GRUPO PLAZA

entrevista al exalcalde y líder del PP de Gandia

Arturo Torró: "Mi amistad con Alfonso Rus es sagrada"

30/01/2016 - 

VALENCIA. Contento, emocionado y mucho más relajado, Arturo Torró, ex alcalde de Gandia, recibe a Valencia Plaza horas después de dejar su acta de concejal. Un adiós inesperado, consensuado con su familia y apoyado por los suyos, que desde ayer dan muestras de cariño. El tan cuestionado ex alcalde de la ciudad deja la primera línea de la política con “la cabeza bien alta” y, de momento,  seguirá al frente del Partido Popular de la ciudad. 

La noticia que deja su acta de concejal ha cogido a muchos por sorpresa… 

Sí… El miércoles conocí la sentencia del Tribunal de Valencia donde me devuelven los 12 millones de acciones que tengo en Bankia y que me había pignorado y se había quedado. A partir de aquí vendrán otras sentencias. Me debo enfocar a esa lucha porque es el patrimonio de mis hijos. Piensa que el importe inicial de esas acciones era de 22,7 millones de euros y recuperar esa cantidad es muy importante. Pero también la dejo por mis hijos porque soy una persona que trabaja mucho y ya se han cansado de que no esté con ellos. Llevo 9 años en la política y llegó el momento. ¿Por qué ahora y no luego? Dije que lo anunciaría en el primer Pleno después de conocer la sentencia y así lo he hecho. Como entenderás, tengo que trabajar para recuperar mi patrimonio.  

Dígame, ¿cómo ha vivido el proceso? 

Han sido tres años complicados en los que he tenido que aguantar muchas criticas y comentarios sobre mi economía, mi mala gestión,… Tres años donde disfrutaba de unas perpetuas subordinadas de memoria que compré en Bankia hace siete años. Disfrutaba de unos intereses y, como a otros muchos, de hoy para mañana nos las quitaron. Esto ha sido un proceso de lucha que se alargó durante tres años y, lo primero que ha hecho, es devolver esas acciones que Bankia decía que eran pignoradas. Ahora comienza otra serie de pleitos y de juicios donde la justicia va a determinar quién tiene razón. Yo confío en la justicia y, a día de hoy, me han devuelto mis acciones. 

Un adiós que tiene que haber sido difícil. 

Exacto. En mi vida he logrado muchos éxitos, pero ser alcalde de Gandia ha sido un sueño para mi. Nada tiene parangón con ser alcalde de Gandia. Me voy porque he quemado mi etapa y lo hago con pena. Siento nostalgia de dejar el acta de concejal porque, para mi, Gandia es muy importante y me lo ha dado todo. 

Abandona su cargo institucional pero mantiene su cargo dentro del Partido Popular, ¿cómo cree que influirá su salida en el Ayuntamiento de Gandia? 

Soy una persona de corazón, que lo da todo y creo que mi salida va a rebajar un poco el ritmo y la tensión política que hay ahora. Esto le va a venir bien a Gandia porque todo el día sale en la prensa noticias de crispación y, quizá, yo también participo un poquito en esto. Lo cierto es que todos estamos crispados. Creo que es el momento de recoger velas, de que todos hagamos un análisis profundo de qué está pasando. Esto le va a venir muy bien a todos y creo que es el momento para empezar de nuevo. 

Se rumorea que su salida tiene como objetivo propiciar un pacto entre el Partido Popular y Ciudadanos para recuperar la alcaldía, ¿qué hay de cierto?  

No tengo ningún problema con el señor Ciro Palmer, pero no le he entendido nunca. No entiendo 

como una persona como él, profundamente religiosa y que procede de una familia tradicional conservadora, entregue su voto para que gobiernen los republicanos; quienes van en contra de la unidad de España, de la Iglesia Católica,… Esto no lo puedo entender. A mi me da igual lo que diga Ciudadanos, a mi el Partido Popular me dice que vote a los republicanos y me voy a mi casa o al grupo mixto. No lo voto porque en una misma bancada no puedo estar con gente que vaya en contra de mi ideología o religión. 

¿Cree que sin usted dentro de la escena es más factible un pacto con Ciudadanos? 

No lo sé, pero creo que sí que va a facilitar ese proceso. Todos debemos de volver a rehacer este tema. Ciro Palmer tiene un gran momento y, si quiere ser árbitro, que lo sea verdad. Que se meta en el gobierno del Partido Popular, incluso que coja la vara y la negocie. Gandia no puede estar cómo está y en manos de quién está. Si el señor Ciro Palmer se siente cómodo y feliz con ellos, que esté en esa bancada. Insisto, lo que le estoy diciendo a Ciro Palmer es lo mismo que le está diciendo Rivera a Pedro Sanchez: Con republicanos y separatistas no puedo pactar. Nadie puede entender que en Gandia se de ese caso. 

Dígame, ¿esta despedida es un preludio a su marcha definitiva de la política? 

Sigo como presidente del Partido Popular al menos hasta el próximo congreso. Cuando sea el congreso, dejaré paso a otros porque es ley de vida. Todavía no hay fecha para el Congreso, es algo que debe anunciar la presienta del Partido Popular en la Comunitat Valenciana, Isabel Bonig, que ya sabía que me iría pronto. 

Cierra su capitulo político dentro del Ayuntamiento de Gandia. Como buen emprendedor que es, ¿en qué va a dedicar ese tiempo? 

Haré lo que hacía antes. Como es sabido, tengo empresas importantes al otro lado del charco y aquí estoy asesorando a empresas de carácter internacional. En breve haré nuevas cosas y, entre mis nuevos proyectos, estoy pensando en presidir una Fundación de creación propia y fondos propios. 

 

Deja su acta en una semana complicada para el Partido Popular, ¿ha influido el caso Imelsa en su decisión?

No. Yo me hubiese quedado. Confío mucho en la justicia y, en mi opinión, los jueces deberían ser los verdaderos artífices de la democracia. Alfonso Rus era, es y será mi amigo porque la amistad es sagrada. Confío en él y su equipo. La justicia ya dirá.

De todos es sabido que mantenías una muy buena relación con Alfonso Rus, ¿has hablado con él?

De momento y mientras el juez no diga lo contrario creo en él y en su inocencia. Creer en el inocente es la base de nuestro perdón y de nuestra religión. Si la justicia dice otra cosa, pues ya veremos. El día que pasó todo le llamé para saber cómo estaba pero tenía el teléfono móvil desconectado. Pero tengo ganas de verlo, saludarlo y de saber cómo está. 

Ha salido victorioso e su primer litigio con Bankia, ahora le queda por delante el caso Púnica y por la Operación Aplauso, ¿cómo van esos procesos? 

Operación Aplauso es un caso administrativo. Si volviese a ser alcalde, volvería a hacer lo mismo porque la playa de Gandia está muerta. En cuanto a Púnica, declaré ante el juez en calidad de investigado porque, insisto, nunca he tenido un acto de imputación. Estoy convencido de que ni yo ni de los que estaban allí tengamos ningún problema. La gente debe entender que es normal, trabajamos con dinero público y los jueces deben mirar si se ha hecho algo mal. Me voy con la conciencia limpia. El juez sabe que estoy aquí para colaborar con la justicia. 

A modo de despedida y, como ex alcalde que eres, ¿qué consejos les darías a los siguientes miembros de la corporación municipal? 

Diana Morant: Que deje la Diputación y que esté más en Gandia.

Lorena Milvaques: Que supla esa falta de alcaldía que hay en la ciudad, asuma esa responsabilidad y no esté solo para figurar. 

Víctor Soler: Que trabaje por Gandia a muerte. Tiene madera de político y debe curtirse en Gandia por si, algún día, le toca ser candidato de Gandia.  

Ciro Palmer: Claramente le diría que se sentara con el PP y que pida lo que quiera, que lleve las riendas pero que de el salto. Debe retomar las negociaciones. Sólo la izquierda, los socialistas y los republicanos se sienten orgullosos de él. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email