Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

EL INVERSOR ESTÁ DESNUDO / OPINIÓN

¿Copula usted con el herrero?

6/05/2020 - 

VALÈNCIA. En este confinamiento he tenido la suerte de descubrir 'El antropólogo inocente', de Nigel Barley. Se trata de sus peripecias reales como antropólogo en una tribu africana, pero contada con el mejor humor inglés. Si les gusta leer con la sonrisa en la boca de principio a fin (como en Wilt), ésta les encantará. Nuestro protagonista nos cuenta cómo, casi por casualidad, acabó decidiendo que la tribu de los dowayo (en Camerún) iba a ser su objeto de estudio. Después de mil aventuras para abrirse paso a través de una jungla burocrática, finalmente consigue llegar allí.

Durante las primeras semanas, Nigel tiene verdaderas (y cómicas) dificultades con su lengua por estar basada en inflexiones tonales, en concreto cuatro. Distinguir la más grave de la más aguda era sencillo, pero entre esas dos cualquier cosa podía pasar. En concreto, el problema era que algunos tonos que para sus oídos sonaban muy parecidos en realidad significaban cosas totalmente distintas, a veces bastante obscenas.

"¿Está el cielo despejado para ti?" es el saludo habitual, que necesita de una inflexión interrogativa demasiado cerca de la que se usa para decir vagina, de forma que todos los saludos eran siempre una lotería para Nigel. Otro tanto le ocurría con las comidas: "Discúlpenme, tengo que cocinar un poco de carne" acababa siendo "Discúlpenme, tengo que ir a copular con el herrero". En fin, el desastre estaba siempre cerca, aunque gracias a Dios contaba con un intérprete para ayudarle.

Los bancos y su evolución

Y ¿qué tiene que ver esto con su dinero? Puede que bastante. Hay un mantra que todo neófito en mercados tiene grabado a fuego, al que llamaremos Mantra 1: "Cuando está bajo, hay que comprar". Como le ocurría a nuestro amigo Nigel, este mantra es equivocado, pero se parece lo suficiente a la verdad como para confundirse totalmente.

Vamos poner un contraejemplo muy actual: los bancos. Esto es lo que ha hecho el sector (en azul) comparado con el Eurostoxx (en rojo) ante la crisis del coronavirus:

¿Está "bajo"? Sí, no se ha librado del desplome. De hecho, es uno de los sectores que más ha caído. ¿Hay que comprarlo? De acuerdo al Mantra 1 habría que comprarlo, sin duda. Nosotros creemos que no, al menos en el corto plazo, y lo hemos comunicado tanto como hemos podido.

Esto es lo que ha hecho después:

Como vemos no es que Europa (en rojo) haya tenido un rebote fulgurante, pero queda claro que los bancos se han vuelto a quedar atrás.

Hemos de absorber la idea que la renta variable no es una clase de activo homogénea, sino muy variada, y que algo puede estar 'alto' o 'bajo' sin relación alguna con su atractivo como inversión. De hecho, el Mantra 1 deberíamos sustituirlo por el Mantra 2 "Cuando algo es valioso, hay que comprarlo". Suena similar, pero es totalmente diferente.

Ejemplos

Es cierto que, cuando hay caídas monumentales como la que hemos visto, algunos sectores atractivos además se vuelven baratos, y por tanto son más valiosos aún y hay que comprarlos (Mantra 2).

Algunos ejemplos (en rojo) comparados con los bancos (en azul):

TECNOLOGÍA

SALUD

CONSUMO BÁSICO

<<<

Para afirmar aún más la idea de que 'bajo' y 'barato' no tienen por qué ir de la mano, recuerden que en la violenta caída inicial los peores sectores fueron los que más cayeron (los que quedaron más "bajos"), y sin embargo los mejores sectores no sólo cayeron menos, también han recogido mejor el rebote actual.

Un inversor que siguiera el Mantra 1 (comprar lo que más cae) hubiera quedado atrapado en bancos y petroleras, mientras que un inversor que hubiera usado el Mantra 2 (comprar lo más valioso) hubiera dejado que le impulsara la renta fija o la tecnología.

Alejandro Martínez

Es obvio que los mantras y las máximas (por mucho que se repitan) no son sustitutos para el conocimiento y la experiencia, pero algunos ayudan a los principiantes a no cometer errores de bulto: cortar pérdidas, dejar correr ganancias, comprar por debajo del valor real...

El problema está en que cuando no se tiene mucha experiencia, es fácil seguir directrices equivocadas (y sobre todo incompletas) que suenan parecidas a las correctas. Por eso, igual que Nigel necesitaba a su intérprete para evitar meter la pata, un inversor debería contar un asesor experto (no vaya a copular con el herrero).

Alejandro Martínez es socio director de inversiones y cofundador de EFE & ENE Multifamily Office

Aviso legal:

En ningún caso la presente publicación supone una recomendación personalizada o informe de inversión. Es un artículo meramente informativo. Bajo ninguna circunstancia podrá entenderse que el presente documento constituye una oferta de compra, venta, suscripción o negociación de valores u otros instrumentos. Su autor por tanto no responde  bajo ninguna circunstancia por la utilización o seguimiento del mismo.


Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email