GRUPO PLAZA

Pide que el consistorio se pronuncie sobre la validez de la petición que inició el proceso en 2008

Benimàmet plantea un contencioso contra el rechazo a la Entidad Local Menor

27/01/2022 - 

VALÈNCIA. La lucha de Benimàmet por convertirse en Entidad Local Menor todavía no ha llegado a su fin. La semana pasada, la Generalitat Valenciana desestimó definitivamente la petición para dotar de mayor autonomía al barrio, al considerar que el procedimiento seguido no se adaptaba a la normativa estatal sobre la materia y que, por lo tanto, no era válido. Sin embargo, no opina así el alcalde pedáneo, José García-Melgares, quien planteará al Ayuntamiento de València presentar un contencioso administrativo contra el carpetazo por parte del gobierno autonómico. 

La Dirección General de Administración Local de la Generalitat Valenciana, que dirige Toni Such, resolvió el pasado 22 de diciembre rechazar la petición sobre la Entidad Local Menor en Benimàmet, al considerar que no tiene sostén jurídico. Y es que, entra aquí en juego la Ley de de racionalización y sostenibilidad de la Administración Local, aprobada por el anterior gobierno de Mariano Rajoy con el objetivo de frenar los gastos de los Ayuntamientos en medio de una época de crisis. Y una de las partes de la misma tenía que ver con la creación de las Entidades Locales: las que ya existieran antes de 2013 se mantendrían, pero solo podrían constituirse nuevas en caso de que el procedimiento se hubiera iniciado antes de ese mismo año. 

Es precisamente aquí donde se emborrona del proceso de Benimàmet, puesto que existen dudas sobre si el momento y la forma en la que se inició la petición pueden tener cabida en la ley estatal y por lo tanto en el marco legal previo a 2013. Para la Generalitat Valenciana, no. Para el alcalde de barrio, sí. En este sentido, García- Malgares explica que en el año 2008 un vecino del municipio presentó una petición formal ante el consistorio, entonces dirigido por Rita Barberá, para declarar el barrio como una Entidad Local Menor.

El Ayuntamiento ignoró esta petición, por lo que de algún modo el expediente quedó abierto hasta que, unos cuantos años más tarde, entró el nuevo gobierno de coalición compuesto por PSPV, Compromís y, en primera instancia, Unides Podem. Fue en este momento cuando la entonces concejala de Pueblos, Consol Castillo, pidió la constitución de la pedanía como Entidad Local Menor. Ahora bien, la legislación competente en la materia -la anterior al año 2013- ya establecía que el proceso tan solo podía iniciarse bajo dos supuestos: una petición por parte de la mayoría de los vecinos residentes -no solo uno- o una resolución del pleno del Ayuntamiento.

Y es cierto que esta resolución del pleno existe, pero pertenece a los años 2018 y 2019. Por lo tanto, para el gobierno autonómico esta ya no tiene validez, puesto que la iniciativa se tendría que haber dado en el año 2013 o antes, cosa que finalmente no sucedió así. De este modo, la Generalitat Valenciana desestima el requerimiento al considerar que no se adapta con las normas estatales que actualmente siguen vigentes desde el gobierno de Rajoy.

Sin embargo, el alcalde de barrio lamenta: "En ningún momento dice la resolución por parte de la Generalitat Valenciana que el documento con la petición del vecino del año 2008 sea inválido. Entonces, si ese documento es válido eso quiere decir que el procedimiento también lo ha sido y por lo tanto los trámites pueden seguir adelante", expone García-Melgares. 

En otras palabras, pide que el secretario del Ayuntamiento de València se pronuncie sobre la validez de esa carta o no, puesto que en su momento el consistorio sí que la consideró prueba más que suficiente como para iniciar la tramitación, al contabilizarla como un expediente abierto: "El pleno votó en 2018 y 2019 en base a esa petición, y luego nos pidió recoger firmas también en base a ella".

Y, de hecho, esa recogida de apoyos que se contempla en la ley previa a 2013 sí que se produjo. Pero, de nuevo, mucho más tarde de lo que debería. A este respecto, la petición logró alrededor de 5.000 votos positivos y ninguno en contra. Aunque lo cierto es que las firmas no llegan a la mitad de la población censada en el municipio, que asciende a más de 11.000. 

Pero, sea como sea, el alcalde de barrio insiste en que la Generalitat Valenciana debería haber pedido expresamente al Ayuntamiento una evaluación de la legalidad de la carta remitida por el vecino, y hasta qué punto se puede aceptar como proceso abierto para la constitución en Entidad Local Menor o no.

Así con todo, García-Melgares ha adelantado que propondrá a la actual concejala de Pueblos, Lucía Beamud, la presentación de un contencioso contra la decisión. Un paso que se deberá discutir en la siguiente asamblea para conocer el encaje, idoneidad o recorrido legal que este podría tener. Aunque, ciertamente, el nuevo gobierno siempre se ha mostrado muy favorable a la creación de Entidad Local Menor para Benimàmet, un procedimiento que le daría mayor autonomía con respecto al Ayuntamiento de la capital. También coincidió con ello la propia Generalitat Valenciana. Aunque, por el momento, no ha podido encontrar la vía legal para convertirlo en una realidad. 

"Pase lo que pase, no hemos perdido el tiempo"

José García-Melgares se muestra satisfecho por el camino recorrido en cuanto a los intentos de constituir Benimàmet como una Entidad Local Menor. En este sentido, reconoce que la lucha conjunta entre el barrio y el Ayuntamiento de València "lo que ha demostrado es el espíritu de pueblo que existe entre los vecinos", destacaba.

Por su parte, el Partido Popular, que finalmente sí que votó a favor de la constitución en los plenos de 2018 y 2019, lamenta que el consistorio ha "creado ilusiones" entre los vecinos del municipio al asegurarles que la Entidad Local Menor era totalmente posible. Algo que, por el momento, no se ha sucedido. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email