X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

la consellera pide sacar nuevas plazas en agricultura 

Cebrián urge a contratar funcionarios ante el riesgo de perder 200 millones en ayudas europeas

6/05/2016 - 

VALENCIA. La consellera de Agricultura, Medio Ambiente y Cambio Climático, Elena Cebrián, hizo suyo este jueves el mensaje de alerta del Colegio de Ingenieros Agrónomos de Levante (Coial), que advirtió en su gala anual de que urge la contratación de funcionarios en la conselleria para suplir las numerosas jubilaciones que se están produciendo, un personal del que depende la tramitación de 200 millones de euros anuales en ayudas europeas. (FOTOGALERÍA de la gala anual del Coial).

El decano del colegio, Baldomero Segura, cifró en su intervención en un total de 500 millones de euros la cantidad en juego hasta 2020 por el déficit de personal especializado en la administración autonómica, que no convoca oposiciones desde hace tras años. La Consellera, posteriormente, elevó el montante a 200 millones anuales.

Preguntada al respecto, Crebrián reconoció que la conselleria "está totalmente desestructurada en términos de  de contratación de personal", si bien lamentó que las incorporaciones no llegarán hasta que la Generalitat "consiga tener los medios suficientes para convocar oposiciones". "Yo lo he subrayado desde el primer momento", dijo.

"Hay un buen número de funcionarios a los que, en un plazo no demasiado largo, les llega la jubilación, y en la conselleria hace falta un trasvase de conocimientos. Hacen falta funcionarios en la conselleria y en las delegaciones territoriales. Al final son ellos los que hablan directamente con el agricultor y con el ganadero", explicó.

"Estamos gestionando alrededor de 200 millones de euros en ayudas al año. Esto requiere un cuerpo de funcionarios informáticos -también- pero, sobre todo, gente que conozca la materia, que sea muy estricta en los controles previos, en la gestión técnica del expediente. Estamos hablando de proyectos de innovación, de proyectos de regadío, de plantas de explotación, de proyectos empresariales, de agricultura especializada...", concretó la dirigente autonómica.

Cebrián añadió que se trata de un colectivo rentable para la Generalitat, al tratarse de un personal necesario "para tramitar estas ayudas de manera más ágil y, desde luego, reducir el riesgo a que se pierdan". Preguntada sobre la posibilidad de reforzar la plantilla de cara a los presupuestos de 2017, lamentó que "está difícil".

La dirigente achacó esta situación "a la infrafinanciación de la Generalitat" por parte del Gobierno central. "La política que hemos seguido ha sido la de atender las emergencias, así que nosotros nos hemos ajustado a un presupuesto reducido. Pero claro, esto es una doble hipoteca, porque estamos dejando de invertir en sectores productivos y en innovación. Esto también tiene una réplica en los sectores productivos y en la economía real", concluyó Cebrián.

Meses de reivindicación

El Colegio de Ingenieros Agrónomos denuncia desde hace meses "la preferencia por incorporar a las plantillas de las consellerias funcionarios de la administración general a costa de los funcionarios de la administración especial". Ello, unido al goteo constante de jubilaciones de funcionarios con una larga trayectoria en la administración -cuyas plazas se amortizan sin haber previsto un relevo generacional- "está provocando una pérdida constante de know how", según el colegio.

"Tanto en un caso como en el otro desaparecen profesionales con un altísimo valor técnico y una visión estratégica imprescindible por su visión de conjunto del sistema agroalimentario y medioambiental valenciano y su perspectiva histórica. Nos consta que los nuevos responsables de la Conselleria de Agricultura son conscientes de esta circunstancia y que su voluntad es ponerle remedio", afirman.

La consecuencia que más preocupa al Coial "por ser un problema que se debe resolver a muy corto plazo" es la gestión de las ayudas europeas. "El sector agroalimentario valenciano y su medio rural sigue siendo receptor de fondos europeos. Nuestras estimaciones groso modo son que durante este periodo (hasta el año 2020) se pueden “inyectar” al sistema agroalimentario y al medio rural unos 500 millones de euros cada año mediante distintos programas (FEAGA y FEDER)", sostienen.

"Estos fondos que nos llegan no son ni un regalo ni tampoco para hacer lo que nosotros queramos; sirven para cumplir una serie de objetivos económicos, medioambientales y sociales, siguiendo unas directrices comunitarias concretas; es decir, Europa moviliza fondos para que alcancemos unos objetivos y lo hagamos cumpliendo una serie de condiciones", detallan desde el colegio.

En esta línea, el Coial advierte de que si la administración autonómica no cuenta con suficientes efectivos técnicos "no va a poder gestionar ni controlar los fondos que nos llegan y, por lo tanto, vamos a tener que renunciar a 'repartir' parte de estos 500 millones de euros al año". "A nadie se le escapa que no estamos en condiciones de perder ni un céntimo destinado a mejorar nuestra economía y bienestar", apuntan.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email