GRUPO PLAZA

EL INVERSOR ESTÁ DESNUDO / OPINIÓN

Consecuencias de una guerra

2/03/2022 - 

VALÈNCIA. Dice Paul Válery que "la guerra es una masacre entre gente que no se conocen para provecho de gente que sí se conocen y que no se masacran". Estoy de acuerdo. La guerra solo beneficia a unos pocos, y no son los que están en el campo de batalla. La gente normal siempre sale perdiendo de una guerra. Los ucranianos, por supuesto, pero también nosotros.

Salimos perdiendo de muchas formas, aunque en términos de mercado la cosa no esté tan clara. La semana pasada la guerra con Ucrania vivía su primer día, los índices europeos caían con fuerza, y se dejaban más de un 3%, los  rusos avanzaban con los tanques bajo el fuego de los misiles, los europeos estaban aterrorizados y la sombra de una tercera guerra mundial acechaba en el horizonte. Tras un comienzo de año desastroso se esperaban grandes caídas también en los índices americanos y la claudicación del mercado. Pero pasó todo lo contrario. El mercado subió de forma espectacular con el Nasdaq marcando más de un 3%.  ¿Por qué? ¿Va a ser buena la guerra para la inversión en bolsa?

A los seres humanos nos gustaría que las cosas malas tuvieran malas consecuencias y las buenas consecuencias buenas. Nos gustaría que una guerra fuera algo abominable en todos los campos, y que la paz trajera alegría y bienestar para todos. En realidad es así en términos generales, pero no siempre. Las cosas, mal que nos pese, tienen muchas lecturas. La realidad es multicausal y multiconsecuente y, por lo tanto, es imposible reducirla a una simple ley de causa-efecto.

En la realidad de la vida no existe el 'esto produce esto' sino más bien el 'efecto mariposa'. Un hecho produce millones de consecuencias a muchos niveles muy difíciles de interpretar e incluso de conectar. Por eso la historia es tan complicada de analizar. ¿Qué hizo que este rey subiera al trono? La respuesta se puede dar desde multitud de ángulos, pero la verdadera amalgama de causas es -para la mente humana- muy difícil de aprehender. ¿Qué ha provocado la guerra de Ucrania? Hay muchas respuestas, pero la realidad es que no lo sabemos con certeza, como decía Descartes "de forma clara y distinta".

Y sí, a nadie en su sano juicio el gusta que la guerra vaya a ser buena para la inversión, sobre todo la inversión en tecnología y todas esas tendencias que más habían subido en 2021 y más estaban recortando en 2022, pero parece que así es. ¿Por qué sucede esto? En una primera lectura la respuesta es fácil. Los bancos centrales frente a la situación provocada por la guerra van a retrasar el endurecimiento de sus políticas monetarias. La primera consecuencia es más dinero barato y por lo tanto altísimas valoraciones para el crecimiento.


El Banco Central Europeo (BCE) ya lo ha comunicado y se descuenta que la Reserva Federal (FED) de Estados Unidos haga lo mismo. Las empresas que han caído entre un 30% y un 50% este año pueden respirar tranquilas un tiempo y el Nasdaq encontrar un suelo a su caída. Las fuertes subidas de la tecnología la semana pasada son fruto de esta realidad y pienso que -aunque veremos mucha volatilidad en el mercado al calor de las noticias de la guerra- esta tónica se va a consolidar y la tecnológicas encontrarán el camino de la recuperación en los próximos meses.

Esto mismo nos dice la historia con el mercado en general, pues -tras los miedos y las volatilidades generadas por las invasiones- las guerras suelen ser buenas para los mercados como así lo demuestran los gráficos de la imagen superior, y suelen ser buenas también para la economía aunque no nos guste saberlo ni reconocerlo.

Volatilidad

Pero todo esto no significa que estos movimientos buenos para la economía o las bolsas lo sean para la economía de las personas. Esta semana hemos conocido que el IPC en España ha escalado al 7,4%, el nivel mas alto en 33 años. Una muy mala noticia, sobre todo cuando las miradas no están centradas en solucionar este problema.

La subida de precios no será la única mala consecuencia de la guerra pero si de inversión se trata estemos tranquilos porque veremos volatilidad y escucharemos muchas cosas, pero la historia y los movimientos de los bancos centrales nos dicen que tras las incertidumbres iniciales veremos consolidar el color verde en los mercados.

Lorenzo Serratosa es cofundador de la EAF valenciana Kau Markets y presidente de Substrate AI

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme