X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

'la mirada de las cosas' 

Bombas Gens se asoma al Japón de ‘Provoke’

23/02/2019 - 

VALÈNCIA. Bombas Gens inauguró ayer una de sus exposiciones más esperadas, La mirada de las cosas. Fotografía japonesa en torno a Provoke, en la que despliegan uno de los “núcleos” principales de la colección Per Amor a l’Art, tal y como indicó su presidenta, Susana Lloret. Pero, antes, un alto en el camino, ¿qué diablos es Provoke? Con tan solo tres números publicados, entre 1968 y 1970, la revista Provoke fue uno de los elementos clave para la renovación fotográfica que se produjo en el país nipón durante la posguerra, un cambio en la forma de entender –y presentar- la imagen que resultó en el estilo conocido como are-bure-boke (grano, barrido, desenfoque). “La selección que se exhibe constituye la colección más importante de la fotografía japonés de esta época, en manos privadas, fuera de Japón”, explicó Lloret durante la presentación de la muestra, en la que destacó de la obra presentada su mirada “que a veces te golpea y a veces te acaricia, como la vida misma”.

Comisariada por Nuria Enguita y Vicente Todolí, la propuesta se enmarca dentro de los proyectos expositivos destinados a la presentación de la colección aunque, en este caso, por primera vez, supone un trabajo de investigación sobre un movimiento específico. “Al principio teníamos piezas de sólo dos fotógrafos, Tōmatsu y Moriyama, y a partir de ellos empezamos a tirar del hilo y a completar el conjunto al que hemos llegado. Contrariamente a lo que pueda parecer en un primer momento, el vínculo de los fotógrafos que exponemos no es nacional, sino personal. Todos ellos tenían una relación en vida, no nos hemos inventado ningún nexo de unión porque ya existía. Tan sólo hemos recopilado sus obras”, explicó Todolí sobre el punto de partida de la muestra, que se podrá ver hasta febrero de 2020.

De esta forma, la muestra recoge el trabajo de cuatro generaciones de fotógrafos, incluidos los fundadores de Provoke, Takuma Nakahira y Koji Taki, junto a Takahiko Okada y Yutaka Takanashi. "A través de ellas, se puede observar perfectamente una evolución, y las influencias que supusieron los unos para los otros. Además, sacamos a la luz tres nombres femeninos: Toyoko Tokiwa -dedicada sobre todo al retrato de las mujeres trabajadoras-, Tamiko Nishimura -que comenzó como ayudante de Moriyama- o Ischiuchi Miyako, que comienza su trabajo en 1975 en la estela de Provoke", explicó Enguita.

La exposición habla de la transformación radical de la fotografía japonesa, un cambio vinculado estrechamente al momento histórico. Entre 1957 y 1972, se produjo en el país una renovación de estos lenguajes en paralelo a los cambios económicos y sociales, unos años marcados por enfrentamientos sociales, principalmente contra la herencia americana de la ocupación. El grupo de fotógrafos que fundaron la revista, a su vez, bebían de la influencia de otra formación, VIVO, una agencia inspirada en la americana Magnum Photos con el objetivo común de forjar una fotografía crítica y subjetiva, en oposición a las convenciones establecidas. También se presenta la obra de Michio Harada, un profesor de química y fotógrafo amateur coetáneo al resto de autores de la muestra y descubierto por el artista João Penalva.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email