GRUPO PLAZA

el 45% de los encuestados no es capaz de citar tres preocupaciones autonómicas

Con pocos problemas y con orgullo de valencianía: así está la Comunitat según el barómetro de Puig 

Foto: EDUARDO MANZANA
30/03/2023 - 

VALÈNCIA (X.A./EP). El último barómetro encargado por Presidencia de la Generalitat refleja una sociedad valenciana con algunas preocupaciones generales pero no con una lista demasiado extensa de problemas concretos. Los encuestados sí señalan el empleo, la sanidad o la subida de precios como las principales cuestiones que les generan intranquilidad, aunque existe una bolsa importante de entrevistados (un 45%) que ni siquiera es capaz de señalar más de dos problemas importantes en la Comunitat Valenciana.

Esta es una de las conclusiones que arroja el citado barómetro a partir de 5.010 entrevistas personales en domicilios realizadas entre octubre y diciembre de 2022. Una encuesta con un margen de error de +-1,4% en la muestra autonómica ejecutada por la empresa Sigma Dos con un coste de 102.898 euros.

El estudio, presentado este miércoles por la directora general de Análisis y Políticas Públicas de Presidencia de la Generalitat, Ana Berenguer, refleja que el empleo es el principal problema para los valencianos en el conjunto de la Comunitat (36,6%), seguido muy de cerca por la sanidad (36,2%) y el ascenso de los precios (19,8%), habiéndose duplicado este valor respecto al barómetro de 2021, realizado con anterioridad a la guerra en Ucrania. De la misma manera, estas son las mismas preocupaciones que los valencianos señalan en el ámbito personal aunque con distinto orden: sanidad (29,4%), empleo (28,9%) y encarecimiento de la vida (25,1%).

Una de las circunstancias más curiosas del estudio es la dificultad que evidencian los entrevistados para citar más de dos problemas, especialmente cuando se les pregunta de forma general por la Comunitat. Así, 2.225 encuestados del total (casi un 45%) no fueron capaces de mencionar un tercer problema durante la encuesta, mientras que esta situación sólo se dio en un 24% en el barómetro de 2021. Unas cifras que, a juicio de Berenguer, evidencian que los ciudadanos no señalan "grandes problemas" ni diferenciados del contexto estatal e internacional, lo que considera un indicativo de que la Comunitat "se ha recuperado más y mejor" de la pandemia y de las consecuencias de la guerra de Ucrania.


En la otra orilla, hay problemas que para los valencianos han dejado de ser relevantes y otros que, pese al empeño de los partidos políticos y una parte de la sociedad civil, nunca lo serán. En el primer grupo se encuentra la corrupción, cuyo protagonismo viene cayendo progresivamente desde 2015. Así, si en 2015 figuraba como una preocupación prioritaria para el 58,2% de los valencianos; la cifra se ha ido desinflando de forma sucesiva: 25,3% (barómetro de 2017), 15,9% (2019), 8,8% (2021) y, finalmente, 2,9% en este último estudio presentado. Por otro lado, en el segundo grupo se encuentra la financiación autonómica, que en 2021 preocupaba tan solo a un 1,2% de los valencianos encuestados y que en esta ocasión es incluso más bajo, dado que sólo un 1% lo menciona como problema.

Además, llama la atención, pese a las medidas adoptadas por el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, para aliviar la presión fiscal, que los "impuestos elevados" aparezca mencionado como uno de los tres principales problemas personales por un 6,7% de los encuestados.

Más orgullo por ser valencianos

A nivel identitario, interrogados por su orgullo de ser valencianos, el 89% dice estar "muy o bastante orgulloso", porcentaje que va más allá entre los afines al PSOE, Compromís, UP y PP y entre los habitantes de la ciudad de Alicante, según el barómetro. Los simpatizantes de Vox y Ciudadanos se sitúan por debajo de la media en este apartado.

Comparando estos datos con los de 2021, el porcentaje de los que se sienten tan valencianos como españoles ha pasado del 53,1% al 63,1%, mientras los que se ven más valencianos han bajado del 11,5% al 8,1% y los que se reafirman como más españoles del 30,3% al 21,2%.

La directora general de Análisis y Políticas Públicas de Presidencia, Ana Berenguer. Foto: GVA

Tanto en Alicante como en Castellón ha crecido en un año el porcentaje de los que se sienten tan valencianos como españoles: del 44,6% al 62,1% y del 48,5% al 65,1%, respectivamente, mientras en Valencia ha ascendido del 60,3% al 63,4%. Este grado es más bajo en el sur de Alicante (52,3%) y más alto en el interior de esta provincia (73,6%).

Por otro lado, en clave estatal, cuestionados por la organización territorial de España, el 55,8% se muestra a favor de un estado con comunidades autónomas como el actual y el 24,6% por uno sin autonomías o con menos que en la actualidad. En el barómetro del año pasado, estos porcentajes eran del 44,9% y 29,2%, respectivamente.

El 54% dice conocer la gigafactoría de Volkswagen

Otro resultado que llama la atención se refiere a la notoriedad de los proyectos para el desarrollo económico y social en la Comunitat Valenciana. El 53,9% de los participantes, preguntados por ello, asegura conocer la futura gigafactoría de Volkswagen en Sagunto, con notoriedad (lo conoce y le otorga mucha o bastante importancia) para el 40,5%. Aquí el principal handicap se encuentra entre los más jóvenes (18-24 años), que manifiestan tener un conocimiento muy inferior del proyecto a la media.

El 39,2% dice tener constancia de la recuperación de la Ciudad de la Luz de Alicante, el 26,1% de las inversiones en sanidad, el 25,1% del Plan Reactiva contra la inflación, el 23% del Plan Vega Renhace tras la DANA de 2019 y el 20,2% de la transformación energética de la industria de Castellón.

Cuestionados por su grado de acuerdo con aumentar la inversión en energías renovables, el 75% se muestra muy de acuerdo. Cruzando este dato con el partido político al que se sienten más cercano, este porcentaje sube al 86,1% para los afines a Compromís, al 81% a UP, al 78,6% al PSOE, al 70,6% al PP, al 69,7% a CS y al 57,3% a Vox. Por ciudades, destaca el 84,6% de apoyo en Alicante frente al 67% en València.

Respecto al grado de acuerdo con incrementar el uso de agua de depuradoras y la desalinización, el 65,4% asegura estar muy de acuerdo, porcentaje que superan los afines a Compromís y PSOE y que para la Generalitat es "abrumador". En la ciudad de Alicante sube al 80,1% y en València baja ligeramente al 63,6%.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme