X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

ilustres veraneantes

Carmen de Rosa, en Dénia de toda la vida

La presidenta del Ateneo de Valencia veranea en la ciudad alicantina acompañada de toda su familia.

4/08/2018 - 

VALÈNCIA. Nuestra protagonista de hoy es un apasionada de Valencia, su cultura, sus fiestas y sus tradiciones de las que participa con pasión y entusiasmo. En sintonía con ese espíritu mediterráneo veranea en Dénia de toda la vida, con toda su familia y disfruta de la paz de los pinos mediterráneos y del mar.

—¿Cómo eran los veranos de tu infancia?

—Desde pequeña he veraneado en Dénia, mis abuelos en los años 40 compraron una finca en Las Rotas, allí pasó la juventud mi padre. Íbamos toda la familia y con el tiempo cada familia, cada hermano se hizo su propia casa, así todos podíamos juntarnos y relacionarnos, primos, amigos que venían de Madrid, formábamos un gran grupo, muy numeroso y divertido.

"MI CASA LA CONSIDERO UN PARAÍSO, ESTÁ RODEADA DE PINOS JUNTO AL PARQUE NATURAL DEL MONGÓ. SE RESPIRA LA NATURALEZA, CUANDO LLEGAS LO VES TODO DE OTRA MANERA, DESCANSAS PLENAMENTE Y DISFRUTAMOS DEL LLEBEIG POR LAS TARDES."

—Veraneos muy familiares…

—Salíamos por la mañana a navegar, recorríamos las calas de Jávea; por las tardes jugábamos con los amigos. Además en casa de mis padres montamos una pequeña discoteca y venían los amigos allí por las tardes y lo pasábamos fenomenal. Por las noches todos juntos jugábamos grandes partidas de cartas. Los recuerdo como los mejores años de mi vida.

—¿Qué recuerdos tienes de tu adolescencia?

—Los recuerdos de esa etapa pasan por la mítica Vespino, todo el grupo teníamos esa moto y nos desplazábamos por la carretera del Mongó a Jávea, salíamos por el Molí, y cuando nos hicimos más mayores a la discoteca Hacienda que está en la carretera del Cabo de San Antonio. 

—Siempre en tu querida Dénia, ¿algún viaje en verano?

—En el año 2006 nos fuimos quince días a Siria, Jordania, etc. con muchos amigos de Valencia y guardo un recuerdo maravilloso y a la vez impactante,  por la dramática situación que ahora se vive en muchos de esos territorios que desprenden tanta belleza y que cuentan con una rica historia. Fue la única vez que viajé en agosto, normalmente intento irme en otras fechas.

—Cuando te casas y tuviste a tus hijos, ¿seguiste vinculada a Dénia o modificaron los veranos?

—Seguimos yendo a Dénia, no han cambiado la costumbre aunque me casé y he tenido a mis hijos y además que los míos cumplen años precisamente en agosto, hacemos fiestas muy numerosas y nos encanta recibir a gente. Y algo indispensable y que me apasiona es ir por las mañanas al mar, nos encanta y los valencianos somos unos privilegiados por el mar que tenemos.

—Eres una mujer emprendedora, valiente y muy implicada en tu ciudad, de hecho has sido presidenta de falla.

—Fui durante diez años presidenta de la falla Plaza del Mercado, la número uno del censo y, por tanto, la  más antigua de la ciudad. Trabajé mucho, logramos dos quintos Premios de Especial, en esa etapa mi hija fue Fallera Mayor de Valencia, en el ejercicio 2014 y supuso una enorme alegría en una familia tan fallera como la nuestra. Fue un honor compartir con las doce familias de la Corte esa experiencia, todos juntos vivimos con intensidad cada acto y cada momento.

—El mundo Vicentino también forma parte de tu vida. 

