Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

entrevista

Antonio de Felipe: "Estaría encantado de pintar delante de un juez como en 'Big Eyes'"

El pintor se querellará contra la que hasta febrero fue su ayudante, Fumiko Negishi, quien se autoproclama como la autora "real" de más de 200 cuadros del valenciano

29/09/2016 - 

VALENCIA. Desde que Fumiko Negishi se autoproclamara como la autora real de más de 200 cuadros de Antonio de Felipe, el autor valenciano ha mantenido silencio y su única respuesta fue un escueto comunicado de prensa en el que, eso sí, aseguraba que era “falsa” la acusación de la que, desde 2006, fuera ayudante en su taller. La relación laboral acabó en febrero y, ahora, la creadora japonesa quiere que se la reconozca como, al menos, coautora de un buen volumen de piezas. Ahora, De Felipe prepara un ataque por dos vías: primero una querella por injurias y calumnias y, segundo, una nueva serie, Los cuadros dormidos, en la que quiere reinterpretar cuadros e ideas del pasado para demostrar “cómo lo haría hoy”.

-En el comunicado a prensa enviado por usted la pasada semana afirma que es “tajantemente falsa” la acusación, ¿qué ha motivado entonces a Fumiko?
- He sido, soy y seré un trabajador incasable porque mi vida es mi arte. De repente te levantas y te ves envuelto es esta onda expansiva que cuestiona esos años de trayectoria… evidentemente es un shock. Entonces me puse en manos de mis abogados. Las acusaciones vertidas por ella son graves y totalmente falsas, de hecho está a punto de llegarle una querella por injurias y calumnias, voy a actuar con todo el peso de la ley. No voy a permitir que se juegue y se ponga en entredicho mi talento y mi trayectoria que me ha costado muchos años conseguir. Hay que tomar medidas oportunas.

No sé qué pasa por su cabeza para haber hecho una cosa así. Lo que puedo es hacer una reflexión abstracta, algo general: reflexionaría acerca de hasta que punto están desprotegidas las personas, que a base de su talento y tesón consiguen cierto grado de reconocimiento, a que de repente aparezca alguien y ponga en entredicho esa trayectoria. No se trata de un caso de plagio, de hecho soy uno de los artistas más copiados de este país, es prácticamente un caso de suplantación artística.

-¿Ha tenido algún contacto con ella desde que hiciera pública la acusación?
-La señora Negishi desaparece de mi estudio a principios de febrero y no he vuelto a tener ningún contacto con ella. Yo he seguido pintando, exponiendo… con lo cual si ella dice que es la autora de mis obras no tiene mucho sentido que la despida. Antes de que empezara a trabajar en mi estudio como ayudante, como asistente, yo ya era Antonio de Felipe, tenía un estilo muy concreto, había hecho obras que se han convertido en iconos de la cultura popular, como las vacas, convertí a Audrey en un icono pop... la identidad artística es algo con lo que se nace, se crece. Mi pintura nace de lo más profundo que es mi tierra y mis vivencias personales, es  muy valenciana. Tengo una legión de imitadores pero les falta ser yo. Reivindico firmemente que todas mis obras han salido de mi cabeza...

-¿Y de sus manos?
- Evidentemente todas mis obras han salido de mi cabeza y cualquier cuadro de mi autoría que esté firmado por mí puedo asegurar que he estado horas y horas de caballete pintándolos. He dedicado muchos días, tardes y noches a pintarlos. Eso es así. Igual que yo tengo mi discurso artístico ella tiene el suyo propio, entonces que la gente vea su línea y la mía. Estamos en mundos distintos. Es bastante inverosímil que ella pueda crear mis cuadros.

