X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

compromís

Clara Ferrando se presentará a las primarias para ser 'número dos' en el Ayuntamiento de València

23/12/2018 - 

VALÈNCIA. La secretaria autonómica de Hacienda, Clara Ferrando, dará el paso de presentarse a las primarias de Compromís en la ciudad de València con el objetivo de convertirse en 'número dos' por detrás del actual alcalde, Joan Ribó, según aseguran fuentes de su entorno y dirigentes del Bloc, formación a la que citada alto cargo pertenece.  

En los últimos meses, tal y como avanzó Valencia Plaza, existía en ciertos sectores de esta fuerza política el deseo de que Ferrando se animara a optar a formar parte de la candidatura al consistorio. Tras meses de reflexión, Ferrando ha dado el 'sí quiero' y se presentará a las primarias para ocupar un puesto en la lista municipal del Cap i Casal que tendrán lugar a principios del año próximo. La propia interesada, en respuesta a este periódico, admite que sus compañeros le animan a dar el paso pero "por respeto" al partido y a la coalición no se pronunciará hasta que se apruebe el reglamento de primarias.

Cabe recordar que los puestos de la lista en Compromís se eligen a través de un proceso de primarias que está abierto a militantes y también a simpatizantes. Así, si no se modifica el reglamento acordado en 2015 por las tres patas de la coalición –Bloc, Iniciativa y VerdsEquo–, existirá una elección para el candidato a la Alcaldía donde no se espera que Ribó tenga oposición y una votación para el resto de la lista en la que, no obstante, existirá una cuota –llamada también reserva de pluralidad– para que todas las sensibilidades de Compromís estén representadas.

En 2015, el proceso arrojó que Consol Castillo, dirigente del Bloc y pareja del histórico Pere Mayor, ocuparía el puesto 'número dos' si bien no fue la más votada. No obstante, en el acuerdo quedó reflejado que tras Ribó debería figurar una mujer de la formación nacionalista. A partir de ahí se contemplaría la paridad que figura en la ley (tres de un sexo y dos del otro en tramos de cinco). De esta manera, si estas condiciones permanecen, Clara Ferrando competiría por el segundo puesto con Castillo, que todavía no ha confirmado públicamente si volverá a presentarse al proceso.

La irrupción en el proceso de Ferrando, si consigue un respaldo como el que muchos en el Bloc le auguran, podría variar algunos de los puestos de una lista en la que, según distintas fuentes de la coalición, la mayoría de implicados quiere repetir. Así, tal y como estaba configurada la lista en 2015, la única mujer del Bloc que tuvo cabida en la lista fue Castillo como número dos. Pere Fuset –el más votado en las primarias– ocupó el puesto cuatro y Carlos Galiana, el siguiente dirigente de la formación nacionalista, se fue al nueve. No obstante, todo está sujeto a matices dado que Isabel Lozano, quien ocupó el sexto lugar de la lista representando a Gent de Compromís se ha afiliado recientemente al Bloc, por lo que si el reparto de 2015 se mantuviera también podría competir con Ferrando y Castillo por el espacio del Bloc, es decir, por el segundo puesto de inicio o, en su defecto, por ocupar alguna de las otras plazas siempre que la distribución paritaria lo permitiera.

Campillo, Tello, Soriano, Galiana, Ribó, Castillo, Lozano y Grezzi, concejales de Compromís en el Ayuntamiento. Foto: EVA MÁÑEZ

Un segundo lugar que se convierte en especialmente importante en este mandato dado que, aunque Ribó volviera a ser alcalde, muchos consideran que sería su último periodo con la vara de mando puesto que acabaría la siguiente legislatura de camino a los 76 años. Es por ello que estas primarias tienen también el aliciente de poder ocupar un puesto destacado de cara a la futura sucesión. Bien es cierto que lograr la posición segunda no garantiza convertirse en el relevo –habría mucha tela que cortar entre las distintas patas de Compromís–, pero sin duda ofrece una visibilidad especialmente destacada a quien lo ostente.

Ferrando culmina su gran proyecto

En cuanto a la trayectoria de Ferrando, ha ocupado un puesto exigente como secretaria autonómica dentro de la Conselleria de Hacienda, una cartera dominada por los socialistas. El mestizaje entre PSPV y Compromís ha conllevado no pocas tensiones que en este departamento se han hecho palpables, si bien se ha logrado llegar a la recta final de la legislatura sin que se produjera la ruptura.

Uno de los últimos éxitos para la dirigente de Compromís ha sido la aprobación en esta última Ley de Acompañamiento, vía enmiendas, de la Agencia Tributaria Valenciana. Cuando parecía que el proyecto iba a quedar pendiente para la próxima legislatura, las enmiendas introducidas permitieron la habilitación del cuerpo de agentes tributarios, su normativa específica y el cambio de denominación de la hasta ahora Instituto Valenciano de Administración Tributaria.

No obstante, pese haber logrado cierta estabilidad tras no pocos tiras y afloja con los altos cargos del PSPV, que Ferrando pretenda cambiar de aires en dirección a la política municipal no resulta extraño, dado que ya formó parte del grupo local en la etapa previa a las elecciones de 2105, manteniendo una estrecha relación con dirigentes como el ahora concejal Pere Fuset. De hecho, según fuentes del partido, en la anterior cita electoral ya llegó a barajarse la posibilidad de que Ferrando se presentara a las primarias abiertas para formar parte de la lista al consistorio. 

Una opción que se descartó finalmente por varias causas. En aquel momento, Ferrando todavía no era tan conocida entre la militancia como para afrontar con garantías unas primarias y se encontraba trabajando además en la banca privada, por lo que, con tales implicaciones, prefirió no dar el paso en ese proceso. Más tarde, con el Pacto del Botánico ya alcanzado, se recuperó su nombre y fue propuesta como 'número dos' en la Conselleria de Hacienda, puesto que ocupa desde 2015.

Ferrando es licenciada en Derecho y Económicas y tiene dos másteres: uno en Gestión de Patrimonios del Institut d'Estudis Financers y otro Bursátil y Financiero de la Universitat de València. Ha desarrollado el grueso de su carrera profesional en el sector bancario. Entre 2000 y 2008 trabajó como ejecutiva de cuentas en BNP Paribas y desde 2008 era directora de banca privada de Banc Sabadell, puesto en el que permaneció hasta dar el salto a la Conselleria de Hacienda.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email