Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

del 24 de septiembre al 4 de octubre

Crecer en tiempos víricos: Russafa Escènica presenta su décima edición como un "salto al vacío"

El festival aumenta considerablemente su presupuesto y apuesta por la ventana online para compensar la pérdida de aforo

22/09/2020 - 

VALÈNCIA. ¿Qué mejor opción que saltar al vacío en un año como 2020? Ante el pesimismo de la situación y la paralización generalizada (infundida principalmente por el miedo a qué pueda pasar, Russafa Escènica hace un all-in es la edición que empezará este jueves y se desarrollará hasta el día 4 de octubre.

A pesar de que las medidas sanitarias les obligan a pasar de ofrecer 15.000 entradas el año pasado a tan solo 3.000 en estas, el festival no ha querido renunciar a (casi) nada. Se mantiene intactas todas las propuestas del programa Out desde el año pasado y tan solo los Viveros pasan de 10 a 5, aunque doblando los cachés a las compañías para que estas no dependan de taquilla. Si 2020 le pone la situación fea a las compañías, Russafa Escènica redobla su apoyo.

Además, para llegar al máximo público posible, el festival grabará, editará y subirá todas las obras a una plataforma online para que nadie se pueda quedar sin verlo. Los vídeos se podrán alquilar durante 24 horas con precios que oscilan desde 1,99 a 10,99 euros, dependiendo de la obra y con contenido gratuito. "Grabar, editar y subtitular para que sea accesible para todo el mundo ha sido un esfuerzo y un pastizal", afirmó en la rueda de prensa en director artístico del festival, Jerónimo Cornelles. El 70% del dinero recaudado estará destinado directamente a las compañías para que les suponga un ingreso más.

Foto: KIKE TABERNER

Como ya contó este diario en la presentación de la programación Out hace unos meses, Russafa Escènica, en su décima edición, se reivindica como el festival de artes escénicas de otoño de València. De hecho, con la desaparición de Tercera Setmana, es difícil que haya cualquier otra propuesta que sume los apoyos, el presupuesto y el talento que ha conseguido este festival. Así, prácticamente todas las salas pequeñas y medianas de la ciudad participan en este certamen, además de otros teatros públicos como La Mutant, La Rambleta, el Rialto o el TEM.

Como ya va siendo habitual, la rueda de prensa de Russafa Escènica se convierte en una buena ocasión para plantearse cuestiones sobre la financiación de los festivales y las artes escénicas. Mantener la apuesta programática le ha supuesto al festival tener un presupuesto de unos 220.000 euros, casi 70.000 más que el año pasado a pesar de la esperada caída de ingresos por taquilla: "Este año dependemos plenamente del apoyo de las instituciones y empresas en vez del propio público. Es un salto al vacío", decía Cornelles.

En este sentido, criticó la ineficiencia de la burocracia pública (un 40% del presupuesto depende de que se les concedan ayudas que ni siquiera están aún resueltas) y Cornelles avisó de que "si todos los años se llega agotados al festival", este, por todas las circunstancias que lo rodean, "llegan aún más agotados", a la vez que agradeció los diferentes cargos públicos su colaboración.

La programación de Russafa Escènica 2020

Los cinco Viveros, espectáculos de corta duración y aforo reducido, permanecen en espacios no convencionales del barrio de Russafa. Las propuestas programadas son: (Des)conocerse, de Paula Mellado Cárcel en Coworkshop Spain; El Pathetic Show de Miguel Ángel Sweeney en Café Artysana; Por qué apareciste, obra de Luis Chover, en Freezia; Els tardígrads, de Al Anochecer Producciones en el Centro Caterina y Qué sabe nadie, de La Peydro en Floristería Sueca, 33.

Los Bosques se han trasladado a espacios culturales de la ciudad. Así, el Espacio Inestable acoge la propuesta de circo 10582, de la compañía Arritmados; la capilla del Monasterio de San Miguel de los Reyes, Réquiem, espectáculo de danza de Silvia Batet; la Sala OFF, teatro textual de Perros Daneses y Pega, mientras que en el Teatro Círculo se podrá ver la propuesta de teatro textual y artes vivas Wof, Wof, Wof de Melena Androide y en La Rambleta La Sala de los Trofeos, de Eva Zapico en el género de teatro físico.

A estos Bosques se suman cuatro más como Ganeko Crew, de la Olatz Gorrotxategi en la Sala OFF; Back 2 classics, Planeta Trampolí en el claustro de La Nau de la Universitat de València, y Se respira en el jardín como en un bosque, de El Conde de Torrefiel, gracias al Escalante en La Mutant. Asimismo, habrá un bosque doble con los espectáculos How to be a sexy heroine de María Tamarit y Cruising de Alejandría Cinque en El Musical y, la pieza Catalina, de Iniciativa Sexual Femenina en La Mutant.

El Invernadero, proyecto colaborativo y taller escénico dirigido a alumnos de artes escénicas se instala en la Sala 7 del Teatro Rialto. Adrián Novella se hace con las riendas del proyecto bajo el título Los de Arriba. Jardín Escénico contará con una única propuesta, producción propia de Russafa Escènica 2020 en el Centre del Carme en colaboración del Consorci de Museos. La obra, 1Km2 está dirigida por Cornelles y escrita por él y Maribel Bayona.

En esta edición continua el Parterre, gracias a la colaboración de la Fundación Bancaja, con un taller inclusivo de danza y movimiento dirigido por la bailarina Gema Gisbert. Esta propuesta contará con una muestra final abierta al público el 3 de diciembre, coincidiendo con el Día Internacional de las Personas con Discapacidad.

Completa la programación Out el Semillero Escénico respaldado por la Fundación SGAE, con dos lecturas dramatizadas creadas por dramaturgos/as de la Comunitat: Inquilins, de Paula Llorens y La armonía de las esferas, de Marcos Gisbert.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email