-Dice Fumiko que usted “no ha tocado un pincel en 20 años”…
- En fin… primero, la señora Fumiko Negishi trabajaba a media jornada por las mañanas y yo me he tirado muchas tardes y muchas noches pintando, puede saber lo que ocurre en determinadas horas en el taller pero no lo que ocurre el resto del día. Ella se descalifica porque hace 20 años no la conocía. Hay gente de mi entorno que me ha visto trabajar hasta las tantas de la mañana y ha tenido que venir a traerme un bocata y decirme: "Antonio cena, que te va a dar algo".  ¿A quién se le ocurre eso? Esa afirmación a mi entorno más íntimo le ha hecho mucha gracia, que han visto desde el primer boceto en post-it como ha ido evolucionando. Yo cuando era joven trabajaba en una agencia de publicidad y pintaba por las noches. Soy autónomo e independiente desde los 20 años que me fui de mi casa. Yo no soy quien soy porque sí, he hecho cortinillas de continuidad para Telemadrid, diseños de vajilla, he colaborado con Almodóvar en películas, hice la escenografía de Alaska y Segura… tengo una capacidad creativa fuera de discusión. En los últimos años de Canal 9 telemaratón solidario y, durante el tiempo que duró, yo estuve pintando un cuadro en directo. Lo empecé de cero lo tuve que terminar en cuatro horas.

-¿Cuándo entra a formar parte Negishi de su taller y cuál es su labor?
- No estoy seguro, ella era autónoma, creo que a partir de 2006. Fue una colaboración intermitente. En cualquier caso, trabajaba en aspectos técnicos jamás creativos, siempre supervisada por mí, no ha habido nada en el ámbito creativo en el que ella haya intervenido.

-¿En cuántos cuadros ha participado? Ella habla de más de 200.
- No lo sé. Sinceramente, me parecen demasiados cuadros. Pero insisto, ella solo ha colaborado en aspectos técnicos, siempre dirigida por mí. Mis obras son mis creaciones y nacen de mi cabeza y de mi corazón. He dedicado muchas horas de mi tiempo a que sean lo que son. 

- ¿Cuándo y por qué se produce su salida?
- Porque llevamos ocho años de crisis enorme, yo le comunico tanto a ella como a mi secretaria que he hablado con mi gestor y que tengo el doble de gastos que beneficios y como todo el mundo tenía que recortar gastos. De todas formas, ella se fue de mi estudio pero mi secretaria sigue trabajando para mí. Tenía que recortar gastos, igual que tenía un anexo a mi estudio alquilado que tuve que dejar.

-Fumiko se apoya en un cambio en su obra con su llegada, piezas de más profundidad, ¿cómo justifica usted este cambio?
- Eso no es así, su obra es absolutamente plana. El cambio en mi obra se debe a mi madurez como persona y como artista, aparte de la técnica. Evidentemente, si llevo toda la vida pintando, conforme me ido haciendo mayor, mi técnica ha mejorado, no ha sido porque ella estuviera trabajando en mi taller. Algo que a ella se le escapa es que el concepto de mis cuadros se hace más maduro porque yo soy más mayor, tengo más vivencias. Eso es lo que proyecto. Es muy emocional, eso solo puede salir de tu propio recorrido como persona.  Pero no nos quedemos solo con lo estético, que también la hay y se debe a mi afán de superación y perfeccionismo, ay una madurez en lo que estoy contando. En Graffiti Pop me desnudo por dentro y por fuera, eso solo puede salir de mis vivencias.

-En la demanda aduce que algunas de las obras son “imposibles de realizar técnicamente” por usted, ¿estaría dispuesto a pintar delante de un juez para demostrar que no es así?
- Eso es absolutamente falso, estaría encantado de pintar delante de un juez como en Big eyes. No tendría el menor problema, estaría encantado. No tengo miedo. Estoy muy seguro de mi capacidad, de mi creatividad y de mi técnica.

-¿Ha aportado entonces ella algo desde el punto de vista creativo a las obras?
-Cero. Nada. Yo soy un artista con una personalidad tan marcada, que sé  lo que quiero, que no ha habido absolutamente ninguna aportación en lo artístico. Mis obras son creaciones mías desde que parte la idea, la composición… ella se limitaba a seguir los parámetros que le marcaba.

- Afirma ser el autor intelectual de todas las obras, sin embargo, Fumiko asevera que no siempre le facilitaba un boceto, a veces solo era una idea…
-Completamente falso, lo desmiento rotundamente. Soy tan perfeccionista, de hecho, de algunas de mis obras, he hecho más de treinta versiones para ver cual es la buena. Mi pintura es tan personal que no lo puede hacer otra persona.

- ¿Tiene ahora ayudante?
- No, y se me han ido todas las ganas.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email