GRUPO PLAZA

otro debate sobre las listas: el caso catalá

Bonig quiere renovación para enfrentarse a C's: prefiere jóvenes a vieja guardia

Margallo no emociona ni en Valencia ni en Alicante: las bases critican que repitan diputados alejados del día día del partido en la Comunitat  

2/10/2015 - 

VALENCIA. El PP de la Comunitat Valenciana recibe este sábado a Mariano Rajoy en una jornada organizada por la dirección regional y centrada en la participación, transparencia, calidad democrática y creación de empleo.

Desde que Isabel Bonig alcanzara el liderazgo a finales de julio, la formación popular ha mejorado su situación interna: las tensiones generadas por el liderazgo de Alberto Fabra se han desactivado por el mejor juego de equilibrios en clave interna favorecido por su sucesora en el cargo.

Ahora bien, esto no significa que no existan pugnas en el seno de los populares: la confección de las listas al Congreso de los Diputados que deben concretarse en las próximas semanas será una buena prueba de fuego de cara a comprobar la salud orgánica del PPCV. Prácticamente todos quieren continuar al mismo tiempo que habrá menos puestos seguros que en 2011.

En este caso, existe una amplia corriente que coincide en algunos aspectos que defiende la actual líder de los populares valencianos. Fuentes del partido próximas a Bonig aseguran que la presidenta quiere favorecer una lista donde se visualice la regeneración con una preferencia por perfiles jóvenes que cuenten con el respaldo de las direcciones provinciales. Una manera de combatir una de las mayores amenazas para la formación popular: la competencia de Ciudadanos (C's), que viene de firmar un resultado notable en Cataluña y contará en su candidatura con el conocido actor Toni Cantó.

También juegan a favor de este concepto las bases del partido, que critican la poca vinculación con el partido que algunos de los diputados han mostrado en su circunscripción a lo largo de la legislatura e incluso no es difícil encontrar críticas sobre algunos de ellos referidas al "alejamiento de la calle".

Uno de los nombre que viene sonando para encabezar la candidatura en Alicante o incluso en Valencia es el del ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo. Un dirigente próximo a Mariano Rajoy -aunque no originario de la Comunitat- que se asumiría por parte del PPCV si bien ninguna de las dos provincias lo desea especialmente. En la pugna por encabezar la circunscripción de Valencia también se ha postulado el delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues, si bien las direcciones provinciales creen que debería seguir en su actual puesto.

En esta provincia Valencia, los puestos se estrechan considerablemente puesto que de los nueve escaños logrados en 2011 las previsiones apuntan a conseguir solo cinco diputados o, de haber remontado un poco tras las autonómicas, llegar a seis parlamentarios. Se da por segura la salida de la número dos de la anterior lista, Belén Juste, en su día apadrinada por Rita Barberá, y se pone en tela de juicio la continuidad del veterano Ignacio Gil Lázaro, que acumula 28 años en el Congreso y cuatro en el Senado. La continuidad de la coordinadora provincial del PP, Belén Hoyo, la actual secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Susana Camarero, y la exconcejal Marta Torrado, se antoja factible pero, y esta es la cuestión, habrá que dirimir el orden que ocupan. 

También se prevé un descenso de escaños para el PP en Alicante, donde en 2011 lograron ocho diputados y las previsiones apuntan a quedarse en, a lo sumo, cinco parlamentarios. En esta lista quiere repetir el exconseller Gerardo Camps y suena con fuerza el nombre de la exalcaldesa de Elda Adela Pedrosa, al igual que también ha circulado en los mentideros populares, aunque con menor intensidad, el de la portavoz municipal de Alicante, Asunción Sánchez Zaplana. Si parlamentarias como Macarena Montesinos o Julieta de Micheo continúan será por la mediación de Madrid más que por el deseo del PP de Alicante.

En estos debates, y al margen de las imposiciones que pueda realizar Génova, también será fundamental el papel que quieran desempeñar los presidentes provinciales del partido, dado que situar a sus afines en los puestos más altos será un indicativo de la fortaleza que ostentan en la formación popular

Otro debate: el caso María José Catalá

Uno de los nombres que también se ha apuntado en este proceso es el de la portavoz adjunta y ex portavoz del Consell, María José Catalá, que sonó en su día para ocupar el puesto que ahora ostenta Bonig.

En este sentido, la presidenta regional podría decidir si quiere dar salida a su competidora en la capital de España. Pese que algunas fuentes señalan que sería una manera de "alejar a una competidora", parece que el criterio de Bonig preferiría evitar que Catalá tenga una puerta abierta para fortalecerse en Madrid en previsión a los futuros cambios que puedan producirse en la capital si hay una derrota electoral en las generales.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme