X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

entrega un escrito a la Sala en el que niega las acusaciones de De la Mata

Camps juega su último 'match ball' para evitar el banquillo en el 'caso Gürtel'

Foto: EVA MÁÑEZ
19/07/2019 - 

VALÈNCIA. El expresidente de la Generalitat Francisco Camps ha jugado esta semana su última bola de partido con el escrito de apelación presentado por su letrado, Pablo Delgado, a la Sala Segunda de la Audiencia Nacional. Esta sala será la que decida si se inclina por la versión del magistrado instructor del caso Gürtel, José de la Mata, que vio "un arsenal de indicios" contra el Molt Honoratble dentro de la pieza del caso Gürtel que investiga el contrato, presuntamente amañado, de Grandes Stands de Fitur 2009 o, por el contrario, da la razón a la defensa de Camps, que niega que éste diera orden de darle el contrato a 'dedo' a Orange Market.

La decisión de la Sala de la Audiencia Nacional es de capital importancia, pues de ese auto depende que Francisco Camps se siente en el banquillo de los acusados por segunda vez. La primera fue con la causa de los trajes de la que salió absuelto. Si los magistrados fallan a favor del criterio de De la Mata, de la Fiscalía Anticorrupción y de la acusación popular, ejercida por el PSOE, el próximo paso será el auto de apertura de juicio oral, que es irrecurrible.

El escrito presentado por Delgado a la Sala de Lo Penal es, en líneas generales, muy parecido al que presentó ante De la Mata, al menos en materia jurídica. Dicho escrito, al que ha tenido acceso Valencia Plaza, comienza exponiendo que Fitur ya se juzgó y Camps no estaba imputado. El abogado trata de mezclar el caso Fitur con esta nueva pieza que afecta solo a un contrato concreto.

Al igual que lleva haciendo desde el principio de la instrucción, basa parte de su defensa en el hecho de que la principal imputada, la exdirectora general de Promoción Institucional Dora Ibars, nunca ha mencionado a Camps y siempre ha dicho que no recibía órdenes de él. Sobre Ibars, dice que fue ella "quien adoptó las decisiones finales en lo relativo a la contratación directa de Orange Market".

Camps con su abogado, Pablo Delgado. Foto: EVA MÁÑEZ

Y en cuanto a lo dicho por esta ex alto cargo, Pablo Delgado alega: "El testimonio de Dora Ibars, que no es indicio, sino testimonio directo con el peso especial de la ausencia de interés alguno sobre él mismo (...). Testimonio que no ha sido refutado por ningún otro, ni por ninguna otra prueba o diligencia, y que sienta la total ausencia de influencia o participación de mi patrocinado". Lo que no se explica en el escrito es que si Ibars hubiera admitido la influencia de Camps, vendría implícita su admisión de culpabilidad, hecho que no se ha producido puesto que siempre ha mantenido su propia inocencia.

Durante todo el escrito, de 54 páginas, la defensa de Camps desliza de modo sistemático y metódico cada varias páginas que la Fiscalía Anticorrupción lleva diez años intentando imputar a su defendido, y que diferentes tribunales no lo han permitido. También dedica buena parte del escrito a desmontar lo dicho por uno de los cabecillas de la trama Gürtel, Álvaro Pérez, y dos trabajadoras de Orange Market, Mónica Magariños e Isabel Jordán. Los tres acusaron a Francisco Camps de ser la persona que ordenó el amaño del contrato a favor de la trama corrupta.

Pérez, Magariños y Jordán

Si para Delgado las declaraciones de Ibars son veraces e importantísimas, de los otros tres dice todo lo contrario. De hecho, Delgado habla de "afirmaciones falaces", de que todo es "inverosímil y mentira", y es en ese momento cuando trata de desmontar lo dicho por los tres con respecto a la amistad entre Álvaro Pérez y Francisco Camps, uno de los indicios más claros del amaño para De la Mata.

A este respecto, el escrito dice que "es falso que existiera dicha relación. Se trataba de una relación puramente profesional que se ceñía a las cuestiones puramente organizativas de las que se encargaba el señor Pérez". Y sobre la presencia del expresidente en la boda de Pérez, asegura el abogado que "simplemente acudió como presidente del partido, tal y como lo hicieron el resto de los cargos regionales que asistieron".

Camps, en Fitur 2007. Foto: EFE/J.C. Hidalgo

Asevera que "es falso que Camps se haya reunido a solas con Pérez. Y mucho más falso aun que dichos encuentros hayan podido tener lugar en el establecimiento comercial de la esposa de Camps o en su propio domicilio. Lo negamos. Es igualmente falso que hayan compartido ningún evento celebrativo de índole privado".

Para desmontar lo dicho por Álvaro Pérez, copia parte de la declaración prestada por éste en el Juzgado de Instrucción Número 17 de València que investigaba la construcción del circuito de F1 antes de que la Audiencia Provincial obligara a la magistrada, Carmen García Mingo, a archivar. Pero lo que no dice Pablo Delgado es que aquella declaración fue recurrida por la defensa de Pérez porque no se anotó lo dicho por su defendido tal como lo dijo. De hecho, ha sido hasta la fecha la declaración más polémica de Pérez.

Sobre las afirmaciones vertidas por Isabel Jordán de que vio a Pérez y a Camps en el Club de Tenis Valencia cuando el expresidente iba a jugar al pádel. Asegura la defensa que "eso es imposible" porque las pistas de pádel se construyeron varios meses más tarde de la fecha dicha por Jordán. También afirma que se habla de recogepelotas cuando en el citado club no hay recogepelotas.

Financiación del PPCV

De la financiación ilegal del PPCV que ha sido juzgada y condenado por sentencia firme en la Audiencia Nacional, que es una de las patas de la acusación de De la Mata, que dice que debido a la deuda generada por el PPCV con Orange Market se le dio el contrato a 'dedo', expone Pablo Delgado que, "Francisco Camps no ha sido investigado ni juzgado por la financiación irregular de su partido".

Ricardo Costa (izq), cuando compareció en el juzgado. Foto: EFE/Manuel Bruque

Explica que la llamada que afirma el que fuera secretario general del PPCV Ricardo Costa que le hizo a Camps sobre los 'métodos' de pago ilegal de las facturas de Orange Market fue desmentida por Pérez en Instrucción 17, haciendo referencia otra vez a una declaración de la que el propio Pérez reniega, pero sin hacer mención alguna al hecho de que la sentencia de la Sala de Lo Penal de la Audiencia Nacional la dio por válida a la hora de condenar la financiación irregular. Es más, tras ese juicio no se pudo investigar al expresidente por un tema de prescripción del delito, no porque no se diera por válida la afirmación primero en juicio y, después, en apelación.

Llama la atención que el nivel de 'conspiración' política que habitualmente expone Delgado en sus escritos baja bastante en este. De hecho, solo menciona dos veces que el PSOE es acusación popular y una que De la Mata fue secretario de Estado durante el gobierno de José Luís Rodríguez Zapatero.

Como en su anterior escrito, el abogado habla de indefensión y de que, tras lo instruido, no hay ninguna prueba o indicio contra su defendido. Es por ello por lo que pide el archivo. Ahora, diez años después del inicio del caso Gürtel, llega el momento de la verdad para Francisco Camps. Solo falta saber si su pelota caerá dentro de la pista o fuera.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email