GRUPO PLAZA

tribuna libre / OPINIÓN

Carta abierta sobre gestación subrogada a la ministra Calvo

19/07/2018 - 

Sra. Ministra:

En primer lugar, quiero decirle que llevo semanas, desde que usted fue nombrada ministra leyendo y escuchando, no sin estupor, las barbaridades que asevera usted sobre la gestación subrogada. Afirmaciones que afectan y ofenden no solo a las familias, sino también a niños y niñas que ninguna culpa tienen de que usted sea la ministra de Igualdad más desigual de la breve historia del Gobierno del PSOE.

Desconozco cuál es el motivo de tanto odio y animadversión hacia las mujeres que de manera altruista y sin contraprestación económica deciden ayudar a aquellas personas que no pueden formar una familia a ser padres, pero menos todavía entiendo que, siendo usted ministra de Igualdad, discrimine y ponga en el punto de mira a los menores nacidos por gestación subrogada.

A mi también me preocupa, no le quepa duda alguna Sra. ministra, la desigualdad y discriminación que hoy sufren todavía las mujeres, en España y en el resto del mundo. Me preocupa el techo de cristal, acabar de una vez con la brecha salarial y, por supuesto, luchar contra mercantilización de la mujer y erradicar las 'granjas de mujeres'. No obstante, esta, al igual que las restantes cuestiones, como bien entenderá su Señoría convertida ahora en ministra de Desigualdad, deben abordarse a través del diálogo y de una serie de medidas y legislación fruto del consenso, reconociendo derechos y estableciendo obligaciones, como en el caso de la Ley Reguladora de la Gestación Subrogada, presentada por Ciudadanos.

No puede usted, por el contrario, obviar la situación con que se encuentran hoy en día numerosos ciudadanos y familias en nuestro país, porque como bien sabe, la gestación subrogada es una realidad que se da en España, una práctica que se encuentra actualmente en una situación alegal, sin regulación ni garantía alguna. Ni mucho menos resulta admisible en modo alguno que ofenda usted a quienes podemos recurrir a ella por motivos médicos o naturales, como es el claro ejemplo de quien suscribe, homosexual desde que tengo uso de razón y firme defensor de la diversidad de modelos familiares, truncando de forma deliberada nuestras expectativas de formar libremente una familia.

Sra. Ministra, no puede usted espetar el 'nosotras parimos, nosotras decidimos', ni puede usted estar al lado del aborto, al igual que lo está este columnista, del lado de las mujeres, y en cambio, tildarlas de ‘vientres de alquiler’ cuando libre y desinteresadamente se ofrecen a ayudar a personas y familias que no pueden tener hijos. Quizás convenga recordarle a la señora Carmen Calvo, ministra de Igualdad, que las familias las forma el amor, no la normatividad.

Foto: EFE

La familias y personas afectadas ni la sociedad española, merecemos que una ministra de Igualdad muestre tan deliberado desprecio, precisamente, hacia la igualdad de oportunidades a la hora de formar una familia; tan escaso respeto y sensibilidad hacia la diversidad, necesidades y realidad que viven actualmente los españoles y españolas, a quienes tiene la obligación de representar, como Ministra, dejando al lado su profuso y marcado sectarismo ideológico.

Muestra usted, Sra. ministra, una vez más con sus afirmaciones, sectarias y excluyentes, desconocer cuál es la realidad y el sentir de la sociedad española, distinguiendo entre familias e hijos de primera y de segunda. Le recuerdo señora Calvo, que amar en libertad es un derecho y una conquista de todos. No le consiento en modo alguno que realice distinciones entre familias, puesto que todas ellas, recurran a la gestación subrogada o no, están llamadas a amar y cuidar por igual a sus hijos e hijas, tanto como esos niños y niñas aman a sus padres, madres y a su familia sin distinción alguna.

A la luz de sus palabras se desprende, un profundo desconocimiento de la 'Declaración Universal de los Derechos Humanos', piedra angular de toda normativa, en la que se articulan principios fundamentales, como la igualdad y la no discriminación, contra los que usted arremete con sus lamentables afirmaciones. Usted, como ministra y miembro de un partido que pretende abanderar la igualdad, no puede posicionarse un día al lado del colectivo LGTBI, durante el Día del Orgullo, y al siguiente seguir ignorando impasible las demandas de un colectivo que tiene los mismos derechos de ser felices y formar una familia que usted. No puede usted seguir denostando y trivializando los sentimientos y necesidades de miles de familias y personas, ignorando una Ley de Regulación de la Gestación Subrogada que precisamente ofrece la oportunidad de ser madres y padres a parejas, con plenas garantías jurídicas y sanitarias tanto para las parejas, como para la persona gestante, así como para los menores. 

Le recuerdo que durante muchos años en España formar una familia no heteronormativa era imposible, que personas como yo amaran libremente era imposible, tuvimos que esperar mucho para que la OMS nos sacara de la lista de enfermos mentales. No haga usted retroceder a España, reconsidere su postura y apoye a esas familias a las que ha criticado y menospreciado. Permita que sean libres e iguales al resto.

Mientras usted puede formar una familia libremente, yo no puedo; no puedo asistir a técnicas de reproducción asistida; la adopción es un trámite, por desgracia, excesivamente costoso en nuestro país, que lamentablemente se eterniza cuando no se paraliza. Sra. ministra, ¿no tiene este columnista derecho a formar una familia y a dar amor a sus futuros hijos? ¿No tengo acaso, los mismos derechos que una pareja heterosexual?

Le ruego encarecidamente que reflexione y entierre de una vez por todas cualquier rémora y prejuicio que suponga una suerte de discriminación hacia igualdad y que deje de dar la espalda a todas aquellas personas y familias que por motivos médicos, biológicos y personas LGTBI carecen de la posibilidad de tener hijos.

Por todo esto le pido, Sra. ministra, que pida perdón por todas sus ofensas y desprecio hacia la igualdad de oportunidades de formar una familia y a las mujeres que desean participar desinteresadamente del regalo de dar vida y felicidad a otras personas. Por último, pedirle que deje a un lado el sectarismo ideológico, escuche a todos los españoles, a todos los colectivos. Escuche también a sus compañeros de partido, como es el caso secretario general de Jóvenes Socialistas, Omar Anguita, y póngase de una vez, del lado de las familias y de una ley que resulta a todas luces necesaria. De lo contrario, pasará usted a la historia como la ministra de Igualdad más desigual e intolerante del Gobierno de España.

-

Jesús Salmerón Berga (@Salmebe) es abogado, activista LGTBI+ y asesor de Ciudadanos en la Mesa de Les Corts Valencianes

Noticias relacionadas

gestación subrogada

Se busca ‘madre’ solo para el embarazo

Por  - 

Cuando la adopción se hace eterna, cuando los tratamientos de fertilidad no dan los resultados deseados y las parejas, ya agotadas, están a punto de tirar la toalla, se abre una nueva y polémica vía: la gestación subrogada, una técnica de reproducción que ha abierto un debate que próximamente llegará  al Congreso

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email