcoba. El espectador tendrá una invitación para conocer a Miss Beige y acostarse con ella compartiendo así “secretos de alcoba”. Un tributo a todas las heroínas griegas que han pasado por ese escenario, representadas todas por Miss Beige.

El mirón se convierte en protagonista, teniendo que interpretar la insinuación. La vulnerabilidad del artista frente a la vulnerabilidad del espectador. Pero ¿quién mira a quién? Miss Beige no nos instruye, no nos pide, ni de manera implícita ni explícita, que seamos obedientes. Nos deja libres y ahí, quizás, es donde radica el vértigo fascinante de esta performance. Dependerá del espectador lo lejos que queramos ir cuando se sienta provocado. Los límites los pone el espectador y las reflexiones también, pero ya es hora de poner al público, si así lo desea, en una situación que no sepa controlar.

- Un personaje sin voz, ¿cómo interactúa con sus seguidores y seguidoras?
- Con su presencia. Cada cual tiene que crear sus reglas y su modus operandi.

Miss Beige, en el Teatro Romano de Sagunto. Foto: Marisa Gallego | Edición: María Miranda

- Hablemos de imágenes, de redes sociales, de imaginarios: ¿qué deconstruye y qué construye Miss Beige?
- Su mera presencia genera un discurso universal siempre bajo un examen lúdico, potenciando la provocación y evidenciando situaciones provenientes del yo más profundo y a su vez cercano. Miss beige y las calles son las protagonistas. Esta propuesta en aparecía cotidiana hace que sin embargo el espectador pueda replantearse nuevas maneras de ver, observar o mirar el mundo. Propone un juego que cuestiona las costumbres establecida para así tambalear o al menos cuestiona el mundo que nos rodea.

- Se dice del post-humor que surge al buscar provocar otra cosa que no sea la acción-consecuencia chiste-risa. ¿Qué provoca Miss Beige?
- Eso me lo tienes que decir tú y todos aquellos que han caído rendido a este pantone.

Noticias relacionadas

con el contratenor Philippe Jaroussky y el guitarrista Thibaut Garcia

'À sa guitare': un recorrido por 400 años de música del compositor francés Francis Poulenc

Por  - 

El álbum combina la "delicadeza" de los maestros ingleses Benjamin Britten y Henry Purcell con el "dramatismo" de Franz Schubert; el "crepuscular" 'Abendempfindung' de Mozart con los "destellos ibéricos" en 'El mirar de la maja' de Enrique Granados; pasando por el "refinamiento típicamente francés" de Gabriel Fauré y el citado Poulenc

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme