X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

BBVA rebaja al 1,9% su previsión de crecimiento para este año y al 1,6% en 2020

14/10/2019 - 

VALÈNCIA (EP). BBVA Research ha rebajado cuatro décimas su previsión de crecimiento del PIB para este año, hasta el 1,9%, y en tres décimas su pronóstico para 2020, hasta el 1,6%, por la revisión de la Contabilidad realizada por el INE, la tendencia negativa de algunos componentes de la demanda y el deterioro del contexto internacional, con lo que estima 750.000 empleos en dos años, hasta reducir la tasa de paro al 13,3% el próximo ejercicio.

Así figura en el informe 'Situación España' del servicio de estudios de la entidad, presentado este lunes por el economista jefe del Grupo BBVA y director de BBVA Research, Jorge Sicilia, el responsable de Análisis Macroeconómico de BBVA Research, Rafael Doménech, y el economista jefe para España de BBVA Research, Miguel Cardoso.

Sicilia ha explicado que la desaceleración internacional y europea continúa y en los últimos tres meses se evidencian tensiones comerciales que ya están "afectando de una manera clara a la actividad" y a la economía española, dañada por la incertidumbre internacional, a lo que se suma la revisión de la Contabilidad Nacional de los últimos 23 años realizada por el INE.

De esta forma, BBVA se une a la revisión a la baja generalizada realizada en las últimas semanas por distintos organismos nacionales e internacionales, como el Banco de España, que la rebajó al 2%, o Funcas, al 1,9%. El Gobierno reducirá previsiblemente su previsión de crecimiento del 2,2% para este año en el cuadro macroeconómico que remitirá a Bruselas junto al Plan Presupuestario este martes.

En concreto, la rebaja de cuatro décimas de la previsión para este año se debe, en dos o tres décimas, a la revisión a la baja realizada por el INE; y entre una y dos décimas se corresponden con los riesgos del exterior, como la guerra comercial, las amenazas proteccionistas, la posibilidad de un Brexit sin acuerdo y la desaceleración en Europa.

Doménech ha explicado que se observa una ralentización de la demanda interna debido a la debilidad del gasto en consumo de las familias y, en gran medida, por la atonía de la compra de bienes duraderos, junto a un avance "menos vigoroso de lo previsto" de la inversión.

A su vez, la inversión en construcción no residencial continúa con la "fragilidad" mostrada desde inicios de año. En positivo, destaca la evolución "relativamente buena" de las exportaciones, pese a su notable desaceleración, y ha indicado que espera un repunte del consumo privado en el tramo final del año.

Así, prevé un alza del consumo privado del 0,8% este año y el 1,3% en 2020, en tanto que las exportaciones crecerán un 2% y un 2,9, respectivamente, mientras que las importaciones lo harán un 0,2% y un 3,4%, en cada caso.

Cambios regulatorio y plan de reformas

Eso sí, BBVA cree que se podría mantener de cara a los próximos meses la incertidumbre de índole doméstica que, recuerdan, ha coincidido con cambios regulatorios asociados al mercado de vivienda y al automóvil, consistentes con la desaceleración de la demanda interna de consumo e inversión, al afectar a la confianza.

No obstante, Sicilia ha asegurado que la economía española está en una situación "mejor que en otras ocasiones" gracias a que la situación financiera del sector privado es "muchísimo más sólida" y el BCE va a garantizar bajos costes de financiación.

"Estamos muy lejos de los desequilibrios de 2007", han enfatizado desde el servicio de estudios de la entidad, en el que ven "transitorio" el deterioro del mercado de la vivienda y descartan una burbuja, si bien achacan la desaceleración a los últimos cambios regulatorios, como la reforma de la Ley Hipotecaria.

Por ello, el BBVA Research cree que el dibujo para la economía española es "razonable" porque está "mejor preparada", si bien aboga por reforzar los patrones que le han llevado a esta situación "más sólida" con un plan integral de reformas para afianzar las perspectivas y seguir creciendo por encima de la media europea.

El empleo se ralentiza

Con todo, el avance de la actividad será suficiente para crear 750.000 puestos de trabajo, con un alza del empleo del 2,2% este año y el 1,4% en 2020, lo que disminuirá la tasa de paro hasta el 14,1% este año y al entorno del 13,3% en el promedio de 2020.

Según BBVA Research, el impacto del alza del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en el empleo ha sido "limitado", con alrededor de una décima a la baja de la ocupación, reflejado en un comportamiento de la afiliación a la Seguridad Social "ligeramente menos favorable" en jóvenes, ocupados del sector del comercio y hostelería y determinadas regiones.

Además, la recuperación del empleo está siendo menos intensa en áreas no urbanas y casi la cuarta parte de la afiliación (24,3%) se ubica en municipios ni incluidos en una gran área urbana.

Desviación del déficit

En cuanto al déficit, calcula que España podría incumplir sus compromisos de estabilidad en el bienio, ya que calcula que el déficit podría reducirse solo dos décimas, hasta el 2,3% del PIB en 2019, lejos del objetivo marcado por el Gobierno (2%), y para 2020, en un escenario sin cambios en la política fiscal, espera una corrección cíclica de las cuentas públicas hasta el 1,9% del PIB, también desviado de la meta fijada por el Ejecutivo (1,1%).

En este sentido, Doménech ha precisado que las estimaciones de desviación no incluyen los anuncios realizados en las últimas semanas por el Gobierno de subida de pensiones, entre otros, y ha indicado que no hay "ninguna expectativa" por ahora de Presupuestos de 2020, por lo que no cuentan con una estimación sobre el impacto de unas posibles nuevas cuentas públicas.

Además, Doménech ha hecho hincapié en que "no existe" margen para políticas fiscales discrecionales, sino que las actuales condiciones de política monetaria en la zona euro dan margen para dejar actuar respecto a los "estabilizadores automáticos", de forma que si hubiese un deterioro adicional, se podría amortiguar a través de las cuentas públicas la disminución de ingresos y el alza de algunos gastos.

Alemania y Holanda son los países europeos que sí cuentan con margen fiscal, ha puntualizado Sicilia. En todo caso, Doménech ha incidido en la importancia de mejorar la eficiencia de gasto público, incluso con prórroga presupuestaria.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email