Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

emprendedores 

Angels Capital: ¿En qué invierte Juan Roig?

A través de Angels Capital, el dueño de Mercadona invierte en algunas de las startups que forman parte del proyecto Lanzadera. Desde una cadena de comida asiática a biotecnología, pasando por videojuegos o el tren del futuro

10/06/2019 - 

VALÈNCIA.-Acordarse de todas y cada una de las empresas que pasan por Lanzadera, la aceleradora de empresas impulsada por el presidente de Mercadona, Juan Roig, es misión imposible. Este mayo la aceleradora daba a conocer su última hornada, 28 nuevos proyectos, que elevan a más de 300 la cifra de compañías apoyadas. De ellas, una docena de elegidas tienen como accionista al empresario, quien invierte a través de Angels Capital.

Creado a finales de 2013 junto a Lanzadera, este vehículo centraliza las inversiones en proyectos de Marina de Empresas, que oscilan entre todo tipo de sectores y modelos de negocios, desde restauración, al tren del futuro o de la biotecnología a los relojes. Angels cerró 2018 con cinco nuevas inversiones y su cartera, según sus cuentas anuales, ya está valorada en más de 30 millones de euros. Álex González, gerente de inversiones del vehículo junto a Carlos Serrano y Pepe Peris, explica que este año esperan cerrar otras cinco más.

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

La entrada en el capital de Juan Roig en empresas de Lanzadera se aceleró con el cambio de condiciones para entrar en el programa. Y es que a partir de 2016 se reservó el derecho de convertir los préstamos que ofrecía a las empresas —hasta 200.000 euros— en participaciones en la compañía. Tras esta decisión, existen tres vías para la inversión de Angels: convertir préstamos en participaciones; convertir y añadir más capital, y coinvertir con otros inversores entre los que se encuentra Aurorial, el fondo de PC Componentes, Faraday Venture Capital, Pinama Inversiones o Caixa Capital Risc.

De todas las invertidas, al menos la mitad han vuelto a cerrar una ronda. La mayoría de aportaciones oscilan entre los 200.000 y 300.000 euros. «Cuando estamos contentos con una empresa en la que estamos como socios somos muy flexibles porque no somos un fondo de capital riesgo», señala González. «No estamos ligados a unos plazos de inversión ni a responder a un política de inversión muy concreta. El patrimonio es de Juan Roig y es él quien de forma personal lo aporta y da el visto bueno». Por supuesto, todas ellas tienen sede en València.

Pero ¿cuáles son estas compañías invertidas? Pues hay de todo un poco:

Kento, comida japonesa. La comida asiática va sumando adeptos entre el público occidental; tanto, que incluso Juan Roig decidió incorporar bandejas de sushi realizadas diariamente en sus supermercados. Siguiendo la línea, también entró a formar parte del accionariado de Kento, un take away de comida japonesa fundado en 2017 por Eduardo Hijlkema y del que controla un 15%. La cadena, que formó parte de la sexta edición de la aceleradora, ya tiene cuatro locales operativos en el centro de València.

Playfilm, vídeos interactivos. Esta tecnológica, fundada en 2014 en València por Raquel Valero y Rafael Navarro, nació como una plataforma SaaS (software como servicio) de marketing para hacer vídeos interactivos y ahora ha puesto el foco en una de sus funcionalidades, el vídeo-test para redes sociales. La compañía cerró en 2018 una ronda de financiación de 1,1 millones de euros en la que participaron, entre otros, Marcos de Quinto, ex número dos de Coca-Cola; Javier Rodríguez Zapatero, exCEO de Google España; Grupo Zriser, vehículo de inversión de los Serratosa, y Angels, que tiene el 20,61%. 

Angels ha invertido en numerosas empresas impulsadas por Lanzadera y también ha desinvertido, concretamente en dos

Airhopping, buscador de vuelos. Otra de las inversiones de 2018 ha sido este buscador de vuelos que, gracias a su algoritmo, permite viajar a múltiples destinos de Europa o América por prácticamente el precio de un billete de avión. Este es uno de los casos de éxito de Marina de Empresas, ya que esta startup fue el proyecto final del Grado ADE de EDEM. Recientemente ganó el Premio a la Mejor Startup de los Valencia Startup Awards y próximamente abrirá el servicio para países asiáticos. Angels posee el 10,84% de las acciones tras invertir 271.000 euros.

Boatjump, alquiler de barcos. La plataforma de alquiler de barcos Boatjump, fundada por Jaime Vara, Alfonso Pastrana y Pablo Ruibal en Mallorca, ya emplea a una treintena de personas desde València tras elegir Lanzadera para crecer. Con 15.000 barcos en su buscador y con una actividad importante en el mercado americano, cerró una ronda de inversión de 500.000 euros en la que participaron Angels, Aurorial, Big Ban Angels y el CEO de Plug and Play Spain, Alberto Gutiérrez, entre otros. Actualmente, el vehículo de inversión de Juan Roig tiene un 9,52% de la propiedad.

