GRUPO PLAZA

considera que las barreras de entrada no están bien definidas 

Competencia de la Generalitat reprende a MercaValència por el reglamento de la 'tira de contar' 

Foto: EVA MÁÑEZ
20/11/2022 - 

VALÈNCIA. Competencia de la Generalitat Valenciana ha reprendido a Mercavalència por el reglamento de la 'tira de contar', una iniciativa que incentiva la venta directa del agricultor al consumidor. Así lo recoge un informe realizado por el órgano, en el que analiza una denuncia de la Asociación de Empresarios Mayoristas de Frutas y Hortalizas de Valencia (Amafruva). Un escrito en el que revisa si el programa la 'tira de contar' está ajustado o no al derecho de la competencia.

Esta institución histórica se da en los mercados para fomentar la comercialización de proximidad de los agricultores en zonas habilitadas de manera temporal. Sin embargo, éstos no tienen las mismas condiciones que los puestos internos, que afrontan mayores costes. En este sentido, Competencia analiza qué supone la introducción de un régimen diferenciado, con condiciones específicas, para determinados operadores.

Para la 'tira de contar', Mercavalencia desarrolló un reglamento para el funcionamiento de los agricultores, donde se recoge el régimen jurídico. Éstos tienen habilitado un espacio de 6.000 metros cuadrados respecto a los 200.000 del lugar y solo pueden vender de lunes a viernes de 03:45 a 8, Además, cuentan con precios de acceso distintos a los exigidos a otros asentadores. 

Según señala Competencia, esta estrategia busca la proximidad y la promoción de canales cortos de comercialización. En el caso de Mercavalencia se han configurado dos espacios diferenciados, uno dirigido a ubicar asentadores normales y otro a los vendedores que cumplan unas condiciones específicas. Ahí es cuando llega el problema, al marcar quién puede acceder a esos puestos de venta de proximidad.

El acceso está limitado a operadores que sean vendedores -agricultores, cooperativas u otras sociedades de agricultores-, que vendan exclusivamente productos agrarios de sus cosechas, que no se limiten a vender sus productos solo al por mayor en un establecimiento mercantil y que, si svende un transformado venga de materia prima principal propia, entre otras cuestiones. 

Sin embargo, según señala Competencia, se admite que los vendedores no solo sean agricultores sino también sociedades mercantiles como cooperativas y civiles. "No están comercializando el fruto de sus propias cosechas, sino el producto de los productores que han aportado el capital", recalca. "Si lo que se busca es proteger parcialmente al pequeño agricultor del poder de mercado que sobre él pueden ejercer tanto transformadores como intermediarios, se recomienda que se focalice la protección en ellos, y no en sobre los agricultores en general".

Por otro lado, también critica que otra de las condiciones para acceder a estos puestos - reservados por días- sea la geográfica. Se restringe a los agricultores de la huerta de València para acotar la logística de los transportes y a las zonas colindantes como la Vega de Valéncia, Ribera del Xúquer, Camp de Túria o Serrans. Sin embargo, recalca que el criterio de proximidad debería marcarse con kilómetros.

En todo caso, para Competencia la naturaleza de la 'tira de contar' es de naturaleza pro-competitiva. No obstante, la forma en la que actúa el organizador del mercado de abastos-MercaValència no parece ser ajustado a la normativa de competencia. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme