GRUPO PLAZA

Audi Q4 e-tron y Audi Q4 Sportback e-tron

17/04/2021 - 

VALÈNCIA. El Audi Q4 e-tron y el Audi Q4 Sportback e-tron son los primeros SUV eléctricos compactos de la marca de los cuatro aros. Se trata de dos versátiles vehículos todocamino para el uso diario que transfieren el diseño progresivo de los prototipos a la producción en serie y que pueden conducirse sin emisiones. Ambos modelos impresionan por el espacio interior y por la incorporación de soluciones pioneras en el manejo del infotainment y los sistemas de asistencia. El head-up display con realidad aumentada conecta el mundo virtual con el real de una manera totalmente nueva. 

La gama ofrece tres motorizaciones, encabezadas por una variante quattro con una potencia máxima de 220 kW (299 CV). Las cualidades que todas comparten son la conducción libre de emisiones locales, una gran autonomía, tiempos de carga de alrededor de diez minutos para poder recorrer 130 kilómetros en condiciones ideales (WLTP) y el cómodo proceso de carga a través del servicio de recarga e-tron Charging Service. El Q4 40 e-tron de propulsión trasera alcanza una autonomía de hasta 520 kilómetros en el ciclo WLTP. Su comercialización en Europa se iniciará en junio de 2021, con un precio de partida de 44.460 euros en España, donde el cliente puede beneficiarse de una ayuda de hasta 7.000 euros gracias al plan MOVES.

Un paso adelante en Audi: el diseño exterior 

Con el Q4 e-tron y el Q4 Sportback e-tron, Audi lleva un paso más allá el lenguaje de diseño de sus modelos eléctricos. Los dos SUV compactos trasladan a la producción en serie las líneas mostradas por los Q4 concept y Q4 Sportback e-tron concept a principios de 2019. Sorprenden sus proporciones, con voladizos delanteros cortos, ruedas grandes y músculos prominentes y bien definidos. Todos los trazos están dibujados con la mayor precisión y el tratamiento de las superficies se ha estudiado al detalle. En el Audi Q4 Sportback e-tron, la línea del techo de estilo coupé termina en una parte trasera muy expresiva, donde un spoiler se ubica encima de la luna, que está dividida en dos partes. Este diseño progresivo típicamente Audi es tan funcional como aerodinámico: el coeficiente de resistencia del Q4 e-tron es de 0.28, mientras que el Sportback alcanza una cifra aún mejor, logrando un Cx de 0.26. 

En opción, los dos SUV eléctricos pueden incorporar los faros Matrix LED, que iluminan siempre la carretera con la mayor intensidad posible sin deslumbrar al resto de usuarios de la vía. Las firmas lumínicas digitales son una novedad mundial: el conductor puede cambiar entre cuatro diseños distintos mediante el sistema MMI touch. Una banda de luz une los grupos ópticos traseros. Para la carrocería se ofrece una selección de ocho colores, incluida la nueva pintura metalizada violeta aurora. Los acabados exteriores disponibles son cuatro: básico, Advanced, S line y Black Line.

Un vehículo para todo y para todos: movilidad eléctrica sin concesiones 

Gracias a su versatilidad, el Audi Q4 e-tron y el Q4 Sportback e-tron son los compañeros perfectos en cualquier situación. Con 4,59 metros de longitud, ofrecen a los pasajeros un amplio interior, más allá de los límites conocidos en su segmento. La habitabilidad es, en ambos casos, comparable a la de un SUV de gran tamaño, dado que no hay túnel central. La sensación de amplitud no se limita solo a los asientos delanteros; también en la parte trasera los ocupantes disfrutan de un generoso espacio para las piernas, gracias a las ventajas que aporta la plataforma MEB, diseñada para vehículos eléctricos. En lo que respecta a los huecos portaobjetos del interior, los modelos Q4 e-tron destacan por un volumen de almacenamiento total cercano a los 25 litros. En este apartado, los espacios para guardar botellas, integrados en la sección superior de las puertas, son otro aspecto destacable: dan cabida a botellas de hasta 1 litro, que quedan al alcance del usuario. 

El maletero también ofrece más espacio del habitual entre los SUV compactos, con cifras propias del segmento superior: dependiendo de la posición de los respaldos traseros, el volumen se sitúa entre 520 y 1.490 litros en el Q4 e-tron; y entre 535 y 1.460 litros en el Q4 Sportback e-tron, que cuenta con portón de apertura eléctrica de serie. Ambos modelos pueden remolcar hasta 1.000 kilogramos (con freno y hasta una inclinación del 12%); las versiones quattro elevan esta cifra hasta 1.200 kilogramos. 

La elevada autonomía es una cualidad destacada en los nuevos modelos eléctricos de Audi: el Q4 40 e-tron puede cubrir distancias de hasta 520 kilómetros (WLTP) con una sola carga de batería. Gracias a una potencia de carga máxima de 125 kW, en condiciones ideales puede obtener suficiente energía para recorrer unos 130 kilómetros en apenas diez minutos. Con la aplicación myAudi, el propietario puede controlar el proceso de carga en casa y la pre-climatización del coche desde un smartphone.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email