GRUPO PLAZA

Plan Moves II, con ayudas de hasta 5.500 euros, Recibe 650 solicitudes, lo que supone cuadriplicar las que se concedieron el pasado año 

El tirón del coche eléctrico dispara las peticiones de ayuda del Ivace para comprar vehículos sostenibles

23/11/2020 - 

VALÈNCIA. El vehículo eléctrico es ya una realidad. Cada vez son más usuarios los que circulan con un vehículo sostenible por las carreteras españolas. Y en los próximos años está tendencia irá a más. Buena prueba de ello es la apuesta que están llevando a cabo la mayoría de fabricantes para adecuarse a esta nueva realidad, lanzando nuevos modelos que conjugan eficiencia y sostenibilidad con un menor impacto contaminante en el medio ambiente. Modelos que van al alza en el mercado con una mayor demanda por parte de los consumidores.

Así, según los datos de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), las matriculaciones de vehículos eléctricos en España alcanzaron un volumen de 2.089 unidades en octubre, un 101,4% más. Según sus estimaciones. Pero no únicamente este modelo capta el interés de los compradores. También las ventas de vehículos híbridos enchufables aumentaron en octubre un 216% al comprarse 2.521 unidades, mientras que los híbridos convencionales se incrementaron un 31,5% con un volumen de 13.579 unidades. Un contexto que hace prever que las ventas de estos modelos más sostenibles rondarán las 38.000 unidades en 2020, lo que supondrá un crecimiento del 55% respecto al año anterior.

En este contexto, el Gobierno central aprobaba la segunda edición del Programa de Incentivos a la Movilidad Eficiente y Sostenible, conocido como Plan Moves, un plan que recoge ayudas directas a la adquisición de vehículos eléctricos o híbridos enchufables, así como a la instalación de infraestructura de recarga de vehículos electrificados, de sistemas de préstamos de bicicletas eléctricas y a la puesta en marcha de planes de transporte a los centros de trabajo. 

Dotado con 100 millones de euros, la Comunitat Valenciana era beneficiaria de 10,59 millones de este fondo que entró en vigor el pasado mes de agosto. Un montante que gestiona el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (Ivace) que ha visto como el interés por acceder a estas ayudas se ha disparado de forma considerable respecto a la anterior convocatoria. En concreto, de los 10,59 millones de euros de este año, 4,7 millones se destinan a la compra de vehículos; 3,7 millones para puntos de recagara; 200.000 para bicis eléctricas  y un millón para acciones de movilidad al centro de trabajo. El presupuesto el restante es para ayudas a inversiones directas de la administración y para la propia gestión del programa.

Así, el Ivace, dependiente de la Conselleria de Economía que dirige Rafa Climent, ha recibido ya un total de 650 solicitudes para acceder a estas ayudas para la compra de vehículos eléctricos puros, enchufables y a gas natural, una cifra que supone prácticamente cuadriplicar las que se concedieron durante la primera edición en 2019 y que beneficiaron a 168 vehículos. Según el Ivace, ya está comprometido el 60% del presupuesto, esto es, casi tres millones de euros.

"El objetivo fundamental es incentivar la compra de vehículos que utilizan energías alternativas frente a las convencionales, especialmente los eléctricos para disminuir las emisiones de gases contaminantes, mejorar la calidad del aire, a la vez que supone un importante estímulo para el sector", destaca el conseller Climent, quien valora "la mayor sensibilización hacia la necesidad de avanzar hacia una movilidad más sostenible" a la vista del interés generado en esta segunda onvocatoria. "La demanda de vehículo sostenibles está creciendo de forma muy importante", subraya.

De acuerdo con los datos de la Conselleria, la mayor parte de las solicitudes recibidas (329) corresponde a la compra de turismos eléctricos puros, a la que siguen 140 para la adquisición de turismos híbridos enchufables, 73 de camiones que utilizan el gas natural como combustible, 72 motocicletas eléctricas y 35 furgonetas eléctricas. 

Cabe recordar que Ivace Energía otorga ayudas económicas de hasta 5.500 euros para la adquisición de vehículos eléctricos puros por parte de particulares y entidades y hasta 2.600 euros para los híbridos enchufables. Las ayudas para la adquisición de motocicletas eléctricas es de 750 euros tanto para pymes como particulares y para furgonetas y camiones las ayudas van desde los 4.000 a los 15.000 euros. La campaña se prolongará hasta 28 de julio de 2021 o hasta final el presupuesto.

De esta forma, las cuantías varían en función del tipo de vehículo adquirido y del solicitante y son los propios concesionarios adheridos a este programa los que se encargan de la tramitación para la obtención de las ayudas. Hasta la fecha, se han sumado cerca de 200 concesionarios de todo el territorio valenciano.  

Pero, ¿cuál es el perfil de los solicitantes? La mayor parte son particulares, 454, mientras que 119 corresponden a pymes, 68 a grandes empresas y 8 a entidades. Todas estas peticiones permitirán un ahorro de energía de 361 toneladas equivalentes de petróleo al año, lo que supondrá dejar de emitir cada año 1.670 toneladas de CO2 a la atmósfera, según destacan desde Economía. 

Instalación de puntos de recarga 

En paralelo, y dada la necesidad de dotar de infraestructuras a esta nueva movilidad, bajo el paraguas del Moves II, desde el Ivace también se ha lanzado un segundo programa de ayudas, dotado de 3,7 millones, para la implantación de puntos de recarga para vehículos eléctricos. E concreto, establecen que el 30% del coste sea subvencionable para empresas privadas y del 40% para particulares, autónomos, comunidades de propietarios y entidades locales y sector público, con una ayuda máxima por beneficiario de 100.000 euros.

Unas subvenciones que, en apenas dos meses, ya se han solicitado ayudas para instalar 65 puntos de recarga eléctrica. Así pues, se subvencionan los sistemas de recarga de baterías para vehículos eléctricos, tanto en la modalidad de adquisición directa como de operaciones de financiación por renting, así como la preinstalación eléctrica para recarga de vehículo eléctrico en comunidades de propietarios. La infraestructura de recarga de vehículos eléctricos puede ser tanto pública como privada y el uso podrá ser privado o público.

Más de mil puntos de recarga de uso público 

Estas ayudas son complementarias a las que Ivace Energía tiene para la instalación de puntos de recarga de uso público y que se enmarcan en el Plan de Movilidad Eléctrica y Despliegue de la Infraestructura que contempla para 2020 alcanzar 455 puntos de recarga eléctrica, conseguir para 2025 un total de 1.160 puntos de recarga y 2.370 puntos de recarga en 2030.

Para ello, prevé una serie de medidas para la instalación de puntos de recarga de vehículos eléctricos para servicio público, con subvenciones del 40%, en el caso de las empresas, y del  80% en el caso de los ayuntamientos. "Gracias a las ayudas concedidas la Comunitat cuenta con un total de 1.020 puntos de recarga eléctricos de uso público, lo que supone superar en más del doble el objetivo establecido por el Plan del Vehículo Eléctrico para 2020", señala el conseller.

De estos puntos de recarga públicos, un total de 182 son rápidos, es decir, que tardan alrededor de 20 minutos en realizar una recarga del 80% , mientras que los 838 restantes son semirrápidos porque necesitan alrededor de 1,5 horas para la recarga.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email