Quibim, análisis de imágenes médicas. La compañía fundada por Ángel Bayarri, nombrado en 2015 por el Massachusetts Institute of Technology (MIT) como uno de los mejores jóvenes innovadores de España, ha sido una de las pocas especializadas en biotecnología que ha pasado por la aceleradora y también ha contado con la entrada de Angels en su accionariado. Lo hizo tras capitalizar el préstamo que tenía con la aceleradora de 180.000 euros. La compañía ha desarrollado una solución computacional que permite analizar imágenes médicas con precisión a partir de biomarcadores, algoritmos que permiten extraer datos cuantitativos de resonancias o radiografías. 

SheetGo, hojas de cálculo. La startup fundada por Yannick L. Rault, especializada en crear flujos de trabajo a partir de hojas de cálculo online, conectándolas y actualizando los datos de forma automática entre ellas, cerró recientemente un ronda de 890.000 euros. Previamente, Angels había capitalizado un préstamo de 153.000 euros. La compañía, que cuenta con clientes como Spotify, Uber o The Guardian, también tiene entre sus inversores a SeedRocket o Caixa Capital Risc.

Zeleros, el tren del futuro. Zeleros es la primera empresa de Hyperloop española, el bautizado como tren del futuro después de que Elon Musk, fundador de Tesla, lanzara una competición universitaria para desarrollar esta idea. Fundada por David Pistoni, Daniel Orient y Juan Vicen, ingenieros de la Universitat Politècnica de València, está inmersa en un sistema compuesto por un vehículo autónomo que se mueve gracias a sistemas de levitación dentro de un tubo a baja presión. Actualmente tienen en marcha una ronda de financiación de cinco millones de euros para poner en marcha una pista de pruebas en Parc Sagunt de un transporte que podría alcanzar velocidades de 1.000 kilómetros/hora. 

Panapop, relojes inspiradores. La firma de relojes de diseño Panapop, fundada por Cristina Vidal, se inspira en la moda, el arte y en las últimas tendencias para ofrecer relojes divertidos y alegres, una idea en la creyó que Lanzadera al aceptarles en la quinta edición de la aceleradora. En 2018, la compañía cerró una ronda de financiación liderada por Angels de 260.000 euros en la que también participó el vehículo de coinversión BSF18 de la asociación Big Ban Angels.

Afterbanks, integración bancaria. Afterbanks, liderada por David y María Pilar Lozano, proporciona tecnología (mediante una API propia) que hace posible a particulares y empresas consultar directamente en una plataforma digital todos sus movimientos bancarios y facturaciones, sin tener que acudir para ello a los espacios para clientes facilitados por las entidades bancarias. A finales de 2018 cerró una ronda de inversión de 360.000 euros con Angels, François Derbaix —Indexa Capital— y Fernando Cabello-Astolfi —cofundador y CEO de Aplazame—. La compañía también ganó este mismo año el premio a la mejor fintech en los Valencia Startup Awards.  

Codigames, videojuegos para móviles. Este estudio de desarrollo de videojuegos fue una de las primeras startups invertidas. Fundada en 2012 por los murcianos Francisco José Martínez y Zacarías Gómez, con el apoyo de Lanzadera ya han lanzado al mercado varios videojuegos en dispositivos móviles como Empires of Sand y que también tiene en el accionariado a Faraday Ventures o Caixa Capital Risc. Actualmente, Angels es propietaria de un 27,58%. 

Vivood, hotel paisajístico. Vivood fue uno de los primeros proyectos de Lanzadera en los que invirtió Juan Roig. Fruto de pivotar de un modelo de negocio de venta de casas desmontables, el arquitecto Daniel Mayo puso en marcha un hotel paisajístico en Benimantell, en la Marina Baixa, en el que Angels invirtió 1,16 millones. Esta ha sido una de las inversiones más altas del vehículo tanto por el coste de poner en marcha la infraestructura como por ser los inicios. «Es un modelo de negocio más clásico, la inversión que necesitó al principio fue más grande y también ha formado parte de nuestro camino de aprendizaje estos años», señalan desde Angels, que tiene un 63,29% de la compañía.

Sothis y Torre Oria. Sothis ha sido una de las grandes apuestas de Juan Roig, aunque no pertenece a Lanzadera. Angels compró en 2017 el 25% que le quedaba a los socios fundadores, Jorge Hilario y Joaquín Alcober, quienes desarrollaron una empresa de sistemas de información para la industria 4.0 y que se ha convertido en uno de los primeros partners de SAP en España, del que Angels tiene el 100% de la propiedad. Además, todavía mantiene un 10% de las bodegas Torre Oria, de la que vendió su posición mayoritaria. 

Pero no todo han sido inversiones en Angels, también se ha dado alguna desinversión en las participadas de Lanzadera. Concretamente han sido dos. Por un lado Eslife, fundada por Richard Gracia y Eneko Ridruejo en 2012 para conectar a través de su plataforma a usuarios particulares y profesionales del hogar. Bajó la persiana en 2015 tras surgir el conflicto de si estos modelos debían pagar Seguridad Social a los trabajadores o esperar que fueran autónomos. La otra desinvertida fue Escuela de Ciencia, un proyecto impulsado por la emprendedora Raquel Ibáñez, quien puso en marcha un centro educativo pionero en ciencia y tecnología para que los niños pudieran experimentar en áreas de tecnología, informática y ciencia.

* Este artículo se publicó originalmente en el  número de la revista Plaza

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email