—Pertenezco al altar de la Pilar Bautismal. Un año después de que mi hija fuera Fallera Mayor fui Honorable Clavariesa (2015)  justo tras quedarme viuda, y ahí me acordé del dicho que reza: “San Vicente siempre va a la casa que quiere”, y le di la bienvenida y no pude negarme. Fui muy feliz porque el mundo vicentino es muy agradecido, creo que hay que potenciarlo y darlo a conocer. Ese año puse toda mi ilusión pese a la situación personal que estaba viviendo y todo salió muy bien.

"Me siento muy orgullosa de ser valenciana y de participar de manera activa en nuestras fiestas y tradiciones. El año después de ser honorable clavariesa, tuve el honor de participar en la Semana Santa Marinera y fue algo precioso."

—Eres la primera mujer que preside el Ateneo Mercantil de Valencia y también de la Federación de Ateneos de España, y además eres funcionaria, ¿de dónde sacas tiempo?

—Efectivamente, entré en la Junta Directiva y bajo la presidencia de José Manuel Botella fui Secretaria General y cuando se retiró asumí este reto en el que llevo cinco años. El año pasado revalidé la presidencia. Yo trabajo en una Conselleria todas las mañanas y por las tardes intento atender con la mayor dedicación la presidencia del Ateneo, así como las obligaciones que ésta genera.

—¿Cómo se presenta este período en el Ateneo? Proyectos, actividades,….

—Queremos dar a conocer a la sociedad valenciana esta institución. Realizamos muchas actividades para los más de 3.800 socios, ofrecemos todo tipo de servicios porque hay muchos intereses por parte de los socios de realizar todo tipo de actividades. Desde los socios que juegan a las cartas, casi 700 personas diarias, a los más jóvenes interesados en el ámbito del emprendimiento. De hecho convocamos un concurso que otorga una beca a un joven gracias a la colaboración con el Ayuntamiento de València y la Fundación FINNOVA. También realizamos ciclos de tertulias de diferentes temáticas: club de novela, club de poesía, Escuela de Filosofía, Aula Cultural con más de 100 alumnos, que es una especie de universidad de la experiencia. También hay un club taurino y el Club de Debate, donde por cierto han pasado últimamente el ministro José Luis Ábalos y el nuevo presidente del PP, Pablo Casado.

—Por lo que veo tenéis una intensa actividad.

—Sí, de hecho cada vez hay socios más jóvenes con ganas de actividades y organizamos viajes y visitas tanto en nuestra tierra como por Europa y el resto del mundo. El próximo será este septiembre a Canadá, los socios tienen muchas inquietudes culturales. También participamos de la vida de la ciudad, especialmente en la época de Fallas. Sí que quiero destacar que la mayoría de actividades que organizamos son abiertas a todo el público, sean o no socios.

—Hablamos días atrás con el descendiente del impulsor de la Exposición Regional, evento que nació desde esta institución. 

—Así es, Tomás Trénor que además está en la Junta Directiva y el próximo año 2019 se cumple el 110 aniversario de la Exposición Regional de 1909 que fue organizada por su abuelo que en ese momento era el presidente del Ateneo, Tomás Trénor Palavicino. El proyecto se denomina Expoforum Valencia 2019 y están implicados la Generalitat, Les Corts Valencianes y el Ayuntamiento de València y transcurrirá de enero a abril de 2019.

—¿Algún plan especial tienes en este verano?

—En agosto en Dénia como siempre, es un año especial porque mi hija está opositando y tiene los exámenes en octubre y estaremos apoyándole en este último esfuerzo. Y en septiembre, me iré a Canadá en una de las múltiples actividades que organizamos desde el Ateneo Mercantil.

Noticias relacionadas

ilustres veraneantes

Margarita Soler, entre mar y montaña, de Gandia a Gilet

Por  - 

Nuestra ilustre veraneante, además de maestra y jurista de prestigio es una persona muy familiar que divide sus veranos entre la costa de Gandia o Jávea y el interior de Gilet, Adzaneta o Aras de los Olmos, para estar con los suyos, con quienes también ha recorrido Europa

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email