GRUPO PLAZA

con la vista puesta en su cartera de crédito

CaixaBank elevará sus provisiones para mitigar el impacto del coronavirus

23/04/2020 - 

MADRID (EP). CaixaBank prevé aumentar sensiblemente el volumen de provisiones para hacer frente al deterioro que pueda producirse en la calidad de la cartera de crédito ante los potenciales y significativos riesgos derivados de la crisis del coronavirus. La entidad ha evaluado la situación de forma preliminar y apunta a un significativo aumento del riesgo de crédito, lo que implicará la necesidad de elevar las dotaciones, teniendo en cuenta las pérdidas esperadas bajo el estándar contable IFRS-9, con un cierto sesgo procíclico.

El grupo presidido por Jordi Gual se anotó 376 millones de euros de pérdidas por deterioros de activos financieros para el ejercicio completo de 2019. Sólo para los tres primeros meses de 2019 se situaban en 146 millones de euros, una cifra que ahora se elevará sensiblemente, según ha adelantado CaixaBank en el folleto continuado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y recogido por Europa Press.

El banco presentará las cuentas del primer trimestre de 2020 el próximo jueves 30 de abril, el mismo día que BBVA y Banco Sabadell. Serán las primeras cuentas en las que se refleje parte del impacto de la crisis que ha generado la pandemia. CaixaBank explica que toma como riesgo de crédito cualquier pérdida de valor de los activos frente a un cliente o contrapartida por el deterioro de la capacidad de los mismos para asumir sus compromisos con el grupo.

En este sentido, ha destacado las medidas puestas en marcha por el Gobierno y por las organismos internacionales como el Banco Central Europeo (BCE) con el alivio de los requerimientos de capital, pero asume que no serán suficientes para mitigar de forma completa el incremento de contingencia.


CaixaBank ha recordado, entre otros, los Reales Decretos-Ley de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social de Covid-19, que incluyen la prórroga de cuatro años adicionales a la suspensión de los lanzamientos para deudores vulnerables y la ampliación del concepto de colectivo vulnerable.

También ha señalado el establecimiento de medidas conducentes a permitir la moratoria de uno a tres meses de la deuda hipotecaria para la adquisición de la vivienda habitual de quienes padecen dificultades extraordinarias para atender su pago, que incluyen los créditos al consumo; o el desbloqueo de avales públicos del Instituto de Crédito Oficial (ICO) para empresas y autónomos afectados.

Recorte del dividendo

En suma, CaixaBank ha subrayado que la pandemia está afectando "significativamente" a la actividad económica de España y Portugal, entre otros países, por lo que podría perjudicar a la situación financiera y el perfil de riesgos del grupo. Mientras, para fortalecer su solvencia, la entidad ya anunció que ha tomado decisiones toda vez que se dota de capacidad y flexibilidad para apoyar la economía. 

En dicha línea, redujo el dividendo con cargo al ejercicio 2019 y también ha apostado por modificar la política de dividendos para el ejercicio 2020, de modo que distribuirá un dividendo en efectivo no superior al 30% del beneficio neto reportado, frente al porcentaje superior al 50% fijado anteriormente. Además, la entidad rebajó los objetivos de la ratio de solvencia 'CET1' al 11,5%, desde el 12%. En el plano retributivo, tanto el consejero delegado como el resto de la alta dirección renunciaron a su retribución variable de 2020.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email