GRUPO PLAZA

Alfafar, Benetússer, Sedaví, Llocnou, Massanassa, Catarroja y Albal se unirán a l'Albufera

Objetivo movilidad sostenible: l'Horta Sud se unirá mediante un gran carril ciclopeatonal

17/07/2021 - 

VALÈNCIA. La movilidad sostenible se ha convertido en uno de los principales retos de futuro para las administraciones púbicas. De un tiempo a esta pate, los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030 han adquirido relevancia, especialmente en el actual contexto de pandemia que ha obligado a repensar algunos de los actos más mundanos y frecuentes de la ciudadanía. 

Así, la capacidad de convertir los movimientos de la población en un acto compatible con el medio ambiente ha despertado el interés y las principales políticas de gobiernos centrales, autonómicos y, por supuesto, locales. En este sentido, la comarca de l'Horta Sud se ha marcado este como uno de sus objetivos más ambiciosos en el medio plazo. 

Una realidad que además coincide y ayudará a relanzar una de sus reivindicaciones históricas: la mejora de las conexiones entre los municipios, que tradicionalmente han presentado un modelo más bien radial con València como el centro, obviando en muchas ocasiones la capacidad para unir las localidades entre sí con un modelo circular. 

Siguen adelante los trabajos para mejorar el transporte público pero a ello se suma ahora, además, el interés por crear redes que faciliten la movilidad a pie y en vehículos como la bicicleta o el patinete. Formas de transporte que en los últimos años han adquirido protagonismo en detrimento del vehículo privado. 

Una conexión entre municipios y l'Albufera

En este contexto, los Ayuntamientos de la zona no han perdido el tiempo y ya han empezado a trabajar en una ambiciosa red de carriles ciclopeatonales que unan no solo los núcleos urbanos sino también los principales centros de trabajo, como por ejemplo los polígonos industriales. Así, los consistorios de Alfafar, Benetússer, Sedaví, Llocnou de la Corona, Massanassa, Catarroja y Albal están cooperando para ultimar el boceto del que será su principal anillo de movilidad sostenible. 

Infografía: Pedro Jiménez

El proyecto ha recibido el visto bueno por parte de la Mancomunitat de l'Horta Sud, que se ha comprometido a ampliar el trazado para que pueda llegar a todos los municipios que forman parte de la comarca. Así, los carriles podrían conectar finalmente todo el territorio. Ante esta perspectiva, el ente comarcal ha decidido aportar recursos propios para que los consistorios implicados redacten el proyecto y lo manden a Europa, de modo que pueda optar a los Fondos Next Generation para su construcción.

En este sentido, han contratado a una consultora de ingeniería para que redacte el proyecto, mientras que los recién incorporados expertos en asuntos europeos le darán forma para que se adapte a las exigencias de Europa y tenga más probabilidades de ser aceptado. Además, la Generalitat se ha comprometido a apoyar la propuesta para darle más credibilidad, mientras que la Diputació estudiará vías de financiación en caso de que no se cubra el 100% de los gastos con los fondos de recuperación. 

"Creemos que tiene muchas posibilidades de ser financiado, porque cumple todos los puntos que la Unión Europea se ha marcado como prioritarios. Por un lado la movilidad sostenible, y por el otro, la recuperación y puesta en valor de parajes naturales como es, en este caso, l'Albufera. Además, también tiene un componente esencial: no es un proyecto para un solo municipio, sino que abarca un gran espacio territorial. La cooperación y la vertebración del territorio también son puntos a favor", apuntaba el alcalde de Alfafar, Juan Ramón Adsuara.

De este modo, será cada consistorio el que se encargue de estudiar y desarrollar sus carriles a nivel interno, y luego cooperarán para que queden unidos. En el caso particular de Alfafar, por ejemplo, se prevé incluso la puesta en marcha de calles ciclopeatonales. Es decir, vías enteras en las que la prioridad será siempre el peatón o la bicicleta. 

Además, el proyecto también contempla el aprovechamiento de carriles que ya existían previamente. Este es el caso, por ejemplo, de la conocida como ruta del colesterol, que discurre por la CV-400. En esta vía, existe una plataforma que se puso en marcha para el tren ligero que iba a unir diferentes puntos de l'Horta Sud. Sin embargo, el tren nunca llegó a salir adelante, de modo que los vecinos de la zona empezaron a usar la infraestructura ya construida para salir a caminar o en bicicleta.

Al percibir esta tendencia, hace unos años, la Generalitat Valenciana acondicionó el espacio e incluso añadió iluminación para hacerlo más agradable y transitable. Por el momento, la estructura construida y en uso va desde la Ermita de Santa Ana en Albal hasta la ciudad de València, y el nuevo carril tendrá diferentes conexiones para acceder a ella. 

Finalmente, el proyecto global también contempla la adecuación de zonas de aparcamiento en las inmediaciones de las pasarelas para cruzar a l'Albufera, lo que facilitará la entrada al parque natural para aquellos que quieran acceder directamente a él. Las pasarelas, además, serán de madera para no romper la imagen del paisaje. Cada una de ellas tiene un presupuesto aproximado de 600.000 euros, por lo que se trata de un proyecto ambicioso.

"Este carril ciclopeatonal es importante para toda la comarca, y demuestra algo esencial: la capacidad de los ayuntamientos para unirse y poner en marcha proyectos que benefician a toda la ciudadanía. Nosotros hemos demostrado que se puede hacer otro tipo de política, al servicio de los vecinos sin importar cuál sea nuestro color político", concluye Adsuara. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email