X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

este VIERNES, EN LA RAMBLETA

Carolina Durante: “Sabemos que nuestro primer LP va a atraer muchas miradas fuera del circuito del indie”

El cuarteto madrileño, autores de los éxitos virales 'Cayetano' e 'Himno Titular', actúa por primera vez en Valencia junto a Joe Crepúsculo y Los Pilotos, proyecto electrónico de dos componentes de Los Planetas

6/09/2018 - 

VALÈNCIA. No todo fenómeno musical necesita grandes explicaciones. Ni genios virtuosos. Ni oscuras estrategias mercadotécnicas. A veces, un grupo de chavales se pone a sacar canciones, y resulta que todo el mundo les tararea. Tanto los que les quieren, como los que les odian. 

El análisis de la trayectoria –incipiente, intensa, no sabemos si fugaz- de Carolina Durante no deja lugar a dudas: el éxito en la música, afortunadamente, no sigue progresiones aritméticas. Echarle muchas horas no te garantiza sacar una buena letra. Por magnífica que sea tu canción, igual no la escucha ni el tato. Y una cosa más: conectar con el público no siempre depende de tu experiencia sobre el escenario. La banda madrileña, formada a principios de 2017, ha conseguido acaparar el interés de todo el país con una fórmula que hace virtud de la sencillez. Son adalides de un nuevo costumbrismo urbano madrileño que recurre al pop de guitarras ruidosas y estructuras verse-chorus-verse con letras meridianamente claras y pegadizas. Su principal valor diferencial está quizás en unas letras irónicas que recogen el legado “cachondo” de bandas como los Nikkis y Siniestro Total, y un directo electrizante que invita a saltar e invadir el escenario. Quizás exageradamente, algunos llegan incluso a atribuirles el mérito de haber devuelto el interés por las guitarras a los veinteañeros españoles.

El de Carolina Durante es un fenómeno musical que se explica muy bien con los datos en la mano. 'Cayetano' –single perteneciente a su segundo EP, Examiga y editado por Sonido Muchacho- ha superado las 600.000 escuchas en Spotify. El videoclip de la misma canción, grabado con apenas 300 euros de presupuesto en el chalet de un amigo, ha acumulado más de 400.000 visualizaciones desde su publicación en marzo de 2018. En el ecosistema del trap o el hip hop estos números no son sorprendentes, pero en el del pop-punk nacional, es muy llamativo.

Esta sátira del pijerío español, en la que la propia banda se pone en la piel de un grupo de hijos de papá “que votan a Ciudadanos” y tienen “cien mil contactos”, fue suficientemente ambigua como para alimentar el ánimo sarcástico de los indies de izquierdas, pero también para seducir a muchos fans de Taburete y nostálgicos de El Canto del Loco. Esto habría supuesto un dilema “moral” a otro tipo de grupo, pero no a Carolina Durante. “No tenemos ningún prejuicio –explica Diego Ibáñez, cantante-. Queremos llegar todo lo lejos que podamos, siempre que sea haciendo lo que nos dé la gana. Tampoco creo que seamos un grupo tan fácil de escuchar como los típicos de pop comercial”. “Sabemos que no hacemos nada nuevo musicalmente, pero nuestras canciones no se olvidan a los diez segundos. “Cayetano” e “Himno Titular” han tenido una trasversalidad brutal, lo que nos hace pensar que tenemos una oportunidad muy grande delante de nosotros. Y lo que nos ha posibilitado acceder a público tan distinto es que letras como la de “Cayetano” contienen un concepto en sí mismo, que invita a pasarse por Whatsapp”.

En su debut en València –que tendrá lugar mañana viernes 7 de septiembre en La Rambleta, dentro del ciclo de conciertos que Cervezas Alhambra programa en colaboración con Radio 3-, los madrileños comparten cartel con Joe Crepúsculo –“del que somos muy admiradores”- y de Los Pilotos, proyecto electrónico de Florent y Banin de Los Planetas. “Tenemos unas ganas de cojones porque nos escribe mucha gente de València pidiendo que vayamos. A través de Spotify sabemos además que València es una de las cinco ciudades donde más se nos escucha”.

Este concierto viene precedido del verano más intenso en las vidas de Diego Ibáñez (voz), Martín Vallhonrat (bajo), Juan Pedrayes (batería, también en Axolotes Mexicanos) y Mario del Valle (guitarra). A excepción de Juan, que ya tenía alguna experiencia previa como músico, el resto de los componentes de la banda han pasado como quien dice de la sala de ensayo a los grandes festivales. Del anonimato, a las entrevistas a página completa. Sin pasar por el underground, sin vía crucis con maqueta en ristre. No dio tiempo. Luis Fernández, propietario del sello Sonido Muchacho y “descubridor” a su vez del grupo valenciano La Plata, decidió ficharles tras asistir a uno de los primeros directos de la banda.

Foto: MARIANO REGIDOR

No hay fama sin bulos ni “salseo”

Para Carolina Durante, la grieta que da paso al mainstream se abrió un poco más el pasado mes de junio, cuando la ganadora de OT 2017, Amaia, publicó un video en su cuenta de Instagram cantando una versión acústica de la canción “Himno Titular”. Este “regalo” inesperado ha tenido por el momento dos consecuencias: un “jajeazo de likes y nuevos seguidores en redes” y el primer bulo al que Diego Ibáñez ha tenido que enfrentarse en su cortísima trayectoria como artista, acerca de un supuesto romance con la joven celebridad televisiva. Algo similar a la falsa relación entre Pau Roca, guitarrista de La Habitación Roja, y la diputada del PP Andrea Levy, a la que dieron pábulo en su día un buen número de medios en España. “Menudo salseo, ¿eh? La verdad es que me da exactamente igual, y al parecer a ella también, pero sí, estoy flipando. Me está llegando cada mensaje a mi cuenta personal…”, comenta riendo Diego. “La realidad es que lo de Amaia vino porque su hermano es muy fan nuestro y había venido a alguno de nuestros conciertos. Imagino que le hablaría de nosotros. El video no fue premeditado. De hecho me enteré cuando estaba metido en un atasco brutal de camino hacia el Mad Cool. No dejaba de vibrarme el móvil”.

No ha sido el único espaldarazo. Este verano, Los Planetas versionaron el mismo contra-himno futbolero en uno de los conciertos de la gira por el XX aniversario de la publicación de Una semana en el motor de un autobús.

“Me habían comentado que le molábamos a Jota. Vinieron a vernos a un concierto sorpresa que dimos en la sala Independance de Madrid a las tantas mañana. Fue un descojone verlos allí. Sobre todo porque no había venido a vernos casi nadie”.

-¿Funciona toda esta publicidad “caída del cielo”? ¿Se ha traducido en algo tangible?
-Yo no lo he notado mucho. Algunos días te despiertas y descubres que te han subido los seguidores una barbaridad. Pero no mucho más.

 -Decenas de entrevistas, primeras hordas de fans y haters, conciertos ante audiencias de más de mil personas en vuestro primer año de existencia… Este éxito precoz e incipiente os ha obligado a tiraros a la piscina muy rápid. ¿Habéis podido disfrutar de todo el proceso
-Todavía no acabamos de asimilar todo lo que nos está pasando. Hay grupos también jóvenes como La Plata que al menos ya habían tenido grupos antes. Son más “musiquitas”. Nosotros cuando empezamos apenas habíamos cogido un instrumento en nuestra vida. Yo ahora es cuando estoy aprendiendo a tocar el sintetizador. Antes solo había tocado la flauta de pan en el colegio (ríe). El otro día le comentaba a las chicas de Hinds que estoy viviendo todo esto como un sueño. Ellas me decían que no podía ser mi sueño porque nunca me había planteado de verdad hacer música. Pero yo creo que es al revés; en mi caso es más increíble todavía. Yo iba a los conciertos y me imaginaba encima del escenario cantando, pero como todo el mundo. Todo ha pasado de un día para otro como quien dice. Somos perfectamente conscientes de que no estamos siguiendo el típico recorrido que lleva un grupo de nuestro rollo en España. Pero no nos da vértigo.

 -¿Ni siquiera a la hora de subirte al escenario?
-Ahora salgo con más confianza, aunque todavía tengo que emborracharme antes. (Puedes poner esto, me da igual). Grabar el primer EP [Necromántico, diciembre de 2017] me ayudó mucho porque me di cuenta de que hay diferentes formas de cantar más allá de la voz que tenga cada uno. Y cuando encontré un modo de cantar en el que me sentía cómodo es cuando empecé a disfrutar más. Al principio, mientras cantaba en directo estaba todo el rato dándole vueltas a la cabeza: “qué parte venía ahora”, “¿estaré metiendo la pata”, cosas así…

Foto: MARIANO REGIDOR

-¿En qué momento se da uno cuenta de que se está cociendo algo más grande de lo esperado?
-Que alguien como Amaia de OT cante un tema tuyo nos da una idea de las posibilidades que tenemos de gustar a un público mucho más general, fuera del indie. Por otra parte, este ha sido nuestro primer verano haciendo festivales y hemos reventado algunos escenarios pequeños, mientras tocaba al mismo tiempo gente como Two Door Cinema Club o Pearl JamAhora vamos a empezar una gira nacional para ver si todo esto también sucede cuando tocamos en salas. Allí es donde veremos nuestro tirón real. Creo que tenemos la oportunidad de llegar lejos si lo hacemos bien.

-Habéis conseguido muchas cosas con un repertorio de siete canciones. Pero ahora viene la hora de la verdad… ¿cuándo entráis a grabar el primer LP?
-Sabemos que el disco va a atraer las miradas de mucha gente. Hace tiempo que en España no había generado tanta expectación fuera del indie un grupo nacido en un sello independiente. Van a ser diez canciones nuevas, pero no tenemos ni los títulos ni el nombre del disco. Saldrá en principio en febrero de 2019, aunque hasta noviembre no nos meteremos en el estudio. Lo haremos con calma. Vamos a grabarlo con Bernando Calvo, con quien hemos grabado hasta ahora, pero no sabemos aún en qué estudio. Vamos a ir a lo grande. Para nosotros Bernando es un genio, y nos ha ayudado mucho a tener claro como queremos que suene cada instrumento, no solo en la grabación sino también en directo. Nosotros además estamos muy abiertos a escuchar sus propuestas de arreglos, etcétera. No somos nada tozudos. Queremos nutrirnos de las personas que saben.

-Intuyo que en el disco introduciréis ya alguna línea de sintetizador, ¿alguna otra novedad importante?
-No, creo que todavía no hemos explotado del todo el camino que hemos empezado.

-Se habla ahora mucho de que la corrección política y el peligro constante de ofender a algún colectivo sensible, ya sea desde el humor, la literatura o la música. Como era de esperar, vuestra ironía en canciones como 'Cayetano' también se ha llevado su ración de rabietas. ¿Cómo lleváis el asunto de los haters?
-Siempre voy a escribir lo que yo quiera, porque de todos modos siempre vas a recibir palos. Intento no tomarme muy en serio lo que se dice en Internet. Si los insultos me los dijeran en la calle, sería distinto.

-¿Crees que es bueno para un grupo que empieza que toda la prensa les tilde como “el grupo del momento”?
-Es una presión algo innecesaria. Me gustan los halagos al grupo, pero sé que tiene algo negativo, porque después, si lo que haces no es la bomba, estás jodido. Estoy seguro de que odiaría a Carolina Durante si leyera ese tipo de cosas desde fuera (más risas).


Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email