GRUPO PLAZA

Compromís plantea bajar el tope del plan fiscal de Puig y gravar a rentas de 150.000 a 200.000 euros

Foto: JORGE GIL/EP
3/10/2022 - 

VALÈNCIA (EP). Compromís plantea que la reforma fiscal anunciada por el 'president' de la Generalitat, Ximo Puig, vaya más allá para que las rentas más altas paguen más impuestos y las más bajas se vean beneficiadas. Para ello propone reducir de 60.000 a 50.000 euros el límite de los ciudadanos que se beneficiarían de la rebaja del IRPF esbozada por Puig, así como incluir un nuevo tramo entre 150.000 y 200.000 euros.

Se trata de una propuesta de la coalición, que gobierna junto a PSPV y UP, de cara a la negociación de la reforma anunciada en el Debate de Política General de Les Corts, que incluía medidas como aumentar un 10% la cuantía exenta de tributación a todos los valencianos, una nueva tarifa autonómica del IRPF con nuevos tramos adaptados a la inflación y ampliar un 10% todas las deducciones y bonificaciones.

Puig, que no concretó los nuevos tramos, garantizó que estas rebajas se aplicarían con carácter retroactivo desde el 1 de enero de 2022 y que beneficiarían a todos los ciudadanos que cobren menos de 60.000 euros al año, "la mayoría de la sociedad", mientras los más ricos "pagarán igual que hasta ahora".

Unos días después del anunció del líder socialista, Compromís ha elaborado un documento de trabajo con sus planteamientos en base a una de las propuestas de la Cátedra de Tributación Autonómica de la Universitat de València que asesora al Consell en la reforma.

En concreto, al considerar insuficiente que se limite a las aportaciones de las rentas bajas y medias, la coalición apuesta por aumentar los tipos del IRPF en los tramos más elevados para 2023, además de considerar el que va de 50.000 a 60.000 euros como renta media-alta y no bajar a este el IRPF.

A su juicio, sería posible que el decreto que regulará la reforma incluyera esta medida planteada para 2023, que no podría ser retroactiva legalmente y aplicarse este año porque sí aumenta los impuestos a las rentas altas.

También está a favor de medidas como aumentar el mínimo personal y familiar un 10% para todos los contribuyentes del IRPF, establecer un nuevo tramo entre 150.000 y 200.000 euros con una subida de los tipos medios que pagan e incrementar los límites de base liquidable en las deducciones autonómicas y establecer.

No a las deducciones en hipotecas y sí al impuesto de bebidas azucaradas

Paralelamente, Compromís se muestra en contra de la medida anunciada por Puig de establecer una deducción fiscal de cien euros en las hipotecas para rentas de hasta 30.000 euros, al considerar que se puede convertir en un "café para todos" y que sería más efectivo repartir ayudas o transferencias.

Insiste además en su propuesta de crear un impuesto para las bebidas azucaradas, ya que recuerda que "seguir la hoja de ruta 'botánica' pasa necesariamente por cumplir los acuerdos establecidos", y llama a seguir reforzando y modernizando el sistema tributario valenciano para conseguir los ingresos que faltan en la Comunitat.

Sobre este posicionamiento, el diputado de Compromís Carles Esteve ha declarado que es necesario que las rentas altas "paguen un poco más y hagan un pequeño esfuerzo para que la gente más humilde pueda tener garantizados los servicios", ya que "entra dentro de la lógica y muchos ricos están diciendo públicamente que quieren aportar más".

"Podemos ir un poco más allá" de la reforma de Puig, ha augurado en declaraciones a los medios antes de la comisión de Hacienda, y ha remarcado que la negociación de estas medidas "todavía está empezando a nivel de Consell".

El PSPV descarta "desviar el foco de atención"

Entre los socios del Botànic, el portavoz de Hacienda del PSPV, José Muñoz, ha insistido en que la reforma de Puig es "muy positiva" para la mayoría de los valencianos y es "complementaria" a las medidas anunciadas días después por el Gobierno.

"Evidentemente, las cosas pueden matizarse a nivel interno dentro del Consell, pero no hay que desviar el foco de atención sobre lo que es realmente importante", ha remarcado, para defender que "lo importante es ser riguroso en la política fiscal".

De UP, Ferran Martínez se ha mostrado de acuerdo con "cualquier propuesta que trate de mejorar la progresividad sin perder recaudación", ha asegurado que las tres fuerzas del gobierno van en esa línea y ha confiado en que la negociación fructificará en "la forma más adecuada de hacerlo" y lo antes posible, ya que hay "dialogo permanente" en el seno del tripartito.

El PP advierte que la reforma es "invisible"

Por parte de la oposición, el diputado del PP Rubén Ibáñez ha criticado que los socios del Botànic "todavía están discutiendo porque no saben cómo aplicar los anuncios de Puig", al que ha vuelto a reprochar su "'ximoanuncio'" de una reforma "invisible" porque no está ni concretada ni negociada.

Ha lamentado así que "los valencianos seguirán hasta diciembre como mínimo con los tipos del IRPF más altos de toda España" y ha acusado al líder del PSPV de optar por los anuncios y la "verborrea" en lugar de propuestas eficaces.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme