GRUPO PLAZA

pop

'Calavera suave', el disco más chill y electrónico de Tórtel

En su sexto álbum, el músico valenciano se adentra un poco más en el pop electrónico de la mano de Jesús Macià, con quien compone los quince cortes de este disco, que cuenta con colaboraciones de Luna Valle, Clara Viñals, Queidem y Joaquín Pascual, entre otros

1/12/2022 - 

VALÈNCIA. Cada músico tiene su propia manera de enfrentarse al paso del tiempo. Ocurren muchas cosas alrededor, y uno ya no es el mismo adolescente que daba sus primeros conciertos y fantaseaba con todo lo que estaría por llegar. El gran enemigo del artista veterano es el desencanto; su gran baza es la experiencia acumulada. Pero, ¿qué hacemos con ella? ¿Debemos salvaguardarla como si fuese un jarrón chino? ¿Debemos hacerla añicos y acometer una renovación radical? En su sexto álbum en solitario, Jorge Pérez (Tórtel) da vueltas en torno a la idea de nostalgia, buscando un lugar intermedio entre el reconocimiento de su propio pasado y su deseo de proyectarse hacia el futuro. Cuenta que ser padre le ha hecho reflexionar sobre todas las cosas que han cambiado desde que fundó Ciudadano, hace ya dos décadas.

Nos encontramos con el músico valenciano en una cafetería del centro de la ciudad. Venimos a hablar de Calavera suave, un disco en el que profundiza en el camino ya iniciado con Tres Tormentas (Intromúsica, 2018). Un paso más lejos del folk pop de sus inicios, y cada vez más seducido por los caminos que le abre la conjunción de electrónica e instrumentación. Es su trabajo más chill y atmosférico (si exceptuamos la banda sonora que compuso junto a Jordi Sapena para la serie documental de À Punt Cuineres i Cuiners). Definitivamente es también su álbum más intergeneracional y abierto a la aportación externa. Concretamente a la de Jesús Macià (ffffflashback), que no solo aparece como arreglista y productor, sino como compositor junto a Jorge Pérez de los quince temas del disco. “Cada vez le doy más cancha porque no solo es un buen técnico, sino que además es muy creativo. Antes era mucho más celoso de mi trabajo como compositor, no aceptaba sugerencias muy fácilmente, y estaba siempre muy rayado con la parte técnica del sonido. Ahora estoy mucho más relajado, porque Jesús es muy bueno y sé que todo va a sonar bien, siempre teniendo en cuenta que estamos hablando de que este es un disco grabado en casa y que mis presupuestos son siempre muy limitados”.

“Es el álbum más compacto que he publicado en cuanto al estado de ánimo que transmite, y eso que está hecho a trozos. He incluido las cuatro canciones de adelanto que he ido publicando durante los últimos meses, pero con nuevas mezclas para que encajaran mejor en el conjunto. Dejé fuera canciones como “Puño invisible”, que hubiesen quedado muy bien como contrapunto, para que no fuese todo tan tranquilo, pero prefería que todo el disco tuviese un sentido en sí mismo. No quería publicar una simple colección de canciones como se hace mucho ahora. Es lo que me apetecía hacer, pero soy consciente de que hacer eso es ir a contracorriente. Pedir hoy en día al público que mantenga el mismo mood tranquilo durante la longitud de un disco entero es pedir mucho”.


Este LP compuesto al alimón entre Tórtel y Macià tiene la huella de sus gustos comunes por el pop excéntrico de Ariel Pink, Infinite Bisous y Connan Mockasin, sobre todo en canciones como “Tu hablarás”, donde se replican esos “efectos de coro” y sutiles desafinaciones tan características. Sin salir del tono relajado, pero con una base dub muy hipnótica, Calavera suave llega a uno de sus mejores momentos en el sexto corte, “Dejaste de escribir”. Aunque el gran hit sin duda es la canción cantada a dúo con Luna Valle - “Algunos de nosotros”-, que acumula más de 300.000 escuchas en Spotify.

Una horquilla de cuarenta años

Jorge Pérez ya tenía experiencia como miembro de un grupo intergeneracional. En Maderita había una distancia de varias décadas entre Julio Bustamante y el resto de miembros del grupo. En este disco, Tórtel ha llevado la cuestión a otro nivel, aunque no de forma premeditada. Los colaboradores de los que ha querido rodearse dibujan una horquilla de cuarenta años entre Luna Valle y Joaquín Pascual. En medio, otros artistas muy jóvenes como Clara Viñals (Renaldo&Clara), que presta su voz en “Pirámides”, y Raúl Martí (Queidem), que aparece en “Algo sano” y era alumno de Tórtel en la UEM, donde impartía la asignatura de Gestión Musical y Composición de canciones populares.

“También aprendemos de los más jóvenes. Yo he aprendido a cantar mejor gracias a Luna y a Raúl, por ejemplo. Son muy buenos vocalistas porque han aprendido a cantar grabándose a sí mismos en su habitación cientos de veces antes de haber dado un solo concierto. Yo pertenezco a una generación en la que era inconcebible que un chaval de 19 años tuviese un micrófono en casa. Aprendíamos a cantar en el local de ensayo, chillando para que nuestra voz no se ahogara entre el sonido de tantos instrumentos. Y además dabamos muchos conciertos. El problema es que eso a veces hace que nuestro tono de voz siga siendo un poco gritón cuando estamos en el estudio de grabación. Sin embargo, escuchando a Raúl y  a Luna en el estudio me di cuenta de que ellos cantan para el micro, y saben cómo hacer para que se escuche bien. Después en directo se las apañan para ser más expresivos y seguir sonando bien. Gracias a ellos he aprendido a ser más comedido y a colocar mejor la voz. A cantar de forma más relajada y con más graves”.

En el pop, dice Tórtel, menos siempre es más. Hablamos con él de la importancia de saber desbrozar las canciones y de las enormes diferencias entre pop simple y pop minimalista. “Me parece increíble la capacidad que tiene gente como Kanye West para transmitir tanta energía en una canción de dos minutos que solo tiene voz y una base rítmica super sencilla. Desde fuera parece muy fácil, pero es al revés. Yo en este disco todavía hubiese quitado muchas más capas. Porque aunque no lo parezca, tiene muchísimas pistas. Hacer buena música minimalista requiere mucho tiempo”.

Calavera suave se publicó en plataformas el pasado 6 de octubre y el arte del vinilo -diseñado por la ilustradora Marina Iglesias con una preciosa portada dibujada a mano- saldrá a la venta el 16 de diciembre. Esa misma tarde a las 20 horas, la tienda de discos Oldies acogerá una pequeña presentación del disco en la que Tórtel interpretará algunas de las nuevas canciones en formato acústico.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme