GRUPO PLAZA

CAMBIO DE POSTURA POLÍTICA

Ciudadanos Gandia se aleja del Gobierno

El concejal Ciro Palmer será más inflexible con las políticas del Ejecutivo formado por PSPV y Més Gandia

7/10/2016 - 

GANDIA. Ciro Palmer, el único concejal de Ciudadanos en Gandia y quién diera su voto a Diana Morant y propiciara un Gobierno del Partido Socialista y Més Gandia ha anunciado un cambio en su política, hasta ahora encaminada a la colaboración y al diálogo. Como primera medida, se sentará en la bancada de la oposición junto al resto de los ediles del Partido Popular. 

Ese cambio de actitud, ha explicado, se debe a la asistencia del concejal del Gobierno Xavier Ródenas (Més Gandia) en la concentración del pasado lunes por la presencia del Arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, para oficiar una misa en honor a Sant Francesc de Borja. Un acción que Ciro Palmer considera una “provocación” de Ródenas y con la que “han aflorado las ideologías”.

A raíz de ese hecho, Ciro Palmer ha recibido numerosas críticas y presiones por ambos lados pero han sido sus propios militantes y votantes los que le han llevado a tomar medidas. “Tanto las bases como los votantes de mi partido me han apretado para que no consienta este tipo de actuaciones", ha explicado Palmer.  

Para “visualizar” ese malestar, comenta, ha presentado una instancia donde solicita el cambio de ubicación en la bancada del salón de plenos del ayuntamiento, para sentarse a partir de ahora en la zona que ocupan los 12 ediles del PP. Además, ha insistido en que “a partir de ahora voy a ser más exigente y a ejercer la matemática electoral”.

Ciro Palmer ha recordado que “por responsabilidad y por indicación de su partido” dio su voto para que Diana Morant fuera investida como alcaldesa de Gandia en 2015. Sin embargo, Palmer ha explicado que las discrepancias ideológicas han aparecido una vez que los presupuestos se han aprobado y la gestión estaba encauzada y ha puntualizado: “Més Gandia tiene una ideología muy distinta que la que tiene Ciudadanos”.

Preguntado por una posible moción de censura, ha remarcado que “soy un hombre del partido” así que “depende de la cúpula de mi partido” y ha subrayado que mientras tanto continuará haciendo "una oposición constructiva, como hasta ahora hemos venido haciendo”. Igualmente, ha sostenido que el “Partido Popular no es hoy una solución” y ha recordado que “la moción siempre estará presente en la Legislatura” y que “los acontecimientos dirán si se produce o no” 

Asimismo, ha confesado que se ha planteado renunciar a su delegación de la Semana Santa pero no lo hará porque entiende que en actual ejecutivo hay pocos perfiles adecuados para asumir esta responsabilidad.  En este sentido, se ha preguntado “¿quién se iba a encargar de la Semana Santa en este gobierno?”. 